Hoy

img
Etiqueta: diablo
El diablo anda suelto en Las Hurdes
img
Israel J. Espino | 06-04-2017 | 20:33 |0

Ilustración: Borja González

 

Las Hurdes es una comarca mágica en las que los seres mitológicos, aún hoy, parecen  campar a sus anchas. Algunos, como el Macho Lanú, o las lamias, de los que ya hemos hablado en otra ocasión,  tienen una parte diabólica, aunque sea las patas o los cuernos, pero poca gente sabe que el mismo Diablo (o al menos su arquetipo)  sigue apareciéndose a los extremeños en los intricados valles de esta tierra legendaria.

No es nada nuevo. Ya en   1600 el carmelita Juan Nieremberg en su “Curiosa Philosophiae”, cuenta, refiriéndose a la comarca de las Hurdes,  que:

“Existe en este reino un áspero valle infestado de demonios, un lugar que los pastores creen habitado por salvajes, gente ni vista ni oída de lengua, de usos distintos a los nuestros, que andan desnudos y piensan ser solos en la Tierra. Algún testigo declaró haberles oído voces góticas y otras imposibles de entender.”

De hecho, en las crónicas carmelitanas se han conservado casos de ermitaños luchando con el demonio, y el cronista Padre José de Santa Teresa cuenta el ataque del

Ver Post
Exorcistas extremeños del Siglo de Oro
img
Israel J. Espino | 19-06-2016 | 16:12 |0

El diablo ha campado a sus anchas en Extremadura desde que empezamos a creer en él. Y aunque podía haberse metido en el cuerpo de cualquier aristócrata, noble u obispazo, le tuvo querencia al pueblo llano y, no pocas veces se introdujo en los pobres cuerpos enjutos y hambrientos de labriegos y pastores y de piadosas mujeres.

Los síntomas de posesión eran, como ahora, unas veces más claros que otros, aunque una vez poseído el cuerpo, según el “Compendium Maleficarum”, publicado en 1608,

“si el demonio se encuentra en la garganta, se siente tan oprimido que parece estrangulado. Si se encuentra en las partes más nobles del cuerpo, como el corazón o los pulmones, produce jadeos, palpitaciones y síncopes. Si está cerca del estómago, produce hipo y vómitos, de modo que no puede tomar alimentos o no puede retenerlos. Y también hace que una especie de bolita pase por el ano, con rugidos y otros ruidos discordantes, y produce gases y calambres en el abdomen. A veces se les distingue por ciertos vapores de azufre u otros gases de olor penetrante”.

Afortunadamente, donde está el diablo no falta un exorcista, y ya el insigne Pedro Ciruelo comenta en su obra “

Ver Post
Magia contra ladrones: cuando te roban hasta la camisa
img
Israel J. Espino | 17-11-2013 | 09:47 |0

 

 

Ilustración: Borja González Hoyos

En el siglo XVIII extremeño el dinero no crecía precisamente en los árboles. Las posesiones de los campesinos eran, más que escasas, rácanas, y hasta el ajuar estaba contado. No debe extrañarnos que el robo de una simple camisa o de una sábana supusiese un trauma para el personal.

 

Lo que sí puede extrañarnos son los personajes encargados de recuperarlos, hombres y mujeres con fama de brujos y hechiceras que con los métodos más variopintos desenmascaraban a los ladrones.

 

En Alcántara, por ejemplo los adivinos de robos usaban y abusaban de los cedazos. Francisco Pérez Pintor, un señor del pueblo,  cogía un cedazo sosteniéndolo con unas tijeras y decía:

“Por San Pedro y por San Pablo, sí tomo” – mientras nombraba a algunas personas de la localidad poco sospechosas del hurto. Pero cuando nombraba a las personas sospechosas pronunciaba en voz alta:     “Por San Pedro y por San Pablo, no tomo”. Entonces, y según cuentan los archivos de la Inquisición rescatados por el investigador Fermín Mayorga,  el cedazo daba una

Ver Post
Extremadura, Tierra de Brujas
img
Israel J. Espino | 23-07-2013 | 21:22 |0

 

Ganas tenía de este libro. El compendio de las brujas y brujos extremeños condenados por la Inquisición. Casi nada.

