Hoy

img
Autor: manuelpecellin
RAÍCES DE PAPEL
img
Manuel Pecellín | 15-11-2011 | 8:54| 0

Con el nombre “Raíces de Papel” viene funcionando una dinámica Plataforma Cultural, que animan fundamentalmente Javier Bueno (Madrid, 1951) y Juan Calderón (Alburquerque, 1952), escritores ambos. Entre otras actividades relacionadas con la literatura, mantienen como órgano de expresión una revista digital con el mismo nombre (raicesdepapel.blogspot.com), en la que colaboran creadores de las más ditintas artes (fotógrafos, músicos, pintores, cineastas, actrices y, por supuesto, narradores y poetas). Una veintena de los últimos se conjuntan en esta antología poética, con 216 páginas, a las que pone prólogo el infatigable José Iglesias Benítez.
Entre los autores seleccionados hay una muy variada representación: desde autodidactas a profesores de Universidad; españoles e hispanoamericanos; noveles y con muy abundante obra édita; discursivos y visuales; jóvenes y maduros; clásicos e innovadores; de métrica tradicional y versos libres; experimentales e intimitas y, por supuesto, hombres y mujeres. En resumen, un espejo del rico caleidoscopio que compone la lírica actual.
Dos son de origen extremeño : el propio Calderón Matador, que rinde homenaje a sus maestros más frecuentados (Mallarmé, Aleixandre) o personalidades admiradas (Jacques Canales, Amparo Guerrero, Gloria Swanson y Laura Olalla (Garlitos, 1953), que entregó versos excelentes y una docena de greguerías, metáforas deslumbrantes, matéricas unas, abstractas otras. En algún otro se pueden percibir referencias explícitas a Extremadura, como ocurre con el madrileño José López Rueda (n. 1928), catedrático emérito de la Universidad Simón Bolívar (Caracas),quien elige de su libró inédito “Iberiada” un poema explícitamente dedicado a Yuste, escrito en liras.
Los numerosos dibujos que ilustran el libro son del propio Juan Calderón.

AA.VV, Raíces de Papel. Antología Poética. Vigo, Ediciones Cardeñoso, 2011.

Ver Post >
LITERATURA PORTUGUESA
img
Manuel Pecellín | 14-11-2011 | 8:17| 0

El interés creciente que la cultura portuguesa provoca es un fenómeno hoy constatable en cualquier parte del mundo. El éxito de sus cineastas, actores, músicos, turismo, gastronomía, atletas, futbolistas y, ¡cómo no!, novelistas y poetas colocan una y otra vez al país luso en todos los medios. Al atractivo de la marca contribuye no poco el empuje imparable de Brasil e incluso el cada día más perceptible de las antiguas colonias africanas.
Sólo por eso es perfectamente explicable y muy bienvenida esta Historia de la Literatura Portuguesa, obra por otra parte con sobrados méritos intrínsecos para su feliz recepción. Tampoco nos parece casual que tan solvente estudio nazca en el seno de la Universidad de Extremadura, donde enseñan su coordinadora, María Jesús Fernández García, y demás redactores: Juan M. Carrasco González, Iolanda Ogando González y María Luisa Trindade Madeira Leal. El volumen ha sido editado por una entidad extremeña, Gabinete de Iniciativas Transfronterizas, 2011, y en sus 522 páginas se recogen multitud de referencias a traductores (Ángel Campos Pámpano, Antonio Saéz), editores, antólogos y estudiosos que en nuestra región se han ocupado del país vecino, tan próximo para Extremadura por razones múltiples.
Los autores realizan un encomiable esfuerzo por dar cuenta de cómo ha ido constituyéndose el canon literario portugués, deteniéndose de modo especial en las cimas señeras de un periplo que va desde los cancioneros medievales (Ajuda, Vaticana, Colocci-Brancutti) o renacentistas (el Cancioneiro Geral), hasta los nombres actuales más reconocidos, “un recorrido a través de los distintos movimientos estéticos e incide en aquellos autores y textos que, desafiando el paso del tiempo y de los gustos, se consideran hoy elementos constitutivos de un patrimonio cultural especialmente rico, formado a lo largo de más de ocho siglos”, según propósito confeso y conseguido.
Algunas características sobresalientes de la obra son, a nuestro entender, su ánimo exhaustivo (pocos escritores han quedado fuera), intención pedagógica (está redactada con suma claridad), apoyos textuales (especialmente en poesía), generosa contextualización (con muy atinados apuntes socioeconómicos de cada época), anotaciones intertextuales (sin omitir las de otras literaturas, sobre todo la castellana), periodización común (sólo interrumpida en los tiempos últimos, tratados temáticamente) y atención a los aspectos novedosos (comic, historias dibujadas, poesía visual, ciberliteratura).
Como resulta lógico, se dedica atención singular a las corrientes, escuelas o creadores portugueses más significativos: las cantigas medievales (de amor, de amigo, de escarnio y maldecir…); los líricos del Renacimiento (Sâ de Miranda) y el insuperable Camôens; el casi único gran dramaturgo portugués, español a medias, Gil Vicente; la eminencia del barroco, el padre Antonio Vieira; el gran mártir de la literatura lusa dieciochesca, José de Silva, “O Judeu” y, ya en época contemporánea, un extraordinario conjunto de escritores entre los que sobresalen figuras como Almeida Garret, Alexandre Herculano, Castelo Branco, Antero de Quental, Eça de Queirós, el extraordinario Fernando Pessoa (al que se dedican 30 páginas), Sá-Carneiro, José Régio, Mario Césariny y otros nombres ya coetáneos nuestros (Fernando Namora, Miguel Torga, Jorge de Mena, Sophia de Mello, Eugénio de Andrade, Ramos Rosa, Vergilio Ferreria, Ruy Belo y tantos más), presididos por el premio Nóbel, José Saramago o la figura, también mundialmente consagrada, de Lobo Antunes.
No quiero terminar sin hacer dos pequeñas observaciones. 1) Entre las muchas e importantes revistas estudiadas (Orpheu, Presença…) nos hubiese gustado ver la extremeña Espaço/Espacio escrito, en la que durante varios lustros tantos autores portugueses publicarían en su propia lengua. 2) Tal vez por esa “contaminación” que impone el trato continuo con otro idioma, se deslizan ocasionalmente usos incorrectos, como “alaud” (p. 203, nota 5), “visión linear” (p. 420), “incertezas” (p. 425), “acerbo” (por “acervo”, p. 466) o “han sido inferiorizados” (pág.483). Mínimas máculas, fáciles de corregir en próxima edición, para un trabajo magnífico.

