Hoy

img
Etiqueta: Publio Hurtado
Los fantasmas del Hospital de Badajoz
img
Israel J. Espino | 16-09-2014 | 22:02 |0

 

Ilustración: Borja González Hoyos

Los fantasmas han existido en Extremadura desde que el mundo es mundo. Vagando entre las encinas o morando en pétreos torreones, han  cambiado de  nombre con los años, pero no de aspecto: larvas, lémures, espectros o almas en pena, son diferentes apellidos para aquellos seres que deambulan entre los vivos y los muertos.

 En Extremadura conocemos muchos fantasmas que habitan en grutas, castillos y casonas, pero hay algunos lugares, quizás menos románticos, en los que la leyenda (creíamos que urbana) no es tan antigua como para haberse desvanecido en el tiempo.

En el Hospital Materno Infantil de Badajoz aún se habla en voz baja de la monja fantasma de hábito blanco a la que su muerte no le impide seguir haciendo rondas, y aún trabaja en el Hospital Perpetuo Socorro la enfermera a la que, hace más de veinte años y después de haber dado a luz, visitó  una medianoche en su habitación ofreciéndole pastillas para el dolor. La enfermera le agradeció el gesto y rechazó la medicina, solo para enterarse minutos después por una compañera de que había sido visitada por el Fantasma del Materno.

En el Materno Infantil
Ver Post
La laguna de las encantás
img
Israel J. Espino | 23-06-2014 | 15:58 |0

 

Borja González Hoyos

La mítica noche de San Juan, concretamente desde las doce de la noche del día 23 hasta el amanecer del 24 de junio, era la noche más corta y esperada del año por campesinos de toda Europa, incluidos los extremeños.

Publio Hurtado ya aseguraba en 1902 que en esa noche mágicase abren de par en par las invisibles puertas de las grutas y palacios encantados, las reinas moras y las infantas prisioneras de un ensalmo, que los habitan , salen de su paseo anual suspirando por el tardío milagro de su redención; las gallinas y polluelos de vistoso plumaje, las vacas y cabritas de pelo plateado y cuernos de oro surgen del centro de la tierra a lucir sus preciados atavíos; las losas que ocultan los tesoros se remueven y dejan al descubierto las inapreciables riquezas que guardan a los rarísimos mortales predestinados a su hallazgo; las plantas venenosas pierden su dañina propiedad; las salutíferas centuplican sus virtudes y el rocío de esta noche no sólo cura cien enfermedades, sino que hermosea y rejuvenece”.

Bien lo sabían nuestros abuelos y lo

Ver Post
La Casa del Tesoro
img
Israel J. Espino | 20-05-2013 | 19:17 |0

Ilustración: Borja González Hoyos

Ya hablamos en otra ocasión de Las Casas de Miedo extremeñas: Hoy vamos a visitar otras mas agradables, pero no menos misteriosas… las Casas del Tesoro.

 

Quizás la más conocida sea la “Casa del Tesoro” de Cáceres, una mansión con algo más que historia que albergó no solo un tesoro intelectual, sino que se supone que aún guarda en su interior un fabuloso tesoro dentro de varios cantaros de barro.

 

Para conocer el origen de la leyenda tenemos que remontarnos  al siglo XIV, cuando en una casona cercana a la Plaza Mayor vivían los Cohen, una acomodada familia hebrea a la que los Reyes Católicos expulsan sin contemplaciones  en el siglo XV. Los Cohen, como muchas otras familias judías, pensando que volverían y ante el temor de ser robados por el camino, deciden esconder en la misma casa  una importante cantidad de dinero en dos cantaros, además de libros, piezas de sedas y algunos documentos.

La condesa de Fernán Nuñez se construye una mansión... (A. Briz)

Ver Post
Hechiceras extremeñas: Los polvos del querer
img
Israel J. Espino | 07-03-2013 | 11:28 |0

 

 

Ilustración: Borja González Hoyos

Háblabamos hace un suspiro de las brujas cacereñas y su “escuela de hechiceras”, y se me ha ocurrido darles, porqué no, una clase práctica de brujería castúa.

La asignatura más demandada, sin duda, es la de los hechizos amorosos, y dentro de ellos, el tema estrella son los mágicos polvos del querer, aquellos que embrujan a los hombres y consiguen que las mujeres caigan rendidas ante el galán más astroso.

