Blogs

Manuel Pecellín

Libre con Libros

BOLETÍN DE LA R. ACADEMIA DE EXTREMAURA

EL BRAEX, publicación anual que alcanza la simbólica cifra de 25, creo que ha alcanzado espléndida madurez bajo la sabia mano de su directora, Carmen Fernández-Daza Álvarez.  Conforma esta entrega última un volumen de casi quinientas páginas, impreso en los talleres de la Diputación de Badajoz.

Abre el tomo Miguel del Barco Gallego, que publica dos partituras para piezas populares, con música de su creación: Ave Maris Stella y dedicada a la R. Asociación de Caballeros de Guadalupe en el 75º aniversario de su fundación, y La Pirroquia, de la que adjunta la letra y dedica a su amigo llerenense Alonso Gómez Gallego.

La misma directora suscribe la muy documentada biografía (I) del coronel Francisco Fernández Golfín, familiar de los marqueses de la Encomienda, diputado extremeño en las Cortes de Cádiz, masón, fusilado (1831) junto a Torrijos por sublevarse contra el absolutismo de Fernando VII. La autora muestra como en su biblioteca (parte heredada; otra, constituida por él) figuraban las principales obras de los filósofos de la Ilustración. Los tres años que estuvo en el R. Seminario de Nobles de Madrid, contribuirían a su formación liberal.

Luis de Llera Esteban, ya jubilado de su cátedra en Milán, continúa interesándose por los españoles que hubieron de exiliarse a raíz de la sublevación militar y consecuente guerra civil de 1936.  Nos presenta, en páginas que saben a poco, a uno de ellos, J. M. Gallegos Rocafull, “sacerdote republicano y filósofo”, nacido en Cádiz, (1895) y formado en Madrid a la larga s la figura de sombra de Ortega. Es significativo que, canónigo por entonces en Córdoba, su primera obra fuese Una causa justa. Los obreros de los campos andaluces (Córdoba, Imprenta española, 1929. Existe reedición facsímil, hecha el 2001). Todos sus escritos se significarían por un apoyo incondicional a la II República, aun sin desconocer las brutalidades que contra los católicos se ejecutaron.  Llera termina con alusiones al poco conocido folleto de G. Rocafull, Por qué estoy al lado del pueblo (Córdoba, Diputación, 2001). Ya transterrado en México, donde fallecería en 1963, publicó también numerosos trabajos de Filosofía.

Tras los apuntes en que Eduardo Naranjo evoca su primer viaje a China (Beijing) para impartir clase de pintura en diferentes instituciones, Javier Abellán establece la bibliografía de Pedro Caba (Arroyo de la Luz, 1900-Madrid, 1992), filósofo, novelista, poeta y articulista de extraordinaria fecundidad.

El catedrático aragonés, Antonio Astorgano, correspondiente de la R. Academia de Extremadura y máximo especialista en Meléndez Valdés, cuyas Obras Completas reeditó en Cátedra, entrega la segunda parte de su trabajo sobre Salvador María de Mena y Perea (Belmonte, 1754-1788), íntimo del escritor extremeño, a quien poetizó con el seudónimo de Menalio.

Poeta de calidad reconocida, catedrática en Italia, la badajocense María José Flores Requejo, también vinculada a la RAEX, cuya tesis doctoral sobre Caballero Bonald constituye todo un hito, suscribe el trabajo “Una de las más seductoras de sus patrias: la evocación de Colombia en la literatura de J. M. Caballero Bonald”, recogiendo las experiencias del mismo en aquellas tierras tropicales.

Al mismo entorno nos conduce Víctor Guerrero Cabanillas, con su segunda entrega sobe Alonso Vázquez de Cisneros, oidor y juez de la R. Audiencia de Santafé de Bogotá y sus Ordenanzas de indios de 1620.

También Jacinto J. Marabel aparece de nuevo en el BRAEX  para entregar la segunda parte sobre aquel Badajoz de 1812 que, aunque sumido en terribles confrontaciones entre tropas españolas, portuguesas, inglesas y francesas, conocerá curiosas manifestaciones artísticas (sobre todo por parte de los soldados británicos).

Serafín Martín Nieto, también correspondiente de la Academia R.  de Extremadura suscribe un muy documentado y extenso estudio sobre los Blázquez de Cáceres, trabajo que proseguirá en números próximos.

Otros dos tozudos pesquisidores de viejos archivos, Dionisio Á. Martín Nieto, hermano del anterior, y el infatigable Bartolomé Miranda Díaz, se ocupan sobre los vestigios de las guerras hispano-lusas tal como se perciben en la arquitectura de La Raya, y muy especialmente en el Ayuntamiento Nuevo de Valencia de Alcántara.

Cierra el volumen Juan Carlos Moreno Piñero, director de la Academia de Yuste, con un ágil ensayo cuyo título resulta bien expresivo: “Todos los caminos conducen a Yuste”, lugar que él considera como una miniatura física de Europa.

El Boletín se puede leer online, colgado en la web de la Academia de Extremadura (raex.es).

 

Carmen Fernández-Daza Álvarez (dir.), Boletín de la R. Academia de Extremadura de las Letras y las Artes. Trujillo, tomo XXV, 2017.

 

 

 

Temas

Blog dedicado a la literatura de Manuel Pecellín

Sobre el autor