Skip to content

Cómo elegir escuela infantil

2012 abril 24
GUARDERIA DEL HOSPITAL SAL PEDRO DE ALCANTARA

Escuela infantil Veo-Veo, en Cáceres. Foto: Marisa Núñez

Las guarderías ya no se llaman guarderías, sino escuelas infantiles. Toma ya. Es una de las primeras cosas que se aprende cuando uno inicia la búsqueda de centro para los pequeños. Directores y educadores se empeñan en dejar claro que no es un lugar en el que “aparcar” infantes, sino que hay un personal formado, unos programas educativos muy estudiados y unas estrategias que sea adaptan a las necesidades de los niños. Casi todos los centros “venden” su catálogo de actividades: de la psicomotricidad a los idiomas, pasando por la lengua de signos o la música. Son tan chiquitines (de 0 a 3 años) que uno duda de que más allá de tenerles seguros y limpios puedan hacer algo más con ellos, pero sí. Al menos lo intentan.

Encontrar un centro que se ajuste a lo que buscamos es todo un reto. Hay un montón de factores que unir y conciliar. Hace alrededor de un año empecé mi particular brujuleo por las guarderías de Cáceres (¡uy, perdón, escuelas infantiles!) para que Pablo empezara en septiembre. Vi un poco de todo (visité alrededor de 10) y saqué algunas conclusiones que quiero compartir aquí.

Soy de las que piensa que la guardería es una opción muy útil pero de la que no hay que abusar. Y abusar es, bajo mi punto de vista, dejar allí a los niños demasiado pequeños (lo ideal sería a partir del año) o demasiadas horas (dicen que el límite está en 7, lo cual a mí ya me parece mucho). Pero como normalmente no hay otra solución para conciliar nuestros horarios laborales al cuidado del niño, es mejor tomar la mejor decisión sin remordimientos y con cabeza. Y pensando en el niño. He aquí un decálogo (bueno, en realidad es un “octálogo”) de aspectos a tener en cuenta a la hora de elegir.

-Visitar la escuela infantil: Concertar una cita, a poder ser con el director/a en la que nos enseñen la guardería en profundidad (aulas, espacios comunes, patios). En esa entrevista nos deberán explicar todos los detalles de funcionamiento del centro. Hay que quemar zapatos: ver mucho y comparar. Y ser plasta preguntando. Una de las cuestiones que hablan de la transparencia de la guardería es que seáis vosotros mismos los que accedáis al lugar en el que está vuestro hijo para recogerle.

-Instalaciones del centro: Uno de los aspectos que hablan bien de una guardería es la limpieza. Fijaos en el estado general del centro, en los juguetes y en el mobiliario. Es intresante tener en cuenta la luz natural, la ventilación y la presencia de patios amplios con sombra o toldos que solo utilicen los niños de la guardería. Preguntad cómo distribuirán los grupos y si hay aulas separadas para cada grupo de edad. Es interesante que los niños, sobre todo cuando son pequeñitos, estén con pequeños iguales a ellos, que no se lleven entre sí más de 4 o 5 meses.

-Ratio cuidador/niño: Es uno de los aspectos fundamentales. En las escuelas públicas lo respetan escrupulosamente, en las privadas si pueden meten alguno más (¡¡al fin y al cabo es un negocio!!). La Junta de Extremadura marca que para niños de entre 0-1 año debe haber 8 niños por cuidador. De 1-2 años son 12 y de 2-3 años, 20. Si hay más niños por aula debería haber apoyos o auxiliares que echen una mano al educador titular. Sed insistentes y preguntad sobre el tema.

-Horarios: Básico, básico. Hay algunas guardes, sobre todo en ciudades pequeñas, cierran por la tarde, y hay padres que las necesitan por las tardes. También suele haber horarios mínimos (habitualmente de 10 a 13) en los que no pueden entrar ni salir niños. Dejadlo muy claro.

-Precios: Oscilan en función de las horas. La media en las privadas va de los 150 a los 180 euros por el mínimo de horas (5, normalmente). A eso hay que añadir los extras (por ejemplo, que coman o que merienden). En las escuelas públicas el precio va de la gratuidad total a los 202 euros mensuales. En este caso depende de la renta familiar.

-Ubicación de la guardería: Es fundamental que la guardería esté cerca de casa o del trabajo. O si no es así, que tengáis una buena combinación de transportes. Si os decidís por una de ellas, conviene que calculéis el tiempo en vuestros trayectos diarios.

-Educador/a: Más allá de las instalaciones o las actividades que tenga una escuela conviene conocer el equipo humano que va cuidar de vuestro hijo. Es una cuestión de confianza. A veces la guardería no es perfecta, pero la persona que la atiende puede daros muy buenas vibraciones. También hay que tenerlo en cuenta. Hoy en día la titulación es fundamental (FP o Diplomados en Educación Infantil).

-Actividades: Hoy en día casi todos los centros tienen amplios programas de actividades con los niños. No faltan los disfraces, las fiestas locales, los Reyes Magos, la fiesta de Primavera, el Otoño  o el Invierno y un largo etcétera, además de las fichas diarias. Váis a estar muy entretenidos.

GUARDERIA UNIVERSITARIA, CURSO DE NATACION.

Cursos de natación para los niños de la guardería Universitaria de Cáceres

PLAZO EN LAS GUARDERÍAS PÚBLICAS DE EXTREMADURA

El plazo para solicitar plaza en las escuelas públicas de Extremadura está a punto de terminar: el día 30 de abril es el último para formalizar la solicitud. Todos los detalles podéis y los impresos de solicitudes podéis encontrarlos pinchando aquí.

En Cáceres hay seis, que brindan 477 plazas. Son las escuelas Santa Bárbara, Santa Lucía, Rayuela, Nuestra Señora de la Montaña, La Cometa y Payaso Fofó.

En Badajoz, tal y como informaba en HOY la periodista Rocío Romero, hay ocho guaderías públicas. El centro que cada año acumula más solicitudes es el de Los Diminutos, que se encuentra en Ciudad Jardín. Otros dos, La Albayada y La Serena, se ubican en San Roque, el centro Pepe Reyes está en el Cerro de Reyes y los otros cuatro en la margen derecha: Nuestra Señora de Bótoa, Pastores de Belén, La Luneta y Las Acacias.