Hoy

img
Poemas para hablar con Dios
img
| 25-04-2011 | 14:14| 0

Luis Álvarez Lencero (Badajoz, 1923- Mérida, 1983) fue un excelente escritor, que supo combinar en sus versos la denuncia de las injusticias y el cuidado por las formas expresivas. Durante sus años últimos, la instancia religiosa , a la que nunca se mantuvo ajeno, resultó dominante, hasta el punto de componer libros de tan evidente significado como Poemas para hablar con Dios (1982). Por lo demás, la imaginación de Luis haría que sus relaciones biográficas (epistolares o poéticas) quedaran repletas de datos imprecisos, cuando no abiertamente erróneos, que más de una vez confundieron a cuantos nos acercamos a sus obras.

El profesor Enrique E. Corrales García (Campillo de Llerena) se ha esforzado para solventar tales defectos en el estudio introductorio que pone a la reedición crítica de estos poemas. De gran interés es igualmente la larga entrevista que se reproduce con Mª del Carmen Gómez del Villlar, aún lúcida e incluso irónica , la mujer de Luis hasta que el matrimonio se les rompió.

Mortalmente herido por inmisericorde cáncer, que él supo llevar con enorme entereza, fue dedicando a sus amistades más próximas cada uno de estos poema, entre los que los hay de bien distintas métricas, aunque en su mayoría con rima consonántica. Sin duda, la religiosidad de Luis fue cualquier cosa menos pacata y nos es raro que alguien pueda sentirse sorprendido ante ciertas expresiones, por lo demás perfectamente ortodoxas. Distinguiríamos entre muchos su “Padrenuestro” (pp. 170-172, con hermosísimos versos blancos e imágenes esplendorosas.

Una vez más, Beturia , editorial mantenida desde Madrid a golpes de entusiasmo, se gana nuestra gratitud

Luis Álvarez Lencero, Poemas para hablar con Dios. Madrid, Beturia, 2008

Ver Post >
Arroyo
img
| 25-11-2010 | 09:14| 0

“Arroyo” es un sorprendente poemario, que obtuvo el III Premio Internacional Rubén Darío 2007. Su autor (Madrid, 1963) es un periodista con prolongados servicios para América Latina de la BBC, sobre todo en Colombia. Ha publicado novelas (Calamarí, 1987; A la sombra de los suelos, 2000; El arco de la luna, 2001; No te olvides de matarme, 2004; La venta del paraíso, 2006) y ensayos ( Brujos, reyes e inquisidores, 2003; Tinta y piedra, 2005; Le ordeno a usted que me quiera, 2006), habiendo dirigido también numerosos documentales para cine y televisión.

Arroyo es un homenaje a tres grandes poetas : Lorca, cuya muerte es aquí, una vez más, objeto de denuncia; Luis Rosales, que no logró evitarla y hubo de soportar por ello las críticas más acerbas y Félix Grande, cuyos esfuerzos por comprender la tragedia de ambos granadinos son notorios. A la vez, E.R. Borrachina alza su voz contra el fundamentalismo de las religiones monoteístas y la opresión del hombre por el hombre. Lo hace en una obra que, excepto dos composiciones iniciales y el epílogo, es en realidad un único poema, con versos libres y blancos de arte mayor, impregnados del espíritu surrealista dominante en Poeta en Nueva York.

No hay aquí referencias textuales sólo a este revolucionario libro, sino también a títulos de Rosales ( La casa encendida) y Grande (Blanco Spirituals), si bien Arroyo posee sin duda personalidad . Según la paráfrasis que hiciera Marx frente a la Esencia del Cristianismo, escrita por Fuerbach ( “Arroyo de Fuego”, en alemán), el discurso poético de este arroyo pretende purificar el mundo, sin renunciar a un lenguaje lírico cuidado e incluso innovador.

Emilio Ruiz Barrachina, Arroyo. Madrid, Ediciones SIAL, 2007

Ver Post >
Poesía Portuguesa
img
| 16-06-2011 | 04:50| 0

Walter Hugo Mâe, Bruno. Villanueva de la Serena, Littera Libros, 2007.

 

“Bruno” es una obra bilingüe, en castellano y portugués, de un escritor lusoangoleño que destaca tanto en poesía como en prosa. ( Ha poco obtuvo el Premio José Saramago 2007 de novela con “O remorso de Baltazar Serapiâo”). Ha sido publicada por la Asociación Cultural Littera, de Villanueva, cuyos méritos no hacen sino crecer. Entre los últimos títulos editados por tan dinámica entidad  destacan los de escritores tan sólidos como Luis Antonio de Villena y Basilio Sánchez, sin desmerecer en absoluto el resto de la colección. Antonio Sáez Delgado, presidente de la AEEX ( Asociación de Escritores Extremeños) ha hecho la versión española, reafirmándose como uno de los más finos traductores del portugués a nuestra lengua. Lástima que, según acostumbra, no adjunte algún preliminar sobre el autor, salvo la muy concisa nota biobibliográfica en solapa.

