Hoy

img
IV FORO SENIOR DE EXTREMADUARA
img
Manuel Pecellín | 29-05-2017 | 16:18

 

El sábado 13 mayo 2017 se celebraba en Jerez de los Caballeros una nueva reunión del Club Senior de Extremadura, entidad hoy constituida por 150 jubilados que siguen esforzándose por contribuir al desarrollo de la tierra donde vieron la luz o con la que se sienten vinculados. Aproximadamente la mitad viven fuera de la región, a la que continúan viniendo a menudo por razones varias (desde las familiares o económicas, a las recreativas o nostálgicas). El Club Senior no acepta subvenciones, por mantener más fácilmente su libertad de opinión. Figuran en el mismo, empresarios, médicos, biólogos, profesores, periodistas,  psicólogos, militares, escritores, ingenieros, economistas, sociólogos, abogados,  sacerdotes y administrativos, lógicamente de ambos géneros, abierto a cuantos quieran ingresar.

Según propuso la Junta directiva, esta última reunión se centraba en el análisis  de la situación económica de la Comunidad durante el ejercicio de 2016. Invitaron a un grupo de veinte expertos para que realizaran los análisis necesarios y presentaran sus conclusiones ante los reunidos en la ciudad templaria. Una densa  publicación de 78 páginas tamaño folio recoge el fruto de aquellas labores. Entre los firmantes, todos de reconocida solvencia, figuran investigadores tan reconocidos como Manuel y Pedro Martín Ruiz,  Valeriano Ruiz Hernández, José Marcelo Muriel Fernández, Norberto Díez, Rosalía Guntin Hubiergo, Carmen Baztán Larribe, Pilar Pérez Brena o Antonio-José Campesino Fernández.

La publicación ofrece, tras el preliminar, un conjunto de informes, compuestos por el equipo especializado en el tema, con su correspondiente coordinador, que versan sobre la macroeconomía, infraestructuras, sector agrario, energías, patrimonio y turismo, políticas sociales e industria de la Región. No puede decirse que conformen una panorámica reconfortante, por lo que aún son más valiosas las propuestas de actuación ofrecidas tras cada capítulo y que el manifiesto final resume.

El hecho constatado más destacable es el estancamiento de la economía extremeña, provocando que la convergencia de la región con el resto de las Comunidades de España  no se consigue, incluso empeora aún más (pese a ser la más beneficiada por los Fondos Europeos: hasta 30.000 millones de euros en los últimos 30 años). Se recuerda que tenemos la última posición en índice de paro; sufrimos una persistente disminución y envejecimiento de habitantes (con la tercera parte en riesgo de pobreza y/o exclusión social); nuestro PIB crece por debajo de la media nacional; el déficit de presupuesto es el segundo mayor de España; no se llega al aprobado en ninguna de las áreas sometidas al informe PISA; un sector público superdimensionado, con excesiva y mal coordinada burocracia ; red ferroviaria inadecuada; carencia de una gran industria de transformación de los productos agroganaderos y hortofrutícolas; exceso de proteccionismo a consecuencia de la Red Natura2000 (casi un tercio del territorio); mínimo y caro consumo de las energías renovables; escasa atención a la biomasa; incomunicación entre la Universidad y el tejido empresarial, etc. En pocas palabras, la mercado laboral extremeño no sólo no generar empleo, sino  que los destruye, incapaz de mantener el existente.

Se reconocen, cómo no, aspectos positivos: red de carrera magnífica (ahora necesitada de conservación); rico y extenso paisajístico, arqueológico e histórico-cultural; abundancia de agua dulce; un sector TIC (sociedades de la Información) aún modesto, pero creciente; capacidad de productos valiosos (tomate,  vino, aceite, tabaco, maíz, arroz, embutidos, pimentón, cerezas…), incrementados por el regadío; reducción del cambio climático merced a las absorciones de CO2; ofertas turísticas cada vez más demandadas, etc.

Las experiencias empresariales de tanto éxito como Tany Nature y Cristian Lay,  proyectadas desde Extremadura a nivel internacional y que sus respectivos presidentes (Atanasio Naranjo y Ricardo Leal) refirieron en este  IV Foro, testimonian la necesidad y posibilidades de cambio de un modelo económico inoperante.