Me gustaría, créanlo, poder ofrecerles una fórmula magistral de tan ansiados polvos, pero me temo que no es tan fácil. Cada maestrillo tiene su librillo y cada bruja su polvillo.

Aunque el efecto es el mismo (rendir de amor por las malas a quien se nos resiste por las buenas), los polvos varían en su composición y en forma de administración. No obstante, y haciendo un esfuerzo recopilatorio, les voy a dar pistas y allá cada uno con lo que hace o se cree.

En octubre de 1784 la inquisición detiene en Llerena a Agustina González, una bruja de los pies a la cabeza que hacía de todo menos librarse de cárcel.  Tenía 64 años

Ver Post
La portuguesa que barruntó el tesoro de Aliseda
img
Israel J. Espino | 27-02-2013 | 09:33 |0

 

 

Ilustración: Borja González

Esta semana se cumplen  93  años desde que se encontró en Extremadura un tesoro de los que hacen historia.  En otras ocasiones les he hablado de los tesoros soñados y luego encontrados, pero a veces la misteriosas reglas que parecen marcar estas señales oníricas se nos escapan.

 

Pongan atención a la siguiente y verídica historia digna de una novela. En 1916 la mujer de un portugués llamado Manoel Da Silva sueña tres veces con un gran tesoro oculto en la localidad extremeña de Aliseda, por lo que el luso, según cuenta Publio Hurtado y recoge Mélida se lanzó a excavar el terreno convencido de que iba a enriquecerse. No encontró nada.

 

Cuatro años después, concretamente el 29 de febrero de 1920 dos hermanos de Aliseda, Victoriano y Jesús Rodríguez, aunque es domingo, se encuentran cavando en el suelo, tratando de recopilar tierra para convertirla en barro con el que hacer tejas.

Los hermanos que encontraron el tesoro de Aliseda

 

 

 Y en

Ver Post
Las brujas de Cáceres: escobas para no barrer
img
Israel J. Espino | 22-02-2013 | 07:33 |0

 

Ilustración: Borja González

Sé quién es y cómo es

la bruja dende chiquillo,

y la conozco al deíllo

del derecho y del revés.

 

…decía Luis Chamizo, y cierto es que aquí conocemos a nuestras hechiceras desde hace miles de años.

 

Hace muchos, muchos siglos, en estas mismas fechas, el  19 de febrero las viejas lusitanas hacían sacrificios a la ninfa Lala, la bruja del silencio y madre de los Lares.

 

La bruja hace girar siete habas negras en la boca y tuesta una cabeza de anchoa a la que le ha cosido la boca.

 

- “Hemos encadenado las lenguas enemigas y cerrado las bocas malevolentes”.

Las brujas abundan en Extremadura (Foto: Jimber)

 

Muchos siglos  después, en 1639, la historia se repite. El investigador Fermín Mayorga rescata los legajos en los que la inquisición detiene a María Megías, alias “La Novela” natural de La Parra, acusada de bruja y hechicera y  a Dominga Rodríguez, alias “La Palancanatural de Cañamero.

 

Se les acusa de realizar el conjuro

Ver Post
Los duendines extremeños
img
Israel J. Espino | 30-01-2013 | 11:24 |0

Ilustración: Borja Gonzáles Hoyos

Extremadura mantiene (o mantenía hasta hace poco) una población relativamente estable de duendes. Al menos, eso es lo que se deduce por el avistamiento, en algunas ocasiones, de duendes bebés o duendines, y de duendes niños, algo que hace tiempo que no ocurre en otros lugares del mundo.

 

Población estupenda de duendines la tiene en el mágico pueblo de Ahigal, donde el incansable investigador Jose María Domínguez Moreno nos cuenta por qué una vecina del pueblo,  María La Pascualeja, se pasó media vida sentada junto a un portón, esperando un encuentro duendil que nunca llegó.

 Un atardecer en el que María anda buscando algo de serraja para unos conejos enjaulados se le presenta un diminuto ser vestido de rojo, con capucha, gabuchas y orejas alargadas de ratón.

