Hoy

img
BAJO LA ORDEN DE ALCÁNTARA
img
Manuel Pecellín | 17-02-2017 | 15:26

 

Catedrático de IES, Felipe Gutiérrez  (n. Esparragosa de Lares) ha ejercido la docencia en diferentes institutos de la provincia de Badajoz, así como en el “Giner de los Ríos” de Lisboa. Intervino también en la gestión pública como Director General de Patrimonio de la Junta de Extremadura. Tiene publicadas investigaciones sobre la pintura esquemática en nuestra Comunidad, el pronunciamiento de Diego de León (1841), la presencia de los Franciscanos en el Nuevo Mundo , la Constitución española a través de la prensa o los viajes de Borrow.  Su última obra fue el estudio Sobre la Guerra de la Independencia: aproximación a Esteban Fernández de León (2011)., personaje igualmente atendido por Víctor Guerrero.

La que ahora presentamos es un volumen de casi mil páginas (9+XXXII+936), que consta de tres partes: el prólogo y estudio preliminar, suscritos por el autor, más el corpus de la obra, que frey don Diego de Sandoval Pacheco compuso para dar cuenta de su visita a Esparragosa de Lares, Galizuela y Sanci Spiritus (1634-1635).

Pertenecían estos lugares a la Orden de Alcántara, cuyo último gran maestre fuera Juan de Zúñiga y Pimentel (el sostenedor de  la renacentista  “Academia de Zalamea”).  A partir de tan egregia figura, fueron los reyes españoles – en esta época Felipe IV- quienes estaban al frente de la poderosa institución, aunque el Papa retuviera la suma potestad sobre la misma.

Estaba establecido por su Capítulo General (1497) que dos caballeros girasen cada dos años visita a las encomiendas, levantando el correspondiente libro de actas, sin duda con el fin de controlar debidamente sus posesiones y la vida cívica de los ciudadanos.  Se procuraba que los visitadores fuesen personas con adecuada experiencia. A ellos les correspondía hacer “los apuntamientos y provisiones que sean necesarias, para castigo y ejemplo de lo pasado y enmienda de lo porvenir”.

Así lo hizo Diego de Sandoval en Esparragosa de Lares y su tierra, justo cuando la nación pasaba por una de las épocas más críticas. El relato que suscribe constituye una auténtica radiografía sociocultural. El texto manuscrito, que los escribanos de visita Francisco González y Diego Benítez redactasen,  se guarda hoy en el archivo de la archidiócesis Mérida-Badajoz.

Allí ha debido invertir innumerables horas Felipe Gutiérrez para establecer la transcripción que de aquel texto del XVII nos ofrece. Según él mismo se encarga de destacar, son muchas las valiosas informaciones que proporciona en torno a asuntos de carácter económico,  jurídico, civil, religioso, arquitectónico,  moral, etnográfico e incluso lingüístico: organización del territorio y los conflictos de competencia (con pleitos costosos e interminables); problemas con la distribución de los diezmos y los arriendos de yerbas (tan abundantes y nutritivas las de la zona); elementos constructivos de las casas encomenderas; situación de las iglesias, ermitas, hospitales, cofradías y obras pías; costumbres populares (algunas claramente misóginas); organización de la vida municipal (concejos, órganos de representación, fórmulas de elección y gobierno); estructura de los pueblos; nombres y apellidos más frecuentes…

Pasan de 1.400 las notas puestas a pie de página (algunas muy extensas) para contribuir a la mejor lectura de un discurso  ya lejano (se recogen multitud de expresiones ya en desuso), al que hay que contextualizar histórica y culturalmente para su debida comprensión.

 

Felipe Gutiérrez Llerena, Visita de frey don Diego de Sandoval Pacheco a Esparragosa de Lares, Galuzuela y Sancti Spiritus (1634-1635). Badajoz, Diputación, 2016.

Últimos Comentarios

ipasga_4406 01-02-2017 | 17:20 en:
SOR CELINA
olallalau_12 20-05-2016 | 10:54 en:
LAURA OLALLA
frameve_6499 29-04-2016 | 17:03 en:
LUCILIO VANINI

Otros Blogs de Autor