IMÁGENES, ALEGORÍAS Y METÁFORAS (Narrativa poética de Extremadura…)

Sin duda, Eugenio Hermoso es una de las personalidades más significativas del arte español de la primera mitad del siglo XX. Su obra es pura imagen, alegoría, metáfora, que en esencia se constituye en la mejor narrativa poética de Extremadura. Sus personajes no son seres humanos de tiempos pasados, sino almas que miran y se dirigen hacia sí y buscan en sus adentros, en un mundo a veces sobrenatural, a veces fantástico

En Lavanderas Hermoso adopta un sistema narrativo singular, dispone un conjunto de figuras en primer plano como si de un friso se tratara y señala el centro de la imagen con un motivo principal: el momento que aprovecha la mujer de perfil, que acaba de incorporarse, para hacer un comentario a las otras dos, de frente, erguidas en ese instante, para componer el pintor con las tres mujeres el asunto central de la escena. “Mañana es el día de la Virgen, de Nuestra Patrona la Virgen de los Remedios” se dicen entre ellas, mientras tuercen la ropa y cantan a la Virgen. A uno y otro lado, en segundo o tercer plano, el pintor representa distintas secuencias de la historia narrada. No lejos se presiente la ermita. La mayor parte de las jóvenes están de frente o de perfil, por lo que el juego de la ordenación geométrica se acentúa y disminuye la necesidad de más espacio. Algunas figuras están de espaldas, las menos, pero dan entidad y autonomía a la composición que no depende del espectador, aunque otras miran hacia nosotros de manera explícita en una relación mutua de empatía, intimidad, y serena complicidad. En primer plano la mujer arrodillada, tendida con la mano en el agua, constituye un claro ejemplo del virtuosismo del artista, muy notable además en cuadros suyos como en La Romería donde una niña que nos mira escapa de los brazos de su madre echada en el suelo.

En Lavanderas Eugenio Hermoso ha aplicado una luz uniforme a toda la escena, lo que da unidad al conjunto y solidez a cada una de las figuras. Y sin embargo, el modelado lumínico alcanza mucha más importancia en cada figura en sí que en la relación de estas con el espacio que ocupan, porque arrojan poca sombra o ninguna.

Lavanderas lleva la “firma” del artista, el reconocimiento inmediato como obra suya. Se presiente la primera pincelada que marca el inicio del acto creativo, cuando se concentra toda la energía del pintor. Incluso en la terminología sus afinidades con la música reclaman nuestra atención. La línea melódica empieza desde un primer momento, es la nota, el acorde inicial, la pincelada primera que no es una elección técnica, sino una necesidad interior. Poco a poco toma cuerpo la composición, el argumento, la narración…

Poco a poco La Juma, la Rifa y sus amigas, el medio principal de Hermoso es la forma, el color, el juego de las palabras que actúa como un sonido interno, como una música interior. Las risas de las niñas que juegan un papel simbólico. Sólo se oye un murmullo, una oración, un rezo: “Mañana es el día de la Virgen, de Nuestra Patrona Santa María de los Remedios”. Cuando el frío, el hambre, la pobreza y la necesidad apremian las personas se ven zarandeadas en sus vidas que amenazan con desplomarse. Entonces la vista se aparta del exterior y dirigen las miradas hacia sí mismas. La literatura, la música, la poesía, la pintura, el arte han sido siempre sensibles a un giro espiritual, no por irreal menos necesario. La sombría imagen de aquel presente se refleja en La Juma en la intuición de grandes cambios que den vía libre a los afanes y a la búsqueda de otros valores. En sus manos, en las del pintor, el juego de las palabras, la forma, el color, las risas de las niñas, algo tan aparentemente neutro como lleno de grandes resonancias. Unos ojos, esos ojos de las niñas, de las mujeres de Eugenio Hermoso… Su oscuridad puede volverlos sombríos, pero con el sentimiento acertado crean una atmósfera de ilusión y de esperanza… De otros tiempos mejores que habrían de llegar…

Perpetuamente verdes, los árboles de La Juma podrían convertirse en el único tema de la obra. Dos álamos y un olmo que ocupan la parte superior del lienzo. Con inquietas pinceladas se elevan hacia el cielo como lenguas llameantes sin que el margen del cuadro siquiera pueda detener su impetuoso crecimiento. Sus copas sobrepasan el límite de la tela. Naturaleza plena, desarrollo y crecimiento, esa inquietud, qué indomable energía.

En ascenso una diagonal parece que avanza por el campo entre los árboles y llega a las colinas de la sierra de San Cristóbal, desde allí sigue hasta las nubes cuyas formas convulsas apenas esbozadas dominarán desde el atardecer y en la noche estrellada todo el firmamento.

Impregnado de calma, se anuncia sin embargo en él en múltiples detalles el movimiento que se avecina, incluido el del pincel del artista. Impregnado de calma, no lejos se presiente la ermita.

Poco a poco, la composición, el argumento, la narración. Santa Eulalia se alza con los pies clavados en la tierra. Erguido el tronco, su cabeza se vuelve al cielo escuchando la música que baja por un rompiente de gloria con ángeles al fondo. Santa Eulalia tiene una inusitada belleza terrenal y celeste. Los pies en el suelo, aunque embebida y absorta en la música que desciende de las altas esferas. Ni terrena del todo, ni del todo paradisíaca. Entre la tierra y el cielo.

Eugenio Hermoso, en fin, es un pintor intuitivo, en el sentido teológico de la palabra instinto, que tiene intuición creativa. Su imaginación creadora camina y se apoya en multitud de intuiciones y así modela con sus manos todo un cosmos que constituye un mundo propio.

Por la envergadura de su trabajo y la muchedumbre de sus figuras, con sus leyes de gravitación, tendido un manto de estrellas que cubre sus criaturas. Por la fuerza, por la variedad y la riqueza de sus tipos y de sus personajes, por la eslora de su obra, es un narrador de paisajes, de vidas y leyendas.

http://perso.wanadoo.es/eugeniohermoso/

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
Hoy.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.