Hoy

img
Etiqueta: Alconchel
Los fuegos mágicos de navidad: tueros, gamonas y jogarás
img
Israel J. Espino | 24-12-2016 | 08:46 |0

 

Ilustración: Borja González Hoyos

El fuego ha marcado siempre la relación del nombre con la magia. El solsticio de verano y el solsticio de invierno son los dos puntos críticos en el camino aparente del sol por el cielo, y desde el punto de vista del hombre primitivo, nada podía ser más apropiado que encender fuegos en la tierra en estos momentos, cuando el fuego y el calor de la gran luminaria empieza en los ciclos a menguar o crecer.

En la Extremadura moderna, el antiguo festival ígneo del solsticio de invierno ha sobrevivido en las vieja costumbres del tuero, las gamonas o las jogarás.

El tío Francisco Dominguez, “El de la Gaita” recordaba ante el etnólogo Félix Barroso como en la alquería hurdana de La Fragosa hacía una gran hoguera en la nochebuena: La jogará. La hoguera era para calentar a los antepasados. Se iba por la tarde a la sierra y se traían matas y cepas de brezo y plantas olorosas. Por cada difunto que hubiera en el último año entre los parientes había que traer un haz.  La hoguera era muy grande, que las llamas subían hasta el cielo, y allí,

Ver Post
De castillos, tesoros y fantasmas
img
Israel J. Espino | 11-05-2014 | 09:19 |0

Ilustración: Borja González

Hemos hablado de tesoros, hemos hablado de fantasmas y hemos hablado de castillos, pero hoy vamos a conocer a los fantasmas de los castillos que custodian tesoros. O al menos de algunos…

Ya os hablamos, en otra ocasión, de La torre de las Siete Ventanas de la Alcazaba de Badajoz,  que cumple todos los requisitos para entrar hoy a jugar con nosotros.  Al parecer, esta Torre alberga un tesoro de grandes cantidades de doblas y escudos. La existencia de este tesoro tiene inquietos a los moradores de la ciudad, quienes aguzando el ingenio intentan entrar en posesión de las riquezas, pero un fantasma con aterradoras vestimentas lo vigila con gran celo, dispuesto a liarse a dentelladas y rabotazos con todo el que intente hacerse rico a su costa. Otros afirman que el tesoro no está en la torre, sino a sus pies, enterrado a varios metros de profundidad y protegido por una maldición lanzada para dañar a quien logre encontrarlo.

Algo más al sur, en los alrededores de Almoharín, cercana  a la Sierra de San Cristóbal,  se encuentran los restos de un castillejo

Ver Post
La calavera el Conqui y los muertos castúos
img
Israel J. Espino | 29-10-2012 | 22:53 |0

 
Ilustración: Borja González Hoyos

 

 Ya podían los americanos darnos las gracias. No solo por extremeños, sino por celtas. Porque cuando ellos empezaron a agujerear calabazas y a comprar disfraces, aquí ya celebrábamos Halloween. Aunque entonces lo llamábamos “Samhain”.

 

Fiesta del final de la cosecha y día del año nuevo celta, que comenzaba con la “estación oscura”, duraba desde el 31 de Octubre hasta el 1 e incluso el 2 de Noviembre. Y encendíamos hogueras para alejar a los muertos.

 

El día 31 creíamos que los espíritus podían salir de los cementerios y apoderarse de los cuerpos de los vivos para resucitar. Para evitarlo, ensuciábamos las casas y las decorábamos con huesos, calaveras y murciélagos, para que los muertos pasaran de largo. Hoy, miles de años después, seguimos haciendo lo mismo, aunque pensamos que lo copiamos de América.

 

 

Samhain se transformó en All Hallows o “Noche de Todos los Santos”, popularmente conocida hoy día por Halloween. Cuando nos  cristianizaron consagramos estas fiestas a Todos los Santos, a casi todos los difuntos, a las ánimas del purgatorio y al toque de campanas, a las

Ver Post
Extremadura: Moros en la Costa (Dulce)
img
Israel J. Espino | 23-05-2012 | 15:02 |0

Olustración : Borja González Hoyos

La procedencia de la mayor parte de los tesoros extremeños está atribuida a los moros, pero aunque en algunos casos estos moros son realmente los árabes que habitaron durante ocho siglos en España hasta la Reconquista, en muchas otras ocasiones se aplica la denominación de “moros” a personajes y pueblos indeterminados que habitaron estas tierras antes de la llegada del cristianismo.

De hecho, en muchos pueblos la palabra “moro” tiene otro significado, el de “antiguo morador”, seres que moraron en determinados lugares y de los que sólo se pueden dar noticias vagas y nebulosas, perdidas en la noche de los tiempos.

Según afirma Manuel Martín Sánchez, en la mitología extremeña los “Morus” son seres legendarios cuya misión principal es la de custodiar tesoros. Lo cierto es que los topónimos asociados con los moros abundan en la geografía extremeña, y muy frecuentemente se asocian a enclaves mágicos o relacionados con tesoros escondidos.

Y uno de los enclaves mágicos más reconocidos de Extremadura es sin duda Las Hurdes, donde como

Ver Post
Sobre el autor Israel J. Espino
Mitos, creencias y leyendas de Extremadura http://extremadurasecreta.com/

Otros Blogs de Autor