Blogs

Manuel Pecellín

Libre con Libros

AFORISMOS DE CEJUDO

 

Aunque nacido en Herrera (Sevilla), Francisco Cejudo vino a vivir muy joven a Badajoz. Aquí estudió bachillerato, magisterio y pedagogía, trasladándose después a tierras de Levante, donde sigue residiendo tras jubilarse. Es autor de numerosos poemarios como Poemas de sombra y labios (1991), El navegar de los sueños (1995), Las horas veneradas (1996), Conjeturas sobre una noche (1998), La casa de los vientos (2002), Nunca sabré tu nombre (2005), Tierras prometidas (2009, Brevedad de la luz (2014), Pez de fondo (2016), (2017) o Las estancias del tiempo (2018). En muchas de ellas se localizan referencias a Extremadura.

El año 2012 dio a luz Soliloquios y aforismos, donde compilaba un conjunto que iba componiendo desde 2004. Ha debido mantener sus inclinaciones hacia esta fórmula literaria, tan próxima a la filosofía como fácil de adscribir a la prosa poética, según demuestra este nuevo volumen de “anotaciones aforísticas”, redactadas desde 2013  2016.

Según bien se sabe, estamos ante un género que hunde raíces en la historia de la cultura, cultivado desde la antigüedad grecolatina y las sabias escuelas orientales  hasta hoy. En la época contemporánea, tal vez haya sido Nietzsche, citado con frecuencia en estas páginas, su máxima figura. Cejudo los escribe ateniéndose al metro clásico: lacónicos, preñados de sugerencias, con cuidada prosa y un punto provocativos. A tenor de lo que  sugiere la etimología del término (procedente dedel griego ἀφορίζειν, ‘definir’), cada una de las piezas aquí reunidas constituye toda una declaración conceptual.

El volumen, que abre con cita del maestro Cioran, otro de los grandes creadores, reúne hasta 900, oportunamente numeradas, en un escaso centenar de páginas. Baste una simple división para deducir el laconismo máximo con el que se formulan. “Aforismo, sentencia, refrán, apotegma, proverbio adagio, paremia…Tantos nombres para tan corto decir”, apunta el autor en uno de ellos (nº 770, pág. 86).

Los propios editores califican la obra como una propuesta de reflexión no carente de ironía, desapego y destreza literaria. Temáticamente, el abanico se desborda cuanto el célebre homo sum, humani nihil a me alienum puto (Terencio). Los fogonazos, en ocasiones deslumbrantes, inciden sobre el amor, la amistad, la estética, la lucha de clases, la religión, la familia, las virtudes y defectos más frecuentes, la política, la historia, la revolución telemática y un prolijo etcétera. Entre los referidos a autores relevantes cabe destacar, amén de los escritores ya citados, los apuntes en torno a Epicuro, Cervantes, Descartes, los hermanos Grimm, Marx, Stevenson, Orwell o Pessoa, si bien Cejudo procura mantenerse fiel a las enseñanzas de Cioran: “Desconfiad de los pensadores cuyo espíritu no funciona más que a partir de citas”. Su indiscutible ingenio le permite transitar por senderos propios.

 

Francisco Cejudo, Anotaciones aforísticas. Sevilla, Punto Rojo Libro, 2017.

Temas

Blog dedicado a la literatura de Manuel Pecellín

Sobre el autor