Blogs

Israel J. Espino

Extremadura Secreta

Tentudía: cuando el sol se detuvo

 

Hay vírgenes que hacen que el sol baile, como la de Fátima, o otras que detienen su curso, como la  Tentudía, y no sabemos por qué extraño motivo cuando suceden estos milagros tan espectaculares siempre hay portugueses de por medio, como el maestre de la orden de Santiago Pelayo Pérez de Correa,  arquetipo de monje guerrero de la reconquista y más conocido como Pelay Correa, que iba dejando a su paso  un reguero de sucesos paranormales.

Monasterio de Tentudía (Extremadura Secreta)

Monasterio de Tentudía (Extremadura Secreta)

Rodeado de hazañas milagreras, “el Cid de la Baja Extremadura”, como lo definen algunos, dejó por estas tierras la impronta de sus realidades y de sus leyendas. Cuentan que fue una atardecida del mes de septiembre de 1247 cuando  el ejercito cristiano se encontró en estas hermosas sierras con una patrulla sarracena a la que se enfrentan. La tarde comienza a caer y les falta tiempo para la victoria. Cuentan que el maestre, al ver el sol ocultarse por entre las montañas, elevó los ojos al cielo e invocó a la Virgen, cuya fiesta se celebraba:

– ¡Santa María, detén tú día!

La batalla de Tudía acabaría convirtiéndose en el milagro de Tentudía, y dando nombre a la sierra, al convento y a la virgen, porque aseguran las crónicas que el disco solar se mantuvo enhiesto sobre la raya del horizonte hasta que las tropas cristianas consumaron su victoria.

... y el sol se detuvo en el horizonte para que los cristianos ganasen la batalla de Tentudía (Extremadura Secreta)

… y el sol se detuvo en el horizonte para que los cristianos ganasen la batalla de Tentudía (Extremadura Secreta)

En agradecimiento al milagro, Pelay Correa construyó allí una ermita y más tarde un pequeño convento. El monasterio, a día de hoy,  está declarado de Interés Histórico Nacional, y junto al altar, que preside la imagen de la Virgen de Tentudía, en un lugar destacado, una placa recuerda que allí descansa para siempre Pelay Pérez Correa, el autor de la famosa y legendaria frase, quien antes de morir tuvo el honor de encontrarse cara a cara con otra Virgen o , al menos, con un hada que él confundió con una Virgen…Pero parafraseando a  Michael Ende, esta es otra historia y deberá ser contada en otra ocasión.

El monasterio de Tentudía (Extremadura Secreta)

El monasterio de Tentudía (Extremadura Secreta)

Lo que sí es cierto es que en la actualidad Tentudía sigue conservando un marcado simbolismo solar. Y aún hoy, los ancianos saben que el monasterio marca el punto máximo del sol, y afirman:

-“Cuando el sol en Tentudía, las doce del mediodía”. 

Esto es un reloj de sol y lo demás son tonterías.

Una puerta abierta a nuestros mitos

Sobre el autor

Periodista especializada en antropología. Entre dioses y monstruos www.lavueltaalmundoen80mitos.com www.meridasecreta.com


agosto 2019
MTWTFSS
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031