MUJERES EN LAS AULAS | Libre con Libros - Blogs hoy.es

Blogs

Manuel Pecellín

Libre con Libros

MUJERES EN LAS AULAS

 

He compartido claustro durante luengos lustros con el Dr. D. Ángel Zamoro y conozco bien sus valores humanos, virtudes pedagógicas y capacidad investigadora. Su carrera docente ha estado ligada al IES Zurbarán de Badajoz, sobre cuya historia ha compuesto numerosos estudios (aparte los libros de carácter didáctico, en ocasiones escritos con otros profesores del Departamento de Física y Química, como los inolvidables Pedro Álvarez Vivas y Juan Francisco Zamora, prematuramente fallecidos). Suyas son las obras Patrimonio histórico remanente del Instituto de Badajoz 1845-1962 (Badajoz, Diputación, 2010), Aproximación a las pérdidas instrumentales del Instituto de Badajoz 1845-1962 (Badajoz, Diputación, 2012) y Profesores de Física y Química del Instituto de Badajoz 1845-1962, Badajoz, Fundación CB, 2017.

Zamoro, ya jubilado de su cátedra, ha vuelto a ocuparse del único Instituto existente en la ciudad hasta 1962. Esta vez ha elegido el estudio de la presencia femenina, tardía y escasa durante tanto tiempo, en las aulas de tan importante institución.

La parte primera del libro, justo la mitad de las páginas, se dedican a explicar las razones de tamaña ausencia. El autor va describiendo la condición social de la mujer a lo largo de la historia, siempre subordinada al hombre, desde la Grecia clásica hasta la contemporaneidad. Apoyándose en una bibliografía selecta, el recorrido concluye reproduciendo un artículo publicado en la Crónica de Badajoz (23 octubre 1878), con firma ignota de J. F. y revelador título: “Pobre mujeres”.

La segunda parte analiza la legislación educativa española por lo que a la mujer respecta desde finales del XVIII hasta principios del XX, cuando, por fin, los bancos de nuestras aulas van repartiéndose entre los dos géneros, no sin tener que superar prejuicios y dificultades de toda clase.

La parte última de la obra recoge los setenta y cinco primeros expedientes de alumnas matriculadas en el Instituto de Badajoz desde 1878 a 1919, contenidos en un total de 12.000 alumnos. Antes de presentar a cada una de ellas, se ofrece un apunte sobre la primera que lo hizo en España, exactamente en el Instituto de Huelva. Se trata de Antonia Jesús Arrobas Pérez, natural de Talavera la Real (1858), junto a Badajoz, e hija de un carpintero. Zamoro apunta el papel que seguramente desempeñó en este logro un catedrático del centro, D. Joaquín Sama y Vinagre (San Vicente de Alcántara, 1840), filósofo krausista y futuro director pedagógico de la Institución Libre de Enseñanza.

Llama la atención en la nómina pacense, que inaugura Julia Carballo Rodríguez, la condición social de los padres. Aunque la mayoría son propietarios o profesionales de alta cualificación (médicos, abogados, veterinarios, militares, catedráticos), figuran también jornaleros (5), zapateros, (2), carpinteros (2) un albañil y hasta un sacristán.

Entre estas jóvenes pacenses pioneras se hallan algunas que desarrollarán carreras de repercusión nacional: Jacinta Landa Vaz, de ilustre progenie, pedagoga célebre, fundadora la Escuela Internacional y del Colegio Plurilingüe,  muerta casi centenaria en el exilio de México; Luis y Julia Trigo Seco, hijas del novelista Felipe Trigo, pedíatra una, odontóloga otra más tarde, ambas con extraordinaria personalidad, o María Cerrato Cerrato Rodríguez quien, siendo ya maestra, logró matricularse en  la Escuela de Veterinaria de Córdoba (eso sí, tras un permiso especial del Ministerio de Instrucción) alcanzando a ser la primera mujer veterinaria de España (1925).

 

Ángel Zamoro Madera, Primeras presencias femeninas en el Instituto de Badajoz. Badajoz, Fundación CB, 2019.

 

 

Temas

Blog dedicado a la literatura de Manuel Pecellín

Sobre el autor