Hoy
img
Oposición engañosa: más del 50% de las plazas son de promoción interna
img
Marcelino Ollé | 29-01-2018 | 19:33

Funcionario-preparando-jubi

 

Los opositores que se estén planteando presentar la solicitud para intentar acceder a una de las 4.750 plazas ofertadas para  la Administración General del Estado (AGE) deben saber que el número real de plazas para el turno libre es de 2.205. Y es que una vez leída la letra pequeña de la convocatoria publicada este lunes en el Boletín Oficial del Estado (BOE) hay que tener en cuenta que un total de 2.545 se asignan para promoción interna, es decir están reservadas para funcionarios de carrera en activo, no son de libre ingreso.

Es más, de esas 2.205 plazas convocadas, se reservan 376 para su cobertura por personas con discapacidad.

Con estos datos no se entiende la euforia del Ministerio de Hacienda hablando de un incremento del 65% de plazas ofertadas sobre la convocatoria anterior porque en el acceso al turno libre no es así. El departamento del ministro Montoro debe agilizar la  convocatoria de oposiciones y sacar ya la de 2018 porque la 2017 es insuficiente, especialmente para el turno libre.

Con esta convocatoria  trampa no se cubren las necesidades de la AGE en la que el envejecimiento de la plantilla es preocupante, más de 50.000 empleados públicos se encuentran a las puertas de la jubilación, al tener más de 60 años.

En la hipótesis de que se mantuviera este ritmo de destrucción de empleo, esta sería la última generación que habrá conocido nuestro modelo de Administración General del Estado.

Así, de los 12.957 empleados públicos que trabajan, a fecha de hoy, para  la Administración General del Estado (AGE) en Extremadura  el 60% tiene más de 50 años y el 40% se va a jubilar en los próximos 5 años, con lo cual el problema de la falta de personal se va a agravar hasta colocar las plantillas en una situación insostenible y que han elevado la tasa de interinidad al 25%.

La evolución del empleo público en Extremadura ha sido a la baja los últimos 10 años con una pérdida de más de 2.000 efectivos. El pasado año había 196 funcionarios menos del Estado en la comunidad.

Con estas cifras el Ministerio de Hacienda debería acceder a que la oferta de empleo público para 2018 tenga una tasa de reposición superior al cien por cien (actualmente está en el 50 por ciento), para que ingrese en la Administración un número superior de efectivos que las jubilaciones que se produzcan este año y garantizar así su viabilidad.

Según los últimos datos de la Encuesta de Población Activa, en la actualidad hay 202.345 personas trabajando en la AGE, frente a los 241.152 que se registraron en enero de 2010, cuando se empezó a destruir empleo. Esta es la peor cifra de la serie histórica del Ministerio (desde que se empezó a publicar el boletín estadístico, enero de 2005).

 

Los comentarios están cerrados.

Sobre el autor Marcelino Ollé
Periodista (Universidad Autónoma de Barcelona) y Funcionario de la Administración de Justicia. En Twitter: @MarcelinoOlle

Otros Blogs de Autor