Hoy

img
Etiqueta: Las Hurdes
El diablo anda suelto en Las Hurdes
img
Israel J. Espino | 06-04-2017 | 20:33 |0

Ilustración: Borja González

 

Las Hurdes es una comarca mágica en las que los seres mitológicos, aún hoy, parecen  campar a sus anchas. Algunos, como el Macho Lanú, o las lamias, de los que ya hemos hablado en otra ocasión,  tienen una parte diabólica, aunque sea las patas o los cuernos, pero poca gente sabe que el mismo Diablo (o al menos su arquetipo)  sigue apareciéndose a los extremeños en los intricados valles de esta tierra legendaria.

No es nada nuevo. Ya en   1600 el carmelita Juan Nieremberg en su “Curiosa Philosophiae”, cuenta, refiriéndose a la comarca de las Hurdes,  que:

“Existe en este reino un áspero valle infestado de demonios, un lugar que los pastores creen habitado por salvajes, gente ni vista ni oída de lengua, de usos distintos a los nuestros, que andan desnudos y piensan ser solos en la Tierra. Algún testigo declaró haberles oído voces góticas y otras imposibles de entender.”

De hecho, en las crónicas carmelitanas se han conservado casos de ermitaños luchando con el demonio, y el cronista Padre José de Santa Teresa cuenta el

Ver Post
El hombre lobo extremeño: Cómo convertirse en lobisome
img
Israel J. Espino | 25-05-2016 | 10:46 |0

 

 

Ilustración: Charles Lebrun (Siglo XVII)

Al hombre lobo extremeño se le conoce, según nos contaba hace más de un siglo el gran  Publio Hurtado, con el nombre de lobushome o lobisome, igual que en las tierras galaico-portuguesas. No es extraño, puesto  que el lobisome  (o al menos, su leyenda), se introdujo en Extremadura desde Galicia pasando por Portugal. Y lo sabemos porque donde más abunda este ser peludo y maldito es en las localidades fronterizas de La Raya, ese territorio mágico entre dos reinos, aunque en con el tiempo y la ayuda de las noches de plenilunio se fue adentrando hasta el mismo centro de la región.

Así lo atestiguan retazos de nuestra tradición oral como Mae Bruxa (Madre Bruja), una bella canción  recogida por el Grupo Folclórico “El Depertar”, de Cedillo, una canción que pertenece al repertorio de canciones y danzas de esta localidad y que ha sido popularizada por Acetre,. En su estribillo se relaciona al hombre lobo como compañero de las brujas:

“Tua mãe é bruxa, tenho medo dela.

Tenho medo dela, também do seu homem.

Tua mãe é bruxa,

Ver Post
El temible llanto de la bastarda
img
Israel J. Espino | 18-04-2016 | 08:23 |0

Ilustración: Borja González Hoyos

Era una cálida noche de verano. La luna llena iluminaba los campos de la comarca de Alcántara como si una extraño velo cubriese los contornos de los montes, los árboles y las rocas. Avanzábamos siguiendo la ruta de los bandoleros, bordeando una laguna en la que chapoteaban peces nocturnos y anfibios insomnes. A lo lejos, Brozas dormía.

Avanzábamos por un sendero de tierra que serpenteaba como una cinta amarillenta entre la hierba crecida y agostada cuando algo reptante hizo que la maleza temblase.  Intranquila, le pregunté al guía si había serpientes grandes por la zona.

-       Bastardas- contestó.

Bastardas. Un nombre que a mucha gente en Extremadura aún  le pone los pelos de punta. Un nombre en el que se funde lo real y lo legendario, el respeto y el miedo. A la culebra bastarda o Malpolon monspessulanus también le llaman “La Bicha”, y es fácil encontrarla en los campos extremeños. Tiene aspecto fiero y desafiante, una mirada  penetrante con la que se cree que hipnotiza a sus víctimas, un tamaño considerable del que se

Ver Post
Ni tantos ni tan calvos: los crecepelos mágicos
img
Israel J. Espino | 07-02-2016 | 18:30 |0

 

Ilustración: Borja González

Extremeños calvos ha debido haber desde que el mundo es mundo, y ya en el siglo XVII la Santa Inquisición, según nos cuenta el investigado Fermín Mayorga,  echa mano de hechiceras que se dedican, entre otras cosas, a hacer crecer el pelo allí donde se ha perdido.

