Hoy

img
Los calendarios de oposiciones bajan el absentismo y los juicios
img
Marcelino Ollé | 20-09-2016 | 17:59

Los opositores y los tribunales encargados de examinarlos necesitan un calendario de oposiciones para evitar la judicialización de las pruebas selectivas tal y como ha pasado los últimos años en las de la Administración extremeña. Además, si ese calendario existiera, el absentismo descendería de forma considerable ya que se podría planificar la preparación del temario.

La certeza de saber cuándo te vas a examinar es fundamental para evitar abandonos durante la preparación de una oposición, y además se daría estabilidad a la plantilla de Empleados Públicos en Extremadura.

La falta de una fecha concreta para cada examen desde que se convoca está ocasionando un grave perjuicio a los opositores ya que no se puede olvidar que, salvo casos puntuales, pagan por cada solicitud, por  un temario o  por un preparador. Unos gastos que no pueden alargarse en el tiempo sin motivo alguno.

En este sentido, señalar que no es entendible que una vez publicada la oferta de empleo público se pueda tardar, como ocurre actualmente,  más de dos años o dos años y medio en celebrar los exámenes. Y es que, en Extremadura, en general, los opositores no saben cuándo se van a llevar a cabo esas convocatorias ni mucho menos la fecha de las pruebas selectivas.

Como dato, en aquellas oposiciones que tienen un calendario ya fijado y que se cumple, como es el caso de las de Educación, el índice de presentados se acerca al 90 por ciento mientras que en el resto baja de forma considerable el número de presentados.

En cuanto a la seguridad jurídica indicar que los ejercicios deben ser claros y transparentes, mientras que el criterio de evaluación y puntuación del temario debe estar perfectamente indicado en la convocatoria para que disponga de ella el opositor y los miembros de los tribunales ya que muchas veces se les deja a su libre albedrío lo que ocasiona numerosas impugnaciones ante la propia administración y ante los tribunales.

Esta falta de calendario lo demuestra al alto absentismo en las últimas oposiciones celebradas por la Junta de Extremadura, ya que tal y como apunta la agencia EFE, las dos únicas pruebas selectivas celebradas hasta el momento este año, las de ATE-Cuidador (17 de julio), para las que se habían admitido 6.487 solicitudes y a la que solo se presentaron 1.841 personas, y sobre todo la de Ordenanza (24 de julio), con 11.163 solicitudes y 1.693 aspirantes presentados.

En su conjunto, de 17.650 potenciales aspirantes solo 3.534 se presentaron a realizar el examen (el 20 por ciento), una situación que conlleva no solo gastos innecesarios en material de oficina o preparación de aulas, sino también en la organización de tribunales o los grupos de vigilantes para estos exámenes.

 

 

Los comentarios están cerrados.

Sobre el autor Marcelino Ollé
Periodista (Universidad Autónoma de Barcelona) y Funcionario de la Administración de Justicia. En Twitter: @MarcelinoOlle

Otros Blogs de Autor