Hoy

img
Etiqueta: El Gasco
El diablo anda suelto en Las Hurdes
img
Israel J. Espino | 06-04-2017 | 20:33 |0

Ilustración: Borja González

 

Las Hurdes es una comarca mágica en las que los seres mitológicos, aún hoy, parecen  campar a sus anchas. Algunos, como el Macho Lanú, o las lamias, de los que ya hemos hablado en otra ocasión,  tienen una parte diabólica, aunque sea las patas o los cuernos, pero poca gente sabe que el mismo Diablo (o al menos su arquetipo)  sigue apareciéndose a los extremeños en los intricados valles de esta tierra legendaria.

No es nada nuevo. Ya en   1600 el carmelita Juan Nieremberg en su “Curiosa Philosophiae”, cuenta, refiriéndose a la comarca de las Hurdes,  que:

“Existe en este reino un áspero valle infestado de demonios, un lugar que los pastores creen habitado por salvajes, gente ni vista ni oída de lengua, de usos distintos a los nuestros, que andan desnudos y piensan ser solos en la Tierra. Algún testigo declaró haberles oído voces góticas y otras imposibles de entender.”

De hecho, en las crónicas carmelitanas se han conservado casos de ermitaños luchando con el demonio, y el cronista Padre José de Santa Teresa cuenta el

Ver Post
Campanas sobrenaturales
img
Israel J. Espino | 28-12-2015 | 00:23 |0

 

 

 

Ahora que se acercan las campanadas más esperadas del año vienen a mi memoria esas otras campanas  misteriosas que, a lo largo de los siglos, causaron pavor y asombro en estas tierras extremeñas.

 Las campanas hablan y gritan y susurran sobre agonías, defunciones, ánimas, y partos, y alertan y avisan sobre  tormentas, granizos y tempestades, guerras y fiestas… De hecho, existía en Extremadura una exhaustiva reglamentación  sobre el tañer de las campanas, cuyos toques tanto religiosos como civiles están estrictamente regulados.

Como afirma el antropólogo Javier Marcos Arévalo  “cada cosa o cada día señalado tenía sus específicos toques, según la clase y la festividad, en invierno y en verano…”.

Las campanas han marcado  durante siglos los tiempos y las horas de los pueblos europeos. Ya en el siglo XVIII Juan Solano de Figueroa y Altamiranodescribía con atención la importancia de las campanas en Extremadura, símbolo cristiano cuya importancia nos la da su propia consagración y el hecho de que a muchas se las designe con nombres propios. De hecho,  el tañido de las campanas es una fuerza destructoras de las tormentas, pero

Ver Post
Señores de las tormentas: Los Amorachinis
img
Israel J. Espino | 25-03-2015 | 22:14 |0

Desde la antigüedad el hombre a mirado al cielo. De él venían los rayos benefactores del sol y la lluvia que hacia crecer las cosechas, pero también del cielo provenían los rayos que incendiaban los pajares, los truenos que hacían temblar los cimientos de las casas y los pedrizos que machacaban las cosechas.

 Y el hombre siempre ha creído que alguien mandaba en esas nubes…

 Ya las leyes bárbaras de la época de Chindasvinto condenaba a “los productores de tempestades que con sus encantos , malogran las viñas  y mieses” y siglos más tarde Antonio de Torquemada (el escritor del siglo de oro, no el famoso inquisidor) , nos  habla de los demonios que mueven los vientos con mayor furia de la acostumbrada, congelan las negras nubes fuera de tiempo, atraen el horrísono trueno, los rayos y los relámpagos, y provocan aguaceros, granizadas y pedriscos para fustigar las mieses y las viñas, y así originar la desolación en los campos y reducir a nonada las esforzadas y henchidas de esperanza labores de los agricultores.

 

 

Aún hoy, y según nos cuenta el historiador Jose María Dominguez Moreno, por la comarca de la Tierra de Granadilla el genio que

Ver Post
Zajoriles: los druidas hurdanos
img
Israel J. Espino | 20-10-2014 | 17:11 |0

Ilustración: Borja González Hoyos

Con el nombre de zajoriles son conocidos en las Hurdes altas aquellos hombres especiales dotados de extrañas facultades. Aunque el nombre, deformado por la pronunciación aspirada de la zona, proviene de la palabra zahorí, que es el aquel que tiene el poder de encontrar aguas subterráneas, estos hombres sabios no se limitan a esta acepción, sino que poseen poderes adivinatorios, producen fenómenos mágicos y tienen la virtud de curar con recetas secretas, e incluso algunos  poseen dones más sobrenaturales como el de conjurar las tormentas, la facultad de levitar o de curar con el aliento o la saliva (como los saludadores).

Empleaban sus poderes con fines benéficos y eran hombres sabios, respetados por la comunidad de cada alquería, que guardaban y transmitían la sabiduría popular hurdana. Se trataba de hombres buenos y justos que, a decir del antropólogo Flores del Manzano, ponían paz en pleitos y pendencias. Poseían amplios conocimientos sobre medicina popular, artesanía, tradición oral y costumbres hurdanas.

Las enfermedades

Ver Post
El Diablo Burlón.
img
Israel J. Espino | 21-03-2014 | 16:19 |0

Ilustración: Borja González Hoyos

Por primera vez (y sin que sirva de precedente) voy a atreverme a dar nombre a un ser que lleva siglos pululando por nuestros bosques y valles, asustando a pequeños y mayores, y al que aún no sabíamos muy bien cómo llamar.

Se trata de El Diablo Burlón, primo hermano del Diaño Burlón norteño y que debió de bajar escondido con los astures que repoblaron parte de las tierras extremeñas.