Mª Jesús Fernández García, Historia de la Literatura Portuguesa. Mérida, Gabinete de Iniciativas Transfronterizas, 2011.

Ver Post >
GASTRONOMÍA CLÁSICA
img
Manuel Pecellín | 11-11-2011 | 6:56| 0

Natural de Orellana de la Sierra (n. 1879), la autora reside desde muy joven en Villanueva, donde padre poseía una fábrica jabonera, en cuyas gestiones le ayuda. Se t traslada (c.1915) a Badajoz, con su marido, que ejerce como abogado. Falleció en esta ciudad el año 1950, habiéndose relacionado con los investigadores del Centro de Estudios Extremeños, entre otros D. Antonio Rodríguez-Moñino.
Conocida por otros trabajos sobre diferentes materias etnográficas, Isabel publica el año 1922 (Madrid, Saturnino Calleja) su obra sobre la cocina, de la que se harán varias ediciones ( no todas completas).
Reaparece en edición facsímil bajo el cuido Agustín Jiménez Benítez-Cano, socio de la UBEx, quien suscribe el estudio preliminar, compuesto con su peculiar estilo. El diseño y la maquetación pertenecen a Bartolomé Miranda Diaz (Docunet), presidente de la Unión de Bibliófilos Extremeños. Se han tirado solamente 200 ejemplares.
Es un “tratado completísimo del arte culinario”, según lo define la propia Isabel, quien le añade el siguiente intítulo: “Contiene fórmulas muy prácticas de la antigua y moderna cocina de todas las regiones de España, con muchas de carios países extranjeros, árabes y mejicanas, entre otras, trata de toda clase de viandas, desde las más sencillas a las más refinadas: caldos, consomés, salsas, gelatinas, purés, potajes, mantequillas, ordubres, fritos, huevos, pescados, mariscos, crust´caeos,carnes, aves, caza , legumbres, verduras, postres, licores, refrescos, helados, pastelería, respostería, salazones, conservas de todas clases, quesos, mantecas e infinidad de otros variadísimos condimentos, explica minuciosamente la matanza y aprovechamiento de las carnes del cerdos; el arte de trinchar, presentar y servir toda clase de manjares con gusto y elegancia; el aprovechamiento de las sobras; la confección y servicio del té, café y chocolate con finura y delicadeza; siendo el libro más útil en comunidades y conventos, por la exquisit variedad de clados y platos de vigili que contiene, con otros datos y consejos muy útiles para el buen orden y economá domésticos”.
Tan sabrosa presentación preliminar no es sino el resumen del extenso prólogo que la conciezuda dama puso al primer volumen (538 páginas) , repitiéndola en el segundo (534 páginas). Ambos volúmenes lllevan su propio índice de recetas, ordenadas alfabéticamente, lo que permite la rápida localización de cualquier plato. Por supuesto, no faltan los de origen extremeño, deteniendose con especial consideración en los relacionados con los productos del cerdo.

Isabel Gallardo de Álvarez. La cocina, 2 vols. Villanueva de la Serena, Asociación Cultura Torres y Tapia, 2010.

