Hoy

img
Etiqueta: Cantamora
Encantadas de San Juan: La Velasca
img
Israel J. Espino | 23-06-2017 | 11:09 |0

 

 

Borja Gonzalez ilustrador

Ilustración: Borja Gónzalez

Las aguas de la fuente de la Velasca, o de San Blasco (como se la llamó en tiempos remotos) fluyen a la vera de la cañada del Moro, a la búsqueda del arroyo del Buey, discurriendo por una vaguada cercana a la ermita que entonces llamaban de San Blas, y hoy de San Roque. Hay que salir por esta calle de Cabeza del Buey, cruzar la carretera y tomar un camino de tierra llamado “camino de la Velasca”. Unos metros antes de llegar a la depuradora, sale un pequeño sendero a la derecha que lleva directamente a la fuente encantada.

El lugar es solitario y algo mágico, especialmente cuando el sol comienza a descender y los oscuros nubarrones anuncian tormenta sobre la sierra del Pedregoso.

En esta fuente encantada, vive un mora maldita por su padre, mago iracundo, una mora cuya leyenda  el poeta Manuel José Quintana recoge en un romance de 1826, en el que cuenta como el pastor Silvio, pese a las advertencias que le hacen los más ancianos del lugar, permite que la noche lo sorprenda junto a la fuente. De repente, del pozo comienza a surgir una bruma, y de la

Ver Post
Sirenas de agua dulce
img
Israel J. Espino | 13-07-2012 | 03:03 |0

 

Ilustración: Borja González Hoyos

Si alguien piensa que Extremadura no tiene sirenas por no tener mar se equivoca. Extremadura es la región con más kilómetros de costa (dulce, eso si) de España, y nuestra mitología está repleta de preciosas mujeres con cola de pez que embrujan con su melodiosa voz y sus largos cabellos a los incautos que osan acercarse a sus territorios acuáticos.

 

Y no solo tenemos sirenas, sino que tenemos a la madre de todas las sirenas. Que digo a la madre… ¡a la abuela de todas ellas! Porque 2000 años a.C.  alguien  vio una en el Tajo. O la soñó. Y la dibujó. Y aún se conserva esa pintura rupestre en una covacha de las escarpadas rocas de lo que hoy es un Parque Natural. Es la Sirena de Monfragüe.  

 

Y fíjense si tendremos sirenas en Extremadura que hasta una comarca recibe el nombre de una de ellas, porque cuenta la leyenda que La Serena se llama así por una bella criatura mitológica que nadaba a sus anchas por estas tierras.

 

Villanueva de la Serena, según afirma la leyenda, recibe el nombre de una deformación de “Villanueva de la

Ver Post
Sobre el autor Israel J. Espino
Mitos, creencias y leyendas de Extremadura http://extremadurasecreta.com/

Otros Blogs de Autor