Se trata de un ser al que ya conocemos en parte, pariente sin duda de nuestro Macho Lanú, del que se ha contagiado de la seriedad de la que carece en el norte. Tiene forma humana de cintura para arriba y patas de cabra de cintura para abajo, aunque también se presenta en forma humana, generalmente un bebé o un niño indefenso.

 

Pero lo normal es que adopte formas animales como cabras, carneros, corderillos, caballos o burros,  desplegando su actividad durante la noche, asustando al caminante que anda a deshora, desorientando al campesino que busca el ganado perdido, riéndose de los que corren a apagar incendios inexistentes o burlándose de los mozos que

Ver Post
Encuentros mortales con lo desconocido
img
Israel J. Espino | 17-10-2013 | 23:28 |0

 

Ilustración: Borja González Hoyos

Esta semana se cumplen 95 años de un encuentro mortal con lo imposible. Ocurrió el  20 de octubre de 1917, cuando Nicolás Sánchez Martín, regresaba en compañía de las hermanas María y Josefa Iglesias de una visita al mercado de Ahigal, en dirección al pequeño pueblo de Cambroncino, donde los tres residían.

Por el camino, en mitad de la noche, observan a lo lejos una extraña “luz” muy brillante que parece merodear por la zona. Las mujeres atemorizadas, deciden quedarse a dormir en Rivera Oveja, y esperar prudentemente a la mañana para reanudar su viaje. Sin embargo Nicolás decide continuar el camino pese a la existencia de aquel furtivo “lucero”. Aquella decisión tendría fatales consecuencias para él.

Montado en su mula se encamina hacia un pequeño riachuelo, obligado paso para llegar al pueblo, donde precisamente la pequeña “luz” se ha quedado estática, impidiéndole el paso.

Nos cuentan los ancianos de Cambroncino que viniendo desde Ribera Oveja vio venir “una farola encendida por el cascajal”. Llevaba al

Ver Post
Los peligrosos tesoros de las cuevas hurdanas
img
Israel J. Espino | 28-08-2013 | 22:32 |0

Ilustración: Borja González Hoyos

Atardece el verano en Cambroncino. Los ancianos ya han sacado las sillas a las calles, con la vista puesta en la iglesia de Las Lástimas, y dando la espalda al derruido barrio de El Teso. Me cuentan de tesoros que guardaron estas tierras y que alguien se llevó un día.  Hace años –me cuenta una anciana de ojos vivos-  vinieron dos hombres con caballos preguntando por La Jollá. Allí, debajo del palo de la portera, encontraron un gran tesoro que se llevaron en las cabalgaduras. Lo supieron, sabe usted, porque tenían un libro de tesoros

De los libros de tesoros me da fe en El Gasco el Tio Cristino, tamborilero hurdano y artesano de piedra, madera y cuerno que elabora cachimbas de lava, taburetes de nogal y cerezo y amuletos extraído del cráter que formó hace milenios la caída de un meteorito en lo alto de la montaña.

Sentado en uno de estos taburetes, de tamaño enanil, me contaba en una sesteante tarde de las cuevas tesoríficas de estos lares, y de los peligros que esconden. Afirma que el Tío Domingo, de Fragosa, tenía uno de estos libros de

Ver Post
El Macho Lanú: cuando el diablo se encabrona
img
Israel J. Espino | 05-12-2012 | 10:36 |0

 

 

Ilustración: Borja González Hoyos

Quizás muchos lo desconozcan, pero hoy, 5 de Diciembre celebraban nuestros antepasados romanos las segundas Faunales, unas fiestas en honor de Fauno, dios de los rebaños.

 

Fue hace muchos años pero los faunos, sátiros, cabras y cabrones no nos han abandonado. Siguen campando a sus anchas por nuestros valles y bosques.

 

Macho Lanú. Así llaman en las Hurdes a una entidad diabólica de apariencia híbrida con cuerpo de carnero y rostro humano y deforme que se alza de forma bípeda sobre sus pezuñas. El Machó Lanú habla siempre con voz estentórea, ronca y atemorizante, una voz del averno que logra paralizar de terror a  aquellos que tienen la desgracia de escucharla.

 

Testigos, a patadas. O mejor a coces. Uno de ellos fue el tamborilero Jesús Crespo Crespo de La Fragosa, quien le cuenta al periodista Iker Jiménez como una madrugada de verano se encuentra  regando su huerto cuando de repente un viento huracanado comienza a resoplar entre los árboles  y una helada se adueña de El Persil, la zona donde se encuentra. Es

Ver Post
Una pareja encantadora
img
Israel J. Espino | 08-10-2012 | 20:32 |0

Ilustración: Jimber

 En Extremadura no solo tenemos moras y moros encantados que viven y encantan cada uno por su lado. En Las Hurdes podemos encontrar parejas de agarenos condenados a estar eternamente juntos pero metamorfoseados.  Como los matrimonios veteranos, vaya.

En esta encantadora comarca se habla de un tesoro encantado que se encuentra en la oquedad de un peñascal en el término de Nuñomoral, custodiado por una Mora Encantada, a la que ayuda un bastardo de oro que se transforma en serpiente de verdad y arroja un veneno mortal  por la boca en cuanto alguien intenta penetrar en la cueva. Pues bien, este bastardo es en realidad un rey moro que un mal día se perdió por las intrincadas montañas hurdanas y al que la Mora Encantada ha esclavizado.

El rey moro se transforma en una serpiente que escupe un veneno mortal por su boca (Foto: Jimber)

Si esto apena a alguna de mis lectoras que sepa que para desencantarlo, según afirma Flores del Manzano, sólo tiene suministrarle sangre de siete animales

Ver Post
Sobre el autor Israel J. Espino
Mitos, creencias y leyendas de Extremadura http://extremadurasecreta.com/

Otros Blogs de Autor