Ver Post >
TRATADO DE SOCIOLOGÍA
img
Manuel Pecellín | 09-11-2011 | 11:38| 0

Profesor y Director del Grado de Educación y Trabajo Social y Coordinador de la Escuela Universitaria de Magisterio en “Cultural Santa Ana” , Centro Universitario adscrito a la Universidad de Extremadura, donde hemos compartido claustro, Rangel se doctoró con la tesis Rubén Landa Vaz, un pedagogo extremeño de la Institución Libre de Enseñanza en México, después editada por la Diputación pacense. Autor de numerosos trabajos éditos, acaba de publicar este tratado de Sociología, que difiere no poco de los clásicos de la materia. Por lo pronto, abre con unas declaraciones preliminares, testimonio de su compromiso ideológico: “Apuesto por la comunidad, por la unión de las personas y por el ncesario estudio de la positiva acción social que se puede generar en estas circunstancias. Esa es mi filosofía social.. Y considero que para la correcta toma de conciencia del mundo global e interrelacionado que nos rodea, el grupo en armonía es la apuesta para que la sociedad funciones con cierto orden”.
El libro se estructura en tres partes. La primera es una introducción a la sociología, exponiendo la naturaleza de dicha ciencia y abordando algunos de sus temas clásicos: concepto de cultura y personalidad, los procesos de socialización, el control social y las instituciones y grupos sociales. Se pasa después al estudio de la estructura social, con valiosos apuntes sobre la población española (tanto la rural como la urbana), las clases sociales, el mercado de trabajo, los sistemas sanitarios y educativos, la religión y la familia. Por último, la tercera parte aborda cuestiones tan actuales como la educación sexual, la formación en valores, la educación para la ciudadanía, el acoso escolar o la la inteligencia emocional.
Todo esto, más la abundante bibliografía adjunta a cada capítulo, amén de la nómina final, le cabe en un volumen de apenas 166 páginas, eso sí, con un letra tan pequeña que no nos hace nada cómoda la lectura (siendo casi imposible en las numerosas notas a pie de página). Sus jóvenes alumnos, a los que va destinado , lo conseguirán más fácilmente.

Modesto Miguel Rangel Mayoral, Sociología. Almendralejo, Centro Universitario Santa Ana.

Ver Post >
COLOQUIOS HISTÓRICOS EN TRUJILLO
img
Manuel Pecellín | 08-11-2011 | 6:41| 0

Volumen con 626 páginas, recoge las comunicaciones expuestas durante los XXXI Coloquios de la ya clásica convocatoria, que tuvieron lugar en Trujillo los días 20-26 septiembre 2010. Se incluyen igualmente los trabajos ganadore de los Premios convocados para la ocasión : Fundación Xavier de Salas para Jóvenes Investigadores (“La criminalidad femenina en la postguerra. Hambre y violencia en la provincia de Caceres”, de César Rina Simón); Fundación Obra Pía de los Pizarro (“Ni soldados de fortuna, ni caballeros famosos: Señores de Madroñera”, de autores varios); CPR de Trujillo (“Cincuenta años de educación en el Partido de Trujillo.. Torrecillas de la Tiesa, 1883-1939”, de Jesús Barbero Mateos) y José María Pérez de Herrasti (“El Románico extremeño. Un fenómeno artístico de apariencia aquitana, angevina y cisterciense”, de Francisco Sanz Fernández).
Precisamente el Arte románico en Extremadura fue el tema nuclear del encuentro, que , como ocurre desde desde 1971, reuniría a numerosos investigadores de la Región. Sobre las manifestaciones de dicha corriente estética en Acántara, Trujillo, Plasencia y otros lugares extremeño versan las principales comunicaciones. Pero hubo otras muchas con temática libre, entre las que cabe distinguir las de Antonio Manuel Barragán Lancharro y Moisés Domínguez Núñerz, “Algunas notas sobre la estancia del general Franco en Cáceres en agosto y septiembre de 1936 y las imágenes recuperadas de René Brut”; el estudio del siempre bien documentado Esteban Mira sobre los moriscos en la Extremaura del siglo XVII (de los que algunos se quedaron y otros volvieron), así como los apuntes en que Bartolomé Miranda Díaz avanza su proyecto para digitalizar los archivos parroquiales de Trujillo.

AA. VV., XXXIX Coloquios históricos de Extremadura. Trujillo, Asociación Cultural Coloquios Históricos de Extremadura, 2011.

Ver Post >

Últimos Comentarios

ipasga_4406 01-02-2017 | 17:20 en:
SOR CELINA
olallalau_12 20-05-2016 | 10:54 en:
LAURA OLALLA
frameve_6499 29-04-2016 | 17:03 en:
LUCILIO VANINI
Emilomoya 27-02-2016 | 23:46 en:
REVISTA ESPAÑOLA

Otros Blogs de Autor