 “Bruno” ofrece largos poemas en versos libres, casi siempre encabalgados, a  cuyas múltiples libertades sintácticas y un lenguaje muy actual,  se suma un rotundo erotismo  , lo que le proporciona ese aire de lozanía y provocadora juventud  bien perceptible.

 

Ver Post >
El baile de las abejas
img
| 28-12-2010 | 04:30| 0

Con La importancia de que las abejas bailen bien obtuvo su autor el XXVI Premio Felipe Trigo de novela corta convocado por el Ayuntamiento de Villanueva de la Serena. Aquí nació Diego (1970), que es licenciado en Ciencias de la Información y Master en Periodismo Digital; ha trabajado en El Periódico Extremadura y tiene publicadas las obras Mudanzas en los bolsillos ( Elsago Ediciones, Castellón, 2007) y Mil formas de hacer la colada (Málaga, Cedma, 2007), así como el cuaderno de poesía línea 2 (Zafra, Cuadernillos de Intramuro, 2005).
       Esta narración, contada en primera persona, rezuma también poesía.  Nana refiere sus vivencias en Las Hurdes, junto a familiares dedicados a la apicultura. Tuvo que emigrar a Barcelona, para volverse ya de mayor precisamente  a Villanueva . El leitmotiv del relato es una añosa fotografía, cuya contemplación  permite evocar personajes y ambientes ya desaparecidos. Todos tuvieron un encanto especial, especialmente Héctor, el hombre que sabía susurrar a las abejas e inducirlas a que bailasen bien ( es decir, usar su típico lenguaje). Con él vivirá la joven “narradora”  un romance intenso, a la postre frustrado, aunque no sin fruto. Lástima que la muerte de unos y las dificultades de supervivencia para todos terminen con aquella  casi idílica comunidad hurdana.
     Una más cuidadosa puntuación y la eliminación de algunos rasgos dialectales (loísmos, uso transitivo del verbo “quedar”) ayudarían a pulir esta excelente novela.

Diego González, La importancia de que las abejas bailen. Sevilla, Algaida, 2007.

 

Ver Post >
La niebla herida
img
| 02-02-2009 | 21:28| 0

Tras el éxito alcanzado por su autor, Joaquín M. Barrero, con su primera obra, El tiempo escondido (también publicada en Ediciones B, 2005), que anda ya por la séptima edición, el novelista astur vuelve al thriller. Lo es La niebla herida,  con medio millar de páginas, donde se trata de descubrir al autor e inductores de unos asesinatos ocurridos en Madrid hacia 1946. Medio siglo tardará en resolverse el enigma, tiempo sobrado para que el escritor conduzca a los protagonistas por lugares (Marruecos, Venezuela, Francia, España…) y situaciones bien distintos. Lo hace sin atenerse a una cronología lineal, complicando hábilmente el discurso narrativo con voces plurales, aunque el lector avispado pueda intuir  pronto las claves del drama. Como en su primer libro, aunque aquí no tan intensos, se deslizan apuntes de denuncia social, desnudando  la trama de corrupciones que se extendía sobre los abastos en el Madrid de la posguerra .     

Ver Post >
E. NICOL EN ITALIANO
img
| 02-02-2009 | 21:40| 0

Eduardo Nicol ( Barcelona, 1907- México, 1990) fue uno de los filósofos  que hubo de exiliarse por fidelidad a la II República, tras la sublevación de 1936. Entre  sus numerosas publicaciones destaca El problema de la Filosofía Española (1961), una reflexión sobre nuestros pensadores a la luz del magisterio de Ortega  y cuya tercera parte es un lúcido “ensayo sobre el ensayo”.

Lo publica ahora el Instituto di Studi Latinoamericani , con el título Il problema della filosofia ispanica , en la colección “La Città del Sole”. Esta serie está dirigida por Giuseppe Cacciatore y el pacense Luis de Llera, catedrático de la Universidad de Génova. Este último, que es también miembro de la R. Academia de Extremadura, suscribe un amplio preliminar donde se analiza, perfectamente contextualizado, el pensamiento de Nicol.

Ver Post >
Vitela
img
| 14-05-2009 | 12:29| 0

Vitela (del latín vitula, becerra  ) es, según el diccionario de la Real Academia Española la piel de vaca o ternera, adobada y muy pulida, en particular la que sirve para pintar o escribir en ella.” Era un soporte ideal para hacer códices, aunque también se utilizaron cueros de otros animales (ovejas, cabras, incluso antílopes), tratados como los de la mítica biblioteca  de Pérgamo. De ahí los prestigiosos “pergaminos”, cuya hermosura y resistencia a la destrucción aún admiramos.  Esas mismas connotaciones reviste un papel hecho de algodón, cuyo descubrimiento suele atribuirse al tipógrafo John Baskerville (s. XVIII). Se trata, pues, del nombre perfecto para titular una revista bibliográfica, que se funda con intenciones de excelencia. Así se llama la que fundase y dirige Feliciano ,  estrechamente vinculada a la Biblioteca ” Bartolomé J. Gallardo”, de Badajoz.

