Antruejos en Las Hurdes: el poder de lo ancestral | Extremadura Secreta - Blogs hoy.es

Blogs

Israel J. Espino

Extremadura Secreta

Antruejos en Las Hurdes: el poder de lo ancestral

Cambiar para que nada cambie. Ya lo decía Lampedusa en el Gatopardo y bien lo saben los antropólogos, porque hay ritos que se nos mueren entre las manos y otros que se salvan a fuerza de amoldarse o reconstruirse con la ayuda de la memoria de los pueblos, la memoria  de los ancianos que de verdad  se mueren arropados por el sol de invierno, sentados en la puerta de  sus casas de pizarra.

Las máscaras y los vestidos de los antruejos hurdanos son peculiares y únicos (Extremadura Secreta)

 

El antruejo, el carnaval hurdano, no es el carnaval ancestral de las Hurdes. No podría serlo. Las fiestas, los rituales, cambian para pervivir, y en este caso también los han hecho los antruejos hurdanos, una de esas tradiciones reinventadas con retazos rescatados gracias al tesón de una corrobla, la de Estampas Hurdanas, capitaneada con un empuje admirable por el historiador y etnógrafo Félix Barroso.

Recuperados, reinventados o reinterpretados, de lo que no hay duda es que todos los personajes que se pasean por estos antruejos han sido rescatados de las oscuras aguas  del olvido gracias al esfuerzo de unos pocos, que no solo han conseguido situarlos en el mapa de máscaras y rituales ibéricos, sino que han logrado para ellos el título de Fiesta de Interés Turístico Regional.

De pidiol a rey de los antruejos (Extremadura Secreta)

 

No es para menos. La riqueza antropológica, folclórica y mágica de esta comarca se aglutina cada año, desde 1991, en el Sábado Gordo de Antruejo, en una alquería distinta de Las Hurdes. Ya andan los hurdanos preparando sus pieles y sus máscaras, sus cencerros y sus entiznes, sus gaitas y tamboriles, sus castañuelas y sus panderos, sus horcas de palo y sus viejas guadañas para entregarse al desenfreno ritual de todo un mundo mitológico que corría el riesgo de desaparecer, todo un mundo, en palabras de Barroso, “de vestimentas y utillajes que nos sumergen entre la nebulosidad de tiempos ancestrales y que manifiestan el virtuoso etnocentrismo de un pueblo que ha sabido conservar el legado de sus antepasados”. 

Domitila la jurdana (Extremadura Secreta)

 

Pues eso. Acercarse a los antruejos hurdanos es vivir un carnaval diferente. Es  impagable mezclarse con el Arruverdi  mientras intenta  expulsar los males del invierno, llevar el burro del  Rey del Entruejo, que empieza siendo un pobre pidiol y termina reinando en los carnavales, recibir las bendiciones de sabio  Zajuril ,  descifrar qué se esconde tras la Jilandera, contemplar los rituales de fecundidad de loh Araórih del Rozu o de La Cricona, conocer al legendario Pericu el de Lah Júrdih Málah , huir del  Toru Bardinu  y de los Diabrílluh  y sus horcas,  del Cenizu y  del Entignaol, dejarte “fertilizar”  por El Tíu de la Paja, entrever el pasado mítico de la adivina Regorba, conocer de sus propios labios la historia de Manuel Presu y  Domitila la Jurdana, reconocer el significado cosmogónico de la Vaca Dulia y disfrutar , como no, con el  Morcillu o Don Pericu, un gigantesco pelele mitad macho cabrío y mitad hombre excelentemente dotado, figura emblemática del Carnaval Jurdanu.

El Güé de luh Araórih del Rozu (Extremadura Secreta)

 

Este año en Pinofranqueado, cabeza de concejo, han decidido las autoridades celebrar un carnaval “moderno” el 22 de febrero, el mismo Sábado Gordo (mira que hay días) en el que la corrobla “Estampas Hurdanas” se vuelca en realizar el carnaval tradicional unos kilómetros más allá, en la pequeña alquería de Pedro Muñoz.

La vaca Cachana o vaca Dulia (Extremadura Secreta)

 

 El carnaval  moderno puede convivir con los antruejos rescatados porque cada uno tiene su público, aunque para mí  es como comparar la sortija de oro de tu bisabuela con un anillo de hojalata del Ali -Express.

La sortija (si se tiene la precaución de cuidarla, protegerla y no perderla), pasará de mano en mano y de descendiente en descendiente, aunque haya que modificarla levemente en cada generación para sustituir un brillante o una perla que se ha caído.

Los antruejos son el tesoro folk que se guarda en el estuche de los valles hurdanos, custodiada por legendarios personajes de mitos olvidados.  Es cierto que una joya, sola en el estuche, destaca mucho más, pero también es cierto que al lado de la bisutería , sigue brillando.

Nos vemos en Las Hurdes. 

 

Leyendas y creencias de una tierra mágica

Sobre el autor

Periodista especializada en antropología. Entre dioses y monstruos www.lavueltaalmundoen80mitos.com www.meridasecreta.com


febrero 2020
MTWTFSS
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
242526272829