TORRES NAHARRO, DRAMATURGO Y POETA | Libre con Libros - Blogs hoy.es

Blogs

Manuel Pecellín

Libre con Libros

TORRES NAHARRO, DRAMATURGO Y POETA

 

 

 

En el magnífico plantel de enseñantes que fueron incorporándose a la recién creada Universidad de Extremadura, no pocos también generosos colaboradores de otras instituciones culturales de la Región (pienso, v.c., en el Centro de Estudios Extremeños y su Revista), muchos admirábamos y aprendíamos con el trato de Miguel A. Pérez Priego, maestro tan sabio como humilde. Pronto conocimos su predilección por un dramaturgo pacense, Bartolomé Torres Naharro (Torre de Miguel Sesmero, 1485-Badajoz ?-c, 1520), sobre el que tantas páginas ha escrito. Hoy se lo considera el máximo especialista.

Con ocasión del presunto quinto centenario de la muerte de dicho escritor (se ignoran el lugar y la fecha exacta), la ERE publica este volumen colectivo en homenaje al mismo y a su gran estudioso. Surge la obra de dos proyectos patrocinados por el Instituto de Teatro de Madrid en torno al Teatro Clásico Español. La coordina Julio Vélez Sáinz (Sevilla, 1974), titular de Literatura española en la Complutense madrileña y autor de numerosos trabajos sobre escritores de los siglos XV-XVI. Él suscribe la introducción y el epílogo, donde pondera el lugar que ocupa Torres Naharro en la dramaturgia española, desde los orígenes clásicos hasta la contemporaneidad.

Nacido en un territorio perteneciente a la Casa de Feria, el escritor pudo relacionarse otros escritores también ligados a tan poderoso señorío.

De los más importantes se ocupa aquí Miguel Á. Tejeiro, recopilando noticias que ya adelantase con dos obras claves, El teatro en Extremadura durante el siglo XVI (1997) y Mecenazgo y literatura en la Extremadura del Siglo de Oro (2009). El profesor de la UEX establece también interesantes hipótesis sobre la situación socioeconómica y cultural de la región durante la época renacentista, destacando la influencia que la Propalladia de Naharro tuvo en la dramática española anterior a Lope. Excelentes son así mismo sus apuntes sobre otro coetáneo, Diego Sánchez de Badajoz y su Recopilación en metro, un conjunto de veintiocho farsas que tantos estudios han merecido por parte de Pérez Priego. Alguien explicará alguna vez el papel determinante que las aljamas hebreas del Ducado tuvieron en el extraordinario desarrollo del mismo.  Es seguro que muchos de los intelectuales aquí estudiados pertenecían a familias judeoconversas, nómina seguramente in crescendo según avancen las investigaciones.

Otro aspecto quizá menos reconocido, pero sin duda relevante, de Torres Naharro es su producción poética. La analiza Álvaro Bustos, profesor de la Complutense, ocupándose de las fuentes y valores que la distinguen. Lo compara con Juan del Encina y otros coetáneos, entre ellos Garci Sánchez de Badajoz, antes de establecer las características más notables del “cancionero” de Torres. Especial atención presta a su poema “Concilio de galanes y cortesanas de Roma”, versos sumamente críticos, coetáneos a las tesis de Lutero en Wittenberg, y que yo mismo acabo de elegir para mi antología Poesía social en Extremadura (Beturia, 2019).

Cabe destacar también el estudio, muy técnico, sobre las variantes que respecto a la prínceps de 1517 presenta la edición de la Propalladia de 1573 (Madrid, Pierres Cosin editor), que pudo eludir la prohibición lanzada contra la obra por el catálogo inquisitorial de 1559. Lo suscribe el propio M. Á. Pérez Priego.

No menos interés encierran otros apuntes que procuran describir el “entorno naharresco”, como los de Dong-Hee Chung (Universidad Nacional de Seoul), Teresa Rodríguez (Universidad Jean-Jaurès, de Toulouse) y Javier Espejo Saurós (Centro de Estudios Superiores del Renacimiento, de Tours).

Por último, Julio Vélez establece el lugar que, a su entender, ocupa Torres Naharro dentro del Teatro Clásico Español, sin omitir referencias a la escena contemporánea, y en apéndice final, compuesto junto con Miguel M. García-Bermejo Giner (Universidad de Salamanca), expone el cursus vitae et honorum de M. Á. Pérez Priego, a quien justamente señalan como “maestro de naharristas”. La relación de sus publicaciones selectas que se incluyen un largo centenar, lo justifica sobradamente.

 

Julio Vélez Sáinz (ed.), Bartolomé de Torres Naharro: un extremeño en el renacimiento europeo. Mérida, ERE, 2019.

 

 

 

Temas

Blog dedicado a la literatura de Manuel Pecellín

Sobre el autor