JEREZ DE LOS CABALLEROS | Libre con Libros - Blogs hoy.es

Blogs

Manuel Pecellín

Libre con Libros

JEREZ DE LOS CABALLEROS

Afrontar la reseña periodística de un volumen con casi quinientas páginas en formato mayor (25X25) no resulta tarea fácil, más aún si la obra se compuso de modo holísitico, proponiéndose referir cuanto presente algún nexo con el tema principal del libro. Si, como es el caso, el autor fue recogiendo para confeccionarlo materiales múltiples durante un lustro, aparte su intención de ofrecer todo tipo de explicaciones y contextualizarlas oportunamente (las suculentas notas a pie de página son numerosísimas), los capítulos engrosan de modo ineludible. Eso gana el paciente lector, con quien el historiador ensaya una y otra vez entablar guiños mediante fórmulas conativas.

Jerez de los Caballeros, la hermosa ciudad templaria y santiaguista, constituye el núcleo del relato. F. Correa, que conoce como nadie la `población donde viese la primera luz y cuyo cronista oficial es, describe el discurrir de la famosa villa entre el tercio último del siglo XIX y mediados del XX, época del “primerfranquismo”. No obstante, realiza con frecuencia sabrosas incursiones hacia los tiempos de la Ilustración o la Guerra de la Independencia y los de muy reciente actualidad, “procés” catalán incluido. La tesis básica, sostenida con sólidas argumentaciones y válida no sólo para Jerez, sino para Extremadura toda, constituye un rotundo alegato: “la sociedad en su mayor parte estuvo subyugada por la fuerza de la costumbre y la presión de los poderes políticos, civiles y religiosos, bien asentados en sus privilegios desde lejanos tiempos (…) La incultura y la agonía que acarreaba el hambre, desanimando cualquier acción que necesitara fuerza física ánimo mental, imposibilitó tomar otras decisiones como  colectivo” (pág. 427). Estaríamos, pues, en similares circunstancias a las ya descritas por Gregorio de Salas en su famosa décima o los autores del Club Senior en el aún casi neófito ensayo ¿Qué nos pasa a los extremeños?

Aunque el escritor no se muerde en absoluto la lengua a la hora de denunciar las vejaciones sufridas por los más débiles y la falta de libertades impuesta por los poderosos, relacionados a menudo con nombre y apellidos, lo hace no tanto como sociólogo, sino como novelista, sin renunciar en ningún caso a la voluntad de estilo.

Resulta evidente desde el título mismo de la obra. Para aludir a los tres grupos sociales predominantes en Jerez – adinerados, jornaleros y trabajadores del corcho-, recurre a una expresión alegórica, de claro alcance: espuelas (de los caballeros ricos), hoces (propias de los campesinos) y cuchillas (las navajas, herramienta imprescindible de los taponeros). Pudo añadir púlpitos, por la relevancia que en el pueblo tenía la casta clerical, a la que el autor señala muy críticamente como cómplices (salvo honrosas excepciones) de los explotadores de los humildes. Jerez parece una Vetusta surextremeña, sólo que más aislada y con mucho menos dinamismo empresarial.

Las fuentes utilizadas son la bibliografía al uso (ver el sustancioso apéndice); las investigaciones propias en archivos y hemerotecas (el municipal jerezano y los de la R. Sociedad Económica de Amigos del País de Badajoz); algún feliz hallazgo (como el de los hasta ahora inéditos manuscritos del Círculo de Artesanos de Jerez de los Caballeros); historias orales, referidas por personajes de la localidad (algunas anécdotas son terribles), y los recuerdos propios, que siembran las páginas de sabrosísimas anécdotas. De ahí el carácter autobiográfico dominante en muchos pasajes.  Las evocaciones de su abuelo Feliciano, junto al que se formó, corchotaponero y guarda de campo, hombre de singular lucidez, están llenas de ternura. De él heredó el aprecio por la cultura agroganadera,

El libro, lujosamente diseñado, impreso y encuadernado en cartoné por Tecnigraf, se adorna con muy abundantes ilustraciones, a todas las cuales se ha añadido el pie oportuno. Se publica como el número 15, una entrega especial, de la colección “Libretillas Jerezanas”, que el dr. Correa viene manteniendo

 

Feliciano Correa, Espuelas, hoces y cuchillass. Badajoz, Tecnigraf Editores, 2019.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Temas

Blog dedicado a la literatura de Manuel Pecellín

Sobre el autor