DESGARROS FAMILIARES | Libre con Libros - Blogs hoy.es

Blogs

Manuel Pecellín

Libre con Libros

DESGARROS FAMILIARES

 

Natural de Badajoz (1960), Mario Alonso Ayala es licenciado en Ciencias Económicas y Derecho. Auditor de Cuentas, socio fundador y presidente de Auren, ha dirigido el Instituto de Censores Jurados de España, trabajando también en la Corte de Arbitraje de la Cámara de Comercio e Industria de Madrid, donde reside. Miembro de la Junta Directiva de la CEOE, es autor de ensayos y monografías técnicas, como Claves para la gestión de firmas y Despachos profesionales. Junto a tanta seriedad, anotamos su activa participación en la “movida madrileña” de los ochenta, con el grupo Mario Tenia y los Solitarios, por las numerosas alusiones musicales del texto. Como las hay a la caza, que Alonso gusta practicar.

Entre sus obras de creación literaria cabe recordar Relatos liberados (2013), Bandera blanca (2017) y No esperes que el tigre se vuelva vegetariano (2018), todas en la editorial Almuzara. La última es una narración compuesta por pequeños relatos todos los cuales tienen como personaje principal un periodista que, tras pasar algún tiempo en prisión, termina viviendo en la calle por pura necesidad, como otros muchos.

También Cuando el silencio miente puede calificarse como novela corta (unas cien páginas). Según sugiere la cubierta – recreación de óleos de Ortega Muñoz -, está enmarcada en Extremadura. Como entradillas, se ha elegido una cita de Descartes ensalzando el papel epistemológico de la duda y un aforismo de Nietzsche, tan disolvente como todos los suyos: “De nadie estamos más lejos que de nosotros mismos” (El Anticristo).

La obra retrata una famiia burguesa, mal avenida durante los tiempos últimos, concitada a reunirse un fin de semana en un cortijo extremeño de su propiedad, el otoño de 2010 (plena crisis), para encontrar solución a su problema económica más inminente: remediar los excesivos gastos de la madre, viuda caprichosa.  Son seis hermanos altamente cualificados (ingeniería, arquitectura, moda, marketing), con una infancia feliz y numerosas vacaciones comunes en la dehesa que ahora van a visitar por vez última. Si la figura del padre, tan sensato y trabajador, continúa impregnando el encuentro. Pero más aún pesa cada vez la de Julio, el hermano fallecido en un extraño accidente de caza, hasta convertirse en el protagonista clave de la obra. ¿Simple fatalidad, suicidio, ajuste de cuentas entre narcos? Quedará en la penumbra.

El autor recrea hábilmente el clima de alto voltaje psicológico surgido del choque entre caracteres ásperos, que supuran por heridas no cicatrizadas, pese a la dulzura de Rosa, la añosa sirvienta, y el equilibro emocional del primogénito, afincado desde su juventud en la India. También ayudan los cortos paseos en el boscaje otoñal de alcornoques, encinas, madroñeras y enebros, descritos con la precisión y brillantez que un amante de su florifauna sabe manejar. El lenguaje sube de tono en los diálogos, o más bien, diatribas que van surgiendo según discurre la reunión, alcanzando el cénit, que roza la auténtica chabacanería, si le toca intervenir a la hermana más “feminista”. Por lo demás, aunque el asunto urgente es el financiero, los hermanos van a discutir más o menos acaloradamente sobre filosofía, sexo, religión, homosexualidad, alcohol, drogas, relaciones paternofiliales, ansiolíticos y cualquier otra cosa (excepto política).

Narración de intensidad creciente, que va deslizándose pronto desde el costumbrismo y el relato psicológico hasta los límites del trhiller o la  novela negra constituye también una ácida descripción de la sociedad contemporánea.

 

 

 

 

 

Mario Alonso, Cuando el silencio miente. Córdoba, Almuzara, 2019.

 

 

 

 

 

 

Temas

Blog dedicado a la literatura de Manuel Pecellín

Sobre el autor