Hoy

img
Etiqueta: Albalá
Los fuegos mágicos de navidad: tueros, gamonas y jogarás
img
Israel J. Espino | 23-12-2016 | 19:53 |0

 

Ilustración: Borja González Hoyos

El fuego ha marcado siempre la relación del nombre con la magia. El solsticio de verano y el solsticio de invierno son los dos puntos críticos en el camino aparente del sol por el cielo, y desde el punto de vista del hombre primitivo, nada podía ser más apropiado que encender fuegos en la tierra en estos momentos, cuando el fuego y el calor de la gran luminaria empieza en los ciclos a menguar o crecer.

En la Extremadura moderna, el antiguo festival ígneo del solsticio de invierno ha sobrevivido en las vieja costumbres del tuero, las gamonas o las jogarás.

El tío Francisco Dominguez, “El de la Gaita” recordaba ante el etnólogo Félix Barroso como en la alquería hurdana de La Fragosa hacía una gran hoguera en la nochebuena: La jogará. La hoguera era para calentar a los antepasados. Se iba por la tarde a la sierra y se traían matas y cepas de brezo y plantas olorosas. Por cada difunto que hubiera en el último año entre los parientes había que traer un haz.  La hoguera era muy grande, que las llamas subían hasta el cielo, y allí, alrededor

Ver Post
Extremeniños: El sexo de los angelitos
img
Israel J. Espino | 09-07-2012 | 22:28 |0

Ilustración: Jimber

Habíamos dejado a las extremeñas que querían concebir bebiendo caldo de araña, entre otras exquisiteces preferranadrianas y damos por supuesto que, después de tentar a la suerte en las piedras caballeras y bañarse a la luz de la luna, han conseguido su propósito.

 Tenemos, pues, a la moza, preñada o a punto de preñarse, y ahora hay que pensar si tenemos preferencias en el sexo de la criatura. No problem. Si queremos concebir un hijo varón hay que procrear sólo en cuarto creciente y en cuarto menguante, y recostándose el hombre sobre el lado derecho. Niño al canto o marido herniado, no falla.

 Afirma Domínguez Moreno que en Gargantilla y Jarilla la embarazada tiene que comer la corteza de pan si lo que desea es traer al mundo un niño, y la miga si lo que quiere es niña..

En Garrovillas para tener un niño hay que comer mucho pepino... (Fotografía: Jimber)

 Más lógico es que en Alía, Santibáñez el Alto, Zorita, Abadía, Granja de Granadilla y Garrovillas la embarazada, ya

Ver Post
Extremadura: Moros en la Costa (Dulce)
img
Israel J. Espino | 20-04-2012 | 08:23 |0

Olustración : Borja González Hoyos

La procedencia de la mayor parte de los tesoros extremeños está atribuida a los moros, pero aunque en algunos casos estos moros son realmente los árabes que habitaron durante ocho siglos en España hasta la Reconquista, en muchas otras ocasiones se aplica la denominación de “moros” a personajes y pueblos indeterminados que habitaron estas tierras antes de la llegada del cristianismo.

De hecho, en muchos pueblos la palabra “moro” tiene otro significado, el de “antiguo morador”, seres que moraron en determinados lugares y de los que sólo se pueden dar noticias vagas y nebulosas, perdidas en la noche de los tiempos.

Según afirma Manuel Martín Sánchez, en la mitología extremeña los “Morus” son seres legendarios cuya misión principal es la de custodiar tesoros. Lo cierto es que los topónimos asociados con los moros abundan en la geografía extremeña, y muy frecuentemente se asocian a enclaves mágicos o relacionados con tesoros escondidos.

Y uno de los enclaves mágicos más reconocidos de Extremadura es sin duda Las Hurdes, donde como afirma

Ver Post
Sobre el autor Israel J. Espino
Mitos, creencias y leyendas de Extremadura http://extremadurasecreta.com/

Otros Blogs de Autor