Ines Sánchez, alias “La lindica”, era una curandera de La Haba que allá por el 1638 ya recetaba fórmulas magistrales para ello. Solo había que tomar “cagadas de rata”, unas moscas y un poco de aceite, freírlo todo junto y untarse la zona en la que se quería que creciese el pelo. Mano de santo, oiga.

El pueblo de La Haba debía ser la Meca de los calvos por esas fechas, porque otra hechicera, llamada María de Sande también fue condenada  en el mismo año por la Santa Inquisición por hacer crecer el pelo, además de por intento de asesinato mágico. La bruja mandaba enterrar un gato negro y esperar a que empezase a pudrirse. Cuando la putrefacción del animal comenzaba había que coger la grasa del minino y utilizarla como jabón sobre la zona calva.

Otro remedio que mandaba, para

Ver Post
Cómo reconocer a un ánima
img
Israel J. Espino | 05-01-2016 | 13:37 |0

 

 

Ilustración: Borja González Hoyos

 

Durante estos días, en algunos pueblos extremeños, al anochecer, pueden verse  a grupos de hombres envueltos en capas que a la luz de faroles y al sonido de campanas, recorren las puertas pidiendo limosna para los muertos. Son las cofradías de ánimas.

Y existen porque en esta tierra siempre se ha creído mucho en los difuntos, sobre todo en las ánimas del purgatorio, en aquellos que esperan en ese nimbo perdido entre el cielo y el infierno (que se han cargado ahora de un plumazo) a que una buena persona termine de pagar sus cuentas (metafóricas y materiales) para poder salir de allí y poder “pisar la gloria”.

En estas situaciones, aquellos a los que se les aparece el muerto (el familiar, el amigo, la novia o el vecino), acompañados del alma del difunto, deben ir a cumplir lo que esa alma solicita, que normalmente es realizar los funerales pendientes, rezar unas misas o dar unas limosnas a tal o cual santo.

Pero la forma en la que se aparecen es variada. Aunque es cierto que en muchos casos se aparecen como las personas que fueron,

Ver Post
Campanas sobrenaturales
img
Israel J. Espino | 28-12-2015 | 00:23 |0

 

 

 

Ahora que se acercan las campanadas más esperadas del año vienen a mi memoria esas otras campanas  misteriosas que, a lo largo de los siglos, causaron pavor y asombro en estas tierras extremeñas.

 Las campanas hablan y gritan y susurran sobre agonías, defunciones, ánimas, y partos, y alertan y avisan sobre  tormentas, granizos y tempestades, guerras y fiestas… De hecho, existía en Extremadura una exhaustiva reglamentación  sobre el tañer de las campanas, cuyos toques tanto religiosos como civiles están estrictamente regulados.

Como afirma el antropólogo Javier Marcos Arévalo  “cada cosa o cada día señalado tenía sus específicos toques, según la clase y la festividad, en invierno y en verano…”.

Las campanas han marcado  durante siglos los tiempos y las horas de los pueblos europeos. Ya en el siglo XVIII Juan Solano de Figueroa y Altamiranodescribía con atención la importancia de las campanas en Extremadura, símbolo cristiano cuya importancia nos la da su propia consagración y el hecho de que a muchas se las designe con nombres propios. De hecho,  el tañido de las campanas es una fuerza destructoras de las tormentas, pero

Ver Post
Centauros en Extremadura: galopando en las montañas
img
Israel J. Espino | 30-11-2015 | 10:38 |0

 

Todo el mundo conoce a los centauros, pero pocos saben que sus cascos retumbaron en los valles y sierras del norte de Extremadura, donde aún se les recuerda. Es más: somos de los pocos territorios en los que las imponentes centaúrides camparon a sus anchas, y aún se les canta y se les recita y hasta se les levantan estatuas y se les consagran días. ¿No lo creen? Pues pasen y lean…

El centauro, como bien saben, es una criatura con la cabeza, los brazos y el torso de un humano y el cuerpo y las patas de un caballo. Lo heredamos de la mitología grecoromana, y sus versiones femeninas (que son las que más abundan en Extremadura) reciben el nombre de centáurides. El retórico griego Filóstrato el Viejo nos habla de estos seres zoomorfos femeninos en términos leogiosos:

“Qué hermosas son las centáurides, aunque tengan cuerpo de yegua; porque algunas crecen de yeguas blancas, otras de yeguas castañas, y el pelaje de otras es manchado, pero todas brillan como las yeguas bien cuidadas”.

