Hoy

img
Etiqueta: Azuaga
Los fuegos mágicos de navidad: tueros, gamonas y jogarás
img
Israel J. Espino | 23-12-2016 | 19:53 |0

 

Ilustración: Borja González Hoyos

El fuego ha marcado siempre la relación del nombre con la magia. El solsticio de verano y el solsticio de invierno son los dos puntos críticos en el camino aparente del sol por el cielo, y desde el punto de vista del hombre primitivo, nada podía ser más apropiado que encender fuegos en la tierra en estos momentos, cuando el fuego y el calor de la gran luminaria empieza en los ciclos a menguar o crecer.

En la Extremadura moderna, el antiguo festival ígneo del solsticio de invierno ha sobrevivido en las vieja costumbres del tuero, las gamonas o las jogarás.

El tío Francisco Dominguez, “El de la Gaita” recordaba ante el etnólogo Félix Barroso como en la alquería hurdana de La Fragosa hacía una gran hoguera en la nochebuena: La jogará. La hoguera era para calentar a los antepasados. Se iba por la tarde a la sierra y se traían matas y cepas de brezo y plantas olorosas. Por cada difunto que hubiera en el último año entre los parientes había que traer un haz.  La hoguera era muy grande, que las llamas subían hasta el cielo, y allí, alrededor

Ver Post
Las Sociedades de Tesoros, un negocio arriesgado
img
Israel J. Espino | 06-04-2016 | 09:08 |0

Ilustración: Borja González Hoyos

Seguro que pocos de ustedes saben que, entre las sociedades en las que uno podía invertir en el siglo XIX en Extremadura se encontraban algunas Sociedades de Tesoros.

El funcionamiento era fácil: cada uno de los socios se comprometía en aportar aquello que pudiese: dinero para la intendencia, especies para la búsqueda, el mapa del tesoro o la mano de obra para estar cavando durante días e incluso meses. Y empezaba la aventura. Si encontraban el tesoro, se repartía y ganaban todos. Si no se hallaba nada (que solía ser lo más habitual, todo hay que decirlo) todos perdían.

Una de estas primeras sociedades tuvo su sede en Herrera del Duque allá por 1843. Rebuscando entre las ruinas del Castello Velho tropezaron los pastores con ciertos cacharros romanos que enseñaron en el pueblo, en el que rápidamente se creó una sociedad entre varios vecinos que estaban convencidos de encontrar fácilmente “un gran depósito de oro y pedrería”. No hallaron oro ni piedras preciosas, aunque sí restos arqueológicos a los que no dieron excesiva importancia.

Según

Ver Post
El castillo de Miramontes: fantasmas, ogros, tesoros y muertos famosos
img
Israel J. Espino | 08-01-2013 | 01:24 |0

 

Ilustración: Borja González

Ahora que los Reyes Magos acaban de visitarnos es un momento perfecto para recordar que uno de ellos, concretamente Baltasar, escondió un fabuloso tesoro en tierras extremeñas.

Puede que algunos de ustedes se sorprendan, pero seguro que no lo hacen los vecinos de Azuaga, porque el maravilloso tesoro está oculto muy cerca de ellos, en el cerro del castillo de Miramontes.

De hecho, el doctor Eloy Martos Nuñez,  que de estas cosas sabe un montón, afirma en su Mapa de cuentos y leyendas de Extremadura y Alentejo que, aun en estos tiempos, cuando había prospecciones alrededor del castillo, los lugareños se acercaban preguntando:

–  “¿Que hacéis? ¿Buscando el tesoro del Rey Baltasar?”

No es descaminado que el tesoro se atribuya al más moreno de los reyes magos, porque el origen de la fortaleza está relacionado con la tribu islámica de los Zuwaga, que desde el norte de África se diseminaron por buena parte de la geografía peninsular.

[caption id=”attachment_559″ align=”alignright” width=”300″ caption=”Las hijas de Trajano también están

Ver Post
El zahorí: varitas mágicas entre el agua y la tierra
img
Israel J. Espino | 05-04-2012 | 16:43 |0

Ilustración: Borja González Hoyos

Ahora que estamos  inmersos en plena Semana Santa no está de más recordar a las embarazadas  extremeñas que si su hijo nace el día del “Mandato” (Viernes Santo) mientras se  recita el sermón de Pasión, tendrá el futuro asegurado sin necesitar de  opositar, porque será zahorí y nacerá con el poder de descubrir lo que haya  bajo tierra.

El origen de los zahoríes en Extremadura se pierde en las raíces de nuestra historia, pero sí que se sabe que proliferan en Extremadura en la pobreza del siglo XIX. Son videntes con poderes para detectar tesoros con una varita de avellano cortada de un tallo virgen que  termina en forma de horquilla. La varita de los adivinos se confecciona con  madera de avellano silvestre. Para ello se corta una rama a la salida del sol  de cualquier día del mes de junio, preferiblemente en luna llena.

El pueblo extremeño deposita su fe en los zahories, pero más de uno, como afirma Publio Hurtado,  abusa de la confianza y termina sentándose en el banquillo de la Audiencia, acusado de estafador por alquilar a un

Ver Post
Sobre el autor Israel J. Espino
Mitos, creencias y leyendas de Extremadura http://extremadurasecreta.com/

Otros Blogs de Autor