Blogs

Manuel Pecellín

Libre con Libros

NIÑEZ DOLORIDA

 

Nacido y residente en Badajoz, donde es miembro comprometido del Ateneo pacense y de la tertulia literaria “Página 72”, José Manuel Vivas es un hombre serio, quizás tímido, leal y generoso. Aunque cuenta con múltiples galardones literarios, es quizás menos conocido de lo que se merece. Tiene publicados diez libros de poesía, los últimos de los cuales son Cuerpo en ruinas (Erakleion, 2013), De puertas adentro (Madala, 2014), Los labios quemados (Celesta, 2014), Trayectos (Origami, 2015), Mercado de abastos (Ruleta Rusa, 2016), Lastre (Fundación CB, 2016) y Guaridas (Espacio Ed., 2017). Suponen un perceptible proceso de maduración creadora y creciente calidad lírica.

Con Breve catálogo de insectos y otros seres menudos, que prologa Laura Giordani, se nos muestra una voz herida ante los insufribles horrores padecidos por los pequeños de casi todo el mundo (violencia física y psicológica, guerras, hambre, orfandades, abandono, etc., etc.). Según alegóricamente proyecta el título, son como criaturas mínimas a las que nadie importa utilizar pisar, quemar o destruir de cualquier forma. Y apenas se les escucha sufrir, rebelarse o desaparecer, tan débiles para vivir como para desvanecerse frente a nuestra voluntaria inconsciencia.

Por inevitable asociación, a Vivas se le imponen los versos de Miguel Hernández, que ha querido poner en la entrada: “¿Quién salvará a este chiquillo/menor que un grano de avena?”. Le siguen otros de Alejandra Pizarnik, donde se evoca a “”los amordazados grismente en el alba,/los vestidos de pájaro”, también alusivos, con su carga simbólica, a las pequeñas víctimas de nuestras conductas insolidarias., “los gorriones de plumaje oscuro y risueña voz”  diseminados por ese tercer mundo inabarcable, pero en que cualquiera de los nuestros podría convertirse.

Niños acurrucados en pateras; niños dormidos bajo plásticos y cartones callejeros; niños hambrientos de favelas; niños asesinados por escuadrones de la muerte; niños desamparados entre los restos del karat  ruso o la sed africana; niñas sangrantes por ablaciones ancestrales, mariposas desprovistas de su original belleza; niños de miembros amputados por minas o bombas; niños, en fin, que ni cuentan con un mísero mendrugo de piedad que llevarse al corazón…

Constituyen el doloroso catálogo que Vivas, conmovido y quizás escéptico,  compone casi sin levantar la voz, acomodando su indignación en poemas donde se une a los reclamos infantiles de las cigarras exhaustas , el cric de los grillos asustados , el jadeo del pez fuera del mar,  el eco de los cántaros sin agua,  el piar de los pelachos en nidos sin plumas.

Ensalzaba  D. Ricardo Senabre (en su estudio “Sintaxis y métrica”), saber concluir los poemas con un final acertado, donde se alcance el clímax lírico. Es algo que Vivas consigue habitualmente, conduciendo al lector hacia  el mensaje, dejándolo sin escapatoria frente a la denuncia formulada, a los  holocaustos minúsculos de la niñez.

 

José Manuel Vivas, Breve catálogo de insectos y otros seres menudos. Toledo, Lastura, 2017.

Temas

Blog dedicado a la literatura de Manuel Pecellín

Sobre el autor