REINAS DEL HOGAR | Libre con Libros - Blogs hoy.es

Blogs

Manuel Pecellín

Libre con Libros

REINAS DEL HOGAR

 

Antonio Pedrero Rubio y Bartolomé Miranda Díaz son dos bibliófilos extremeños (el segundo llegó incluso a presidir la UBEx), residentes en Sevilla y cuyo interés por el escritor Antonio Reyes Huertas (Campanario, 1887-Campos de Ortiga, 1952) viene de antiguo. Del mismo editaron (2008) La Jayalga, novela que nunca había visto la luz en formato libro (sólo por entregas en la revista Lectura) y ahora son los responsables de este gracioso volumen. Contiene 6 relatos cortos que aquel autor publicase en distintos números de Letras entre 1948-1951. Ambos amantes de los libros suscriben el estudio preliminar, donde ofrecen (con ayuda de Ricardo Hernández Megías) la más completa relación hasta hoy conocida de las obras de Reyes Huertas y un sucinto análisis de las aquí antologadas.

La situación de España a mitad del pasado siglo; el carácter del medio en que aparecen y la mentalidad misma de D. Antonio marcarían indefectiblemente los textos. El nacionalcatolicismo establecido por los vencedores de la guerra civil, aún encerrados en rabiosa autarquía, predominaba en Letras y, sin duda, constituye la ideología con la que siempre se identificó el novelista de Campanario, tan comprometido con la defensa de la “Cruzada nacional” contra la República. Fue un hombre de mentalidad ultraconservadora (aunque no sin sentido de la justicia, empatía con los más débiles y denuncia de los caciques), profundamente enraizado en unos valores religiosos, éticos, sociales, incluso estéticos de la tradición más rancia, predominantes en cierta parte del mundo rural y sustentados por una cultura agroganadera concebida según la visión más arcaica. Debió entender que los ideales defendidos por la República darían al traste con aquel (des)orden y a combatirlos ofreció su pluma, alineándose claramente con una de las partes en conflicto. Algún eco se percibe de su enemistad frente a los “forasteros de puño alto” en La linda imitadora (pág. 74).

Que no se lucró después, como muchos hicieron, sino que se mantuvo hasta el final de sus días con escasos recursos económicos (además tenía once hijos y otras bocas que alimentar), es bien digno de encomio. Le ayudaron a sobrevivir las colaboraciones en Letras, revista de Madrid destinada preferentemente al público femenino.

El protagonismo de los relatos aquí recogidos (demasiado breves para ser estimados como “novelas cortas”, más próximos a sus célebres “estampas campesinas”) los atribuye a las mujeres. Estos personajes difieren hondamente de los que trazase Felipe Trigo, con quien en tantas ocasiones se le compara. El ideal de mujer para uno y otro resulta antitético. Reyes Huertas simpatiza con los personajes femeninos que mantienen en sus entornos los valores y virtudes tradicionalmente atribuidas a las “reinas del hogar”. Románticas, púdicas, familiares, austeras, resignadas, trabajadoras …, también lúcidas dentro de sus parámetros, constituyen “la reserva espiritual de Occidente”, en contraste con los tipos del de Villanueva (baste leer las ha poco reeditadas al cuido de Luis Sáez, Sor demonio o La clave).

“Tengo mi corazón lleno de aldea”, declaraba el novelista. En una, próxima a su Campanario natal, tuvo casa y quiso morir. Pocos conocieron como él los usos, costumbres, oficios, fiestas, gastronomía, leyendas, supersticiones y lenguaje cotidiano del mundo rural extremeño. Las seis narraciones están impregnadas de esa cultura que hoy está casi desaparecida. Su lectura nos retrotrae a épocas que, si no muy lejanas en el tiempo, parecen ya sumidas en la noche de la historia, más aún cuando el actor se sirve del habla dialectal, con rasgos poco acentuados, especialmente rica por un vocabulario ya en completo desuso. La prosa de Reyes Huertas está bien cuidada, si se exceptúan los frecuentes laísmos, y exhibe no poca habilidad para concluir las narraciones, a menudo de forma inesperada y desgarradora, aunque no les falte nunca la dosis moralista perseguida siempre por un autor “militante”.

 

Antonio Reyes Huertas, Novelas cortas. Madrid, Liber Factory y otros, 2019.

 

 

 

 

 

 

 

 

Temas

Blog dedicado a la literatura de Manuel Pecellín

Sobre el autor