Varios autores romanos recogen la leyenda de que en un monte sagrado de  Lusitania, el viento fecundaba a las yeguas. Ese monte, en opinión de Silio Itálico, se localiza en

Ver Post
Lunas de Sangre: Cuando la diosa se encanuza
img
Israel J. Espino | 27-09-2015 | 10:28 |0

Ilustración: Borja Gonzalez Hoyos

Estamos inmersos en un eclipse total de Luna, más conocido como “Luna de sangre”… ¿No es emocionante?  Se le llama “Luna de Sangre” porque el satélite se tiñe de rojo, ya que  al entrar al cono de la sombra de la Tierra, la luz del Sol, que pasa por la atmósfera terrestre, se refracta en los colores del arco iris, excepto el rojo, que se dispersa y hace que veamos a la luna de ese color.

Aquí  ya estamos acostumbrados a las lunas de sangre, pero no se crean ustedes que nos hace mucha ilusión. Como afirma el antropólogo  Flores del Manzano,en Extremadura se encuentra muy  divulgada la creencia de que ciertos astros, por su color y forma, presagian desgracias colectivas.

Y es lógico, hasta cierto punto, que las formaciones rojizas en el horizonte, sobre todo cuando van asociadas a la luna, sean indicativas de males venideros, ya que el color rojo siempre se ha asociado con la sangre. De hecho, todavía se pueden encontrar muchos ancianos extremeños que afirman que la guerra civil española fue anunciada por una enorme luna teñida

Ver Post
Señores de las tormentas: Los Amorachinis
img
Israel J. Espino | 25-03-2015 | 22:14 |0

Desde la antigüedad el hombre a mirado al cielo. De él venían los rayos benefactores del sol y la lluvia que hacia crecer las cosechas, pero también del cielo provenían los rayos que incendiaban los pajares, los truenos que hacían temblar los cimientos de las casas y los pedrizos que machacaban las cosechas.

 Y el hombre siempre ha creído que alguien mandaba en esas nubes…

 Ya las leyes bárbaras de la época de Chindasvinto condenaba a “los productores de tempestades que con sus encantos , malogran las viñas  y mieses” y siglos más tarde Antonio de Torquemada (el escritor del siglo de oro, no el famoso inquisidor) , nos  habla de los demonios que mueven los vientos con mayor furia de la acostumbrada, congelan las negras nubes fuera de tiempo, atraen el horrísono trueno, los rayos y los relámpagos, y provocan aguaceros, granizadas y pedriscos para fustigar las mieses y las viñas, y así originar la desolación en los campos y reducir a nonada las esforzadas y henchidas de esperanza labores de los agricultores.

 

 

Aún hoy, y según nos cuenta el historiador Jose María Dominguez Moreno, por la comarca de la Tierra de Granadilla el genio que

Ver Post
La Chicharrona, Señora de las Matanzas
img
Israel J. Espino | 09-12-2014 | 07:26 |0

 

Ilustración: Borja González Hoyos

Tal día como hoy, 8 de diciembre, un ser mitológico desciende de las sierras hurdanas. Es La Chicharrona.

Según me cuenta el investigador y profundo conocedor de las Hurdes Felix Barroso, que lucha día a día por recuperar los ritos ancestrales hurdanos, la Chicharrona era un personaje mítico, una mujerona con pandereta y garrote que bajaba de las montañas con una ristra de chorizos al cuello.  Llegaba el día de “La Pura”, la Purísima Concepción, que era el día que se entronizaba a esta mitológica figura.

El investigador Félix Barroso, recuperando La Chicharrona (Foto de la autora)

La Chicharrona era un mito que se hacía carne y hueso en alguna vecina de la alquería, normalmente una moza de cierta belleza y con las características que la tradición y el legado de los antepasados asignan a este personaje, una mujer de cabellera rubia y larga, ataviada únicamente con pieles de cabra, que bajaba desde el monte trayendo a los pueblos la licencia

Ver Post
Sobre el autor Israel J. Espino
Mitos, creencias y leyendas de Extremadura http://extremadurasecreta.com/

Otros Blogs de Autor