 

 

El sábado 13 mayo 2017 se celebraba en Jerez de los Caballeros una nueva reunión del Club Senior de Extremadura, entidad hoy constituida por 150 jubilados que siguen esforzándose por contribuir al desarrollo de la tierra donde vieron la luz o con la que se sienten vinculados. Aproximadamente la mitad viven fuera de la región, a la que continúan viniendo a menudo por razones varias (desde las familiares o económicas, a las recreativas o nostálgicas). El Club Senior no acepta subvenciones, por mantener más fácilmente su libertad de opinión. Figuran en el mismo, empresarios, médicos, biólogos, profesores, periodistas,  psicólogos, militares, escritores, ingenieros, economistas, sociólogos, abogados,  sacerdotes y administrativos, lógicamente de ambos géneros, abierto a cuantos quieran ingresar.

Según propuso la Junta directiva, esta última reunión se centraba en el análisis  de la situación económica de la Comunidad durante el ejercicio de 2016. Invitaron a un grupo de veinte expertos para que realizaran los análisis necesarios y presentaran sus conclusiones ante los reunidos en la ciudad templaria. Una densa  publicación de 78 páginas tamaño folio recoge el fruto de aquellas labores. Entre los firmantes, todos de reconocida solvencia, figuran investigadores tan reconocidos como Manuel y Pedro Martín Ruiz,  Valeriano Ruiz Hernández, José Marcelo Muriel Fernández, Norberto Díez, Rosalía Guntin Hubiergo, Carmen Baztán Larribe, Pilar Pérez Brena o Antonio-José Campesino Fernández.

La publicación ofrece, tras el preliminar, un conjunto de informes, compuestos por el equipo especializado en el tema, con su correspondiente coordinador, que versan sobre la macroeconomía, infraestructuras, sector agrario, energías, patrimonio y turismo, políticas sociales e industria de la Región. No puede decirse que conformen una panorámica reconfortante, por lo que aún son más valiosas las propuestas de actuación ofrecidas tras cada capítulo y que el manifiesto final resume.

El hecho constatado más destacable es el estancamiento de la economía extremeña, provocando que la convergencia de la región con el resto de las Comunidades de España  no se consigue, incluso empeora aún más (pese a ser la más beneficiada por los Fondos Europeos: hasta 30.000 millones de euros en los últimos 30 años). Se recuerda que tenemos la última posición en índice de paro; sufrimos una persistente disminución y envejecimiento de habitantes (con la tercera parte en riesgo de pobreza y/o exclusión social); nuestro PIB crece por debajo de la media nacional; el déficit de presupuesto es el segundo mayor de España; no se llega al aprobado en ninguna de las áreas sometidas al informe PISA; un sector público superdimensionado, con excesiva y mal coordinada burocracia ; red ferroviaria inadecuada; carencia de una gran industria de transformación de los productos agroganaderos y hortofrutícolas; exceso de proteccionismo a consecuencia de la Red Natura2000 (casi un tercio del territorio); mínimo y caro consumo de las energías renovables; escasa atención a la biomasa; incomunicación entre la Universidad y el tejido empresarial, etc. En pocas palabras, la mercado laboral extremeño no sólo no generar empleo, sino  que los destruye, incapaz de mantener el existente.

Se reconocen, cómo no, aspectos positivos: red de carrera magnífica (ahora necesitada de conservación); rico y extenso paisajístico, arqueológico e histórico-cultural; abundancia de agua dulce; un sector TIC (sociedades de la Información) aún modesto, pero creciente; capacidad de productos valiosos (tomate,  vino, aceite, tabaco, maíz, arroz, embutidos, pimentón, cerezas…), incrementados por el regadío; reducción del cambio climático merced a las absorciones de CO2; ofertas turísticas cada vez más demandadas, etc.

Las experiencias empresariales de tanto éxito como Tany Nature y Cristian Lay,  proyectadas desde Extremadura a nivel internacional y que sus respectivos presidentes (Atanasio Naranjo y Ricardo Leal) refirieron en este  IV Foro, testimonian la necesidad y posibilidades de cambio de un modelo económico inoperante.

 

AA.VV., IV Foro . Jerez de los Caballeros, Club Senior de Extremadura, 2017

Últimos Comentarios

ipasga_4406 01-02-2017 | 17:20 en:
SOR CELINA
olallalau_12 20-05-2016 | 10:54 en:
LAURA OLALLA
frameve_6499 29-04-2016 | 17:03 en:
LUCILIO VANINI

Otros Blogs de Autor