Blogs

Jóvenes HOY

#JovenesHOY

Delirios de una persona que ama la vida

Una vez me dijeron que los seres amados que ya no están con nosotros en este mundo, están cuidando de nosotros en el cielo y que podemos verlos cada noche en las estrellas que más brillan. Me lo dijeron cuando era pequeña y aún ahora lo tengo presente en mi vida. Cuando yo no estaba ni siquiera engendrada, mi abuela paterna murió de cáncer. Ese gran enemigo de los humanos contra el que combatimos cada día. No llegué a conocer a mi abuela, pero cuando nací, me contaron muchísimas cosas sobre ella, era una mujer perfecta y muy parecida a mí; según me ha contado mi padre, tengo sus mismos labios. Siento en mi corazón absolutamente todo lo que escribo sobre ella, porque ella es mi referencia para todo. Amo todos y cada uno de sus recuerdos porque, aunque no están en mi memoria, se encuentran en la de mis padres y en la de todos los que la llegaron a conocer. La echo muchísimo de menos y es algo raro que yo diga esto, ya que no llegué a conocerla, pero no importa.

A todos nos importa perder a un ser querido, por supuesto, es un dolor grandísimo y es que, aunque sabemos que tarde o temprano llegará el momento en el que todos nos iremos, no queremos admitir que esas personas ya no estarán con nosotros en lo que nos queda de vida. Siempre pienso en mi abuela para tomar cualquier tipo de decisión, pues siento que ella está ahí, en mi cabeza dispuesta a ayudarme y por eso estoy deseando escribir sobre ella, lo estoy deseando porque ella es la única en la que pienso si deseo emocionarme,lloro cada vez que escribo algo que se refiere a ella. Ella me hace sentir enorme, tengo un vínculo tan grande que creo que existía antes de que yo naciera. Desearía que ella estuviera aquí ahora mismo, leyendo esto, escuchando mis poemas, disfrutando mis canciones. Me encantaría que ella estuviera aquí cada vez que nos reunimos en familia; me encantaría que me escuchara cantar, tocar el piano; me encantaría que se emocionara, me encantaría verla llorar; me encantaría poder abrazarla cada vez que tengamos algún problema; me encantaría que viera en la persona tan sumamente increíble en la que se ha convertido mi padre. Y me encantaría haber conocido a esa persona que le dio la vida tanto a mi padre como a mi tía, pero también la que le dio vida a mi abuelo, así como se la quitó con su precipitada marcha.

Siento un profundo dolor en el pecho al escribir esto, pero es que no merecía aquello, así como ninguna persona lo merece. Tenía toda la vida por delante, una vida plena llena de lágrimas, pero también llena de alegrías.

Con esto quiero decir algo a esas personas que han perdido a un ser querido hace poco o hace mucho, que sean fuertes. El dolor de la pérdida, creo que es uno de los más fuertes que puedes experimentar nunca, pero la vida continúa y tenemos que seguir adelante, por desgracia, sin esa persona que abandona este mundo. El ser humano es frágil y es pequeño en comparación con todo eso que aún no hemos descubierto siquiera y como siempre dice mi madre, dónde está el cuerpo, está el peligro.

¿Por qué existen las enfermedades? ¿por qué existe el dolor? ¿Por qué existe el hambre? ¿Por qué existe la pobreza? Son preguntas a las que nunca hallaremos respuesta, pero que, sin embargo, se nos pasan por la cabeza a menudo. No quiero esto, no quiero este mundo tan cruel. Pero “carpe diem” decían los antiguos romanos, y es que es cierto. Vivamos, mundo, vivamos, porque la vida son dos días y hay que disfrutarlos al máximo. No sabemos si dentro de unos años no estaremos aquí, así que dile a esa persona que te gusta lo que sientes, dile a tus padres que los quieres, dile a tus hermanos que los adoras. Pero, sobre todo, se libre, porque la libertad es muy limitada al igual que la vida y tienes que aprender a valorar tu tiempo. No seamos esclavos de las leyes o de las reglas, saca todo el potencial que lleves dentro y muéstrate tal y como eres porque así eres único, ya que todos tenemos un punto de diferentes. No pienses jamás que eres peor que nadie, pero tampoco te pienses que eres mejor, pues la vida nos devuelve el mal que hacemos. Todos queremos ser felices, pero no todos buscan la felicidad, y es que tengo que deciros, que la felicidad, a veces, viene sola, por lo cual, no hace falta que te pases el día intentando ser feliz porque la vida te dará todo lo que te mereces. La Madre Naturaleza es sabia y te ayuda si no la desafías. Lo que quiero decir con este párrafo motivador es que viváis, lectores, empecé hablando de mi abuela porque quiero que toméis conciencia de que la vida es demasiado corta como para desperdiciarla. Vivid.

 

¿Sabéis algo? Y ahora cambiaré de tema. Desde que empecé a escribir cuando era pequeña, siempre me dije algo: “Busco emocionar” y por eso, os puede parecer raro que escriba sobre estos temas, que escriba sobre el feminismo, sobre la familia, sobre la homosexualidad… pero es que me parece que, para emocionar, hay que hablar de temas que rocen la sensibilidad de los lectores de mis escritos. Yo no escribo para ganar fama, para ganar dinero en un futuro, no, escribo para que la gente que invierte su tiempo en leer esto, aprenda, esther-almoharin-28-9-iise emocione, sienta, derrame lágrimas… escribo porque escribir es mi vida, siempre lo fue, desde que tenía once años. Ahora no soy más que una aficionada que escribe a este periódico unas cuantas veces al año, con el objetivo de gustar. Busco que, a vosotros, mis lectores, que aún sigo sin saber cuántos o cuántas sois, os gusten mis reflexiones. Pero también se lo dedico a mi abuela y a toda mi familia, que me apoya siempre que lo necesito, se lo dedico a mis abuelos, tíos, primos, padres y hermana, porque sin ellos, nada de esto sería posible. Se lo dedico también a todas esas personas que me están observando desde el cielo, a esas personas que me quisieron en algún momento determinado de su vida. Y os lo dedico a vosotros. Este escrito es para todos vosotros, para todos los que me habéis ayudado en algún momento de mi vida y para los que me estáis ayudando ahora leyendo mis palabras. Espero haber conseguido mi objetivo de emocionaros, esa es la verdadera recompensa. Deseo con todo mi corazón que os guste.

Un saludo

Temas

abuelos, amor, educación, emociones, familia, felicidad, generación, juventud, tristeza

Otro sitio más de Comunidad Blogs Hoy.es

Sobre el autor

Cada joven con sus opiniones, sus vivencias, sus deseos y sus problemas. Cada joven diferente con ganas de contar qué le pasa y qué le preocupa. Jóvenes iguales en sus diferencias. Y con este espacio #jóvenesHoy para ser usado como ventana al mundo en la que asomarse. Seís jóvenes que irán desgranando poco a poco su forma de afrontar el día a día y qué esperan de los años que empiezan a vivir. José Antonio, Victoria, Víctor, Cristina, Esther y Francisco Javier son la voz de la población juvenil extremeña en el diario Hoy

septiembre 2018
MTWTFSS
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930