El primer repaso exhaustivo escrito sobre la materia y el  octavo de Fermín Mayorga, gran experto en la Inquisición extremeña y escritor incansable nacido en Cheles, y ahora colaborador habitual (y esperemos que cada vez más) del programa Cuarto Milenio.

La Asociación “Extremadura Secreta”, en su empeño por rescatar el pasado más oculto de nuestra tierra, tuvo la suerte de presentar el libro en Mérida, y el placer de que viniera a presentarlo el propio autor. Lo que encontrarnos en este trabajo de investigación es, como afirma el propio Mayorga “el seguimiento del bien y el mal dentro de lo mágico, lo misterioso, el cielo y el infierno, lo fascinante y lo insólito”.

Así, entre sus páginas conoceremos a increíbles personajes que, por difícil que resulte creer, existieron en nuestros pueblos, como Bartolomé y la hija del Demonio, al Santero de Campanario y sus éxtasis, a Sor María  del Cristo, la monja que tenía un pacto con el diablo, a la monja poseída de Zafra o a  la Sibila de Fregenal.

Ante nuestros ojos desfilaran

Ver Post
Los misterios de Garrovillas de Alconétar
img
Israel J. Espino | 04-07-2013 | 21:55 |0

 

 

Ilustración: Jimber

Duendes, diablos, brujas, monaguillos muertos, pasadizos secretos, sirenas malditas, princesas encantadas, tesoros ocultos y hasta supuestos caníbales jalonan sus piedras y sus campos.

 

De la Sirena de Garrovillas ya hablamos en otra ocasión, y también de sus brujas, que salen las noches del sábado por las chimeneas, montadas en escobas, para asistir a sus aquelarres.

 

Y es que adentrarse en la plaza medieval  de Garrovillas de Alconétar es comprar un pasaje al pasado.  Y pasear por sus calles y por sus campos es descubrir, en cada recodo, una leyenda, un mito y un pedazo de historia.

La plaza de Garrovillas de Alconétar (Jimber)

 

 

En la misma plaza, pétreo y bello, el palacio de los Condes de Alba de Liste aguarda al viajero, reconvertido hoy en Hospedería. Era el palacio morada de duendes, a decir de Moisés Marcos de Sande, aunque debieron huir con la reforma del edificio. Y de sus subterráneos, afirma el pueblo, surge un pasadizo que lo une al ruinoso y mágico

Ver Post
La Diabla anda suelta
img
Israel J. Espino | 17-08-2012 | 00:57 |0

 

Al diablo también le gusta Extremadura. Prueba de ello  son los topónimos que aún hoy salpican nuestra geografía, como el Puente del Diablo de Arroyomolinos de la Vera y la Cascada del Diablo en Villanueva de la Vera, el Canchal del Diablo en Montehermoso, o el Tranco del Diablo en Monroy.  

Aquí se encuentra como en casa. Tanto que El Diablo tiene casa propia en Campanario. Así que no debería sorprendernos que por estas tierras  no campe solo, porque en Extremadura somos infernalmente igualitarios. Por eso aquí también tenemos Diablas. Y varias.

 

“¡Eres más mala que una diabla y un gato negro!” es una frase que se repite en Valverde de Leganés, donde La Diabla es una tradición que se repetirá mañana y en la que el misterio, la oscuridad, el fuego y lo esotérico protagonizarán la Noche de San Bartolomé.

 

Ya el día anterior un pregón insta a los vecinos a que permanezcan encerrados en sus casas o a que lleven amuletos y cruces protectoras. Ese día, las mujeres, portan un enlutado y tétrico atuendo, constituido

Ver Post
Sobre el autor Israel J. Espino
Mitos, creencias y leyendas de Extremadura http://extremadurasecreta.com/

Otros Blogs de Autor