El duende le pide que le acompañe para curar a su hijo, ya que sólo un humano puede sanarlo de la extraña enfermedad que padece. María no puede negarse al angustioso requerimiento, y acompaña al duende hasta una cercana olivera. Este le manda que cierre los ojos, y que no los abra

Ver Post
Grimorios, Ciprianillos y Gacetas de Tesoros
img
Israel J. Espino | 12-12-2012 | 19:39 |0

Ilustración: Borja González Hoyos

Aprovechando que ayer fue el Día del Libro quiero recordarles que quien tiene un libro tiene un tesoro. Y contarles que quien tiene determinados libros tiene cientos de ellos.

 Los tesoros  extremeños pueden ser de dos tipos: “encantados” y “reales”. Estos últimos son las riquezas que alguien ocultó por diversos motivos y, que más tarde no pudo volver a recoger, por lo que están al alcance del primero que acierte a encontrarlos.

 Para localizar estos fabulosos tesoros ocultos, los buscadores se apoyaban en leyendas trasmitidas oralmente de generación en generación, pero además se utilizaba como método infalible para encontrarlos los datos contenidos en Grimorios, Gacetas de Tesoros, Pliegos de Cordel o incluso libros como el “Ciprianillo” o “Libro de San Cipriano”, en cuyas páginas se detallan lugares donde se encuentran los tesoros escondidos.

 Las clásicas gacetillas y libros de tesoros vieron la luz entre los siglos XVII y XIX. Daban pelos y señales sobre tesoros ocultos para todo aquel que quisiese probar fortuna y hacerse

Ver Post
El gallinero encantado
img
Israel J. Espino | 19-07-2012 | 14:39 |0

 

Ilustración: Borja Gutiérrez Hoyos

Si hay algo que tienen casi todos los pueblos extremeños son moras encantadas. Y también gallinas. Y a veces las dos juntas.

Algunas pueden desencantarse, y otras no, como la “Mansaborá”,  la princesa mora hija del Caid de Cáceres, que se enamoró de un capitán cristiano al que daba acceso al Alcázar por una galería subterránea llamada “Mansa Alborada” que avanza, tortuosa,  soterrada y ya obstruida hasta la ronda de las huertas. Los encuentros galantes se suceden hasta que el capitán utiliza el pasadizo para acceder con todo su ejército y  ganar la ciudad.

El Caid maldice a su  hija y a sus ayas, transformándolas en una gallina y varias polluelas de plumaje de oro recamado de piedras preciosas, que solo pueden salir del túnel donde quedaron encerradas la noche de San Juan, para andar por los alrededores lanzando lastimeros píos.

Pero la “Mansaborá” no está sola. La transformación de moracantana en gallina tiene honda tradición en Extremadura, puesto que la bella localidad de Segura del Toro tiene, además de

Ver Post
Las malas muertes de las Reinas Moras
img
Israel J. Espino | 19-07-2012 | 14:25 |0

Ilustración: Borja González Hoyos

En Extremadura abundan las moras encantadas, pero no faltan tampoco las berberiscas de alta cuna. Reinas Moras tenemos unas cuantas, y princesas agarenas tampoco escasean entre encinas y alcornoques. Pero no les arriendo yo las ganancias, porque ser de alta alcurnia y berberisca es en nuestra tierra sinónimo de mala muerte. Y de la suerte ni hablamos.

 Conocemos ya en Segura del Toro a la Reina Mora del legendario castillo de Verdeoliva, convertida en gallina,  y pronto visitaremos La Alcazaba de Mérida, donde se encuentra el aljibe que el pueblo denomina “Baño de la Reina Mora”, envuelto en alguna leyenda de sangre y pasión que alguna vez me contaron.

 Proseguimos hoy en El Torno, donde una Reina Mora sin nombre tenía su palacio en el terreno denominado Los Vinazos, donde han aparecido tumbas pétreas y abundantes restos de cerámica. El pueblo cuenta que los reyes moros tuvieron que abandonar sus estancias palaciegas precipitadamente tras una derrota a manos de los cristianos.

Como no pudieron cargar con todas sus riquezas dejaron los objetos de

Ver Post
Sobre el autor Israel J. Espino
Mitos, creencias y leyendas de Extremadura http://extremadurasecreta.com/

Otros Blogs de Autor