   Vitela, con tres apariciones  anuales, alcanza ya el número diez, que hoy presentamos.  Impreso en Tecnigraf, con 56 páginas tamaño folio y cuidadoso diseño, ofrece secciones varias : artículos, reseñas, comentarios breves  y noticias, que siempre dicen relación con el mundo del libro. Abre el trabajo de Tejada Vizuete sobre la biblioteca del Seminario de Badajoz, la más importante entre todas las eclesiásticas -juzga él – de cuantas existen en Extremadura, incluida la de Guadalupe, y superior por sus fondos clásicos a cualquier otra de titularidad civil. Fundada hace cuatro siglos, continuamente enriquecida, sus más de 40.000 volúmenes (38.000 ya informatizados)  guardan verdaderas joyas , como los ocho tomos de la bellísima  e impagable Biblia Políglota de Amberes, que Arias Montano hiciese imprimir por Plantino para el rey Felipe II .

   Enorme interés tienen las páginas dedicadas a las publicaciones últimas, sobre todo las relacionadas con Extremadura. Dado su número, sólo las más importantes reciben comentarios, que suscribe el propio director. De las otras novedades se recoge la ficha técnica.  Carmen Fernández-Daza, presidenta de la Unión de Bibliófilos Extremeños (UBEx)  y heredera de una insigne tradición familiar vinculada a los libros, analiza  muy didácticamente la célebre Historia de nuestra Señora de Gudalupe (Toledo, Tomás de Guzmán, 1597), preciosa edición de la que existen ejemplares en las bibliotecas de Guadalupe, IX Marqués de la Encomienda y la Regional de Extremadura. Por último, junta a tantas colaboraciones valiosas firmadas por Guillermo Kurtz, Carmelo Arriba, Victor Correa, Isabel Vázquez y Juan Copete, recomendamos la lectura de las  amplias contestaciones que Alfonso Guerra al anónimo entrevistador.  Librero en su día, lector contumaz , con varias obras editadas y bibliófilo ( ” los libros han sido y  son para mí un aliento espiritual imprescindible”, dice), el experimentado político responde con su  solvencia e ingenio habituales.

Feliciano Correa (dir.) Vitela, nº 10. Badajoz, 2007, septiembre

Ver Post >
Cuarto creciente
img
| 15-06-2011 | 10:40| 0

José Antonio, que ha ensayado todos los géneros con singular acogida, publicó hace ya veinte años  un volumen antológico  con este mismo título donde seleccionaba su producción poética del periodo 1974-1987. Se lo prologaba José Luis García Martín. Lo hace Enrique Baltanás en esta segunda entrega, seleccionada por el propio autor, que aparece en la prestigiosa editorial andaluza. Como todas las antologías – escribe éste en nota preliminar – no son más, al fin y al cabo, que un propósito de enmienda, yo he querido con ésta continuar la visión de conjunto que inicié con el Cuarto Creciente de 1989 procurando, eso sí, adelgazar su volumen y aliviar de paso su lastre (..) Excluyo toda mi poesía infantil e incluyo algún libro de constitución narrativa, de los que me brotaron en los cunetones mismos de mi prosa”.

     Es lógico que el escritor se fije ahora con más insistencia en su último libros, pero la muestra permite hacernos una idea coherente de su poesía, con los cambios lógicamente producidos en su larga e intensa trayectoria.

     ” José Antonio Ramírez Lozano es un poeta que se lee con gusto. No sólo por su pericia métrica (algo, ay, que va siendo ya raro) o por su dicción siempre segura (en fin, otra rareza), sino, acaso, porque su poesía, a través de una ingeniosa creatividad y una siempre tensa imaginación, y a través, sobre todo, del humor, que puede ser negro aunque también blanquísimo a veces, su poesía, digo, pretende precisamente eso : distraernos, sorprendernos, hacernos pasar un buen rato. Sin patetismos confesionales ni zarandajas metafísicas. Mucho de juego, y de juego infantil, hay en la poesía de Ramírez Lozano. Pero pronto comprobaremos que la aparente facilidad de su arte es engañosa. Que el juego es que un mero juego. Y que el poeta, en defnitiva, ni escapa ni quiere escapar de las preguntas eternoias del hombre : el amor, el deseo, Dios , la muerte – la omnipresente muerte -, la propia y enigmática actividad poética”, leemos y aprobamos en el prólogo.

José Antonio Ramírez Lozano, Cuarto creciente. Sevilla, Renacimiento, 2007.

Ver Post >
Diez relatos laberínticos
img
| 24-01-2008 | 17:20| 0

Javier Casis ( Logroño, 1941) se proclama un apasionado de las librerías de viejo, de los relojes antiguos y de la literatura fantástica, sobre todo la inglesa. Son  algunas de las claves que utilizó en sus obras anteriores ( El encuadernador nocturno, 1997; El coleccionista de secretos, 1999 ; El archivo de un soñador, 2002, o Cartas muertas, 2005). Aparecen también en Historias del laberinto, un conjunto de diez relatos en los que la capacidad del autor para sorprender a los lectores resulta innegable.  Todas estas narraciones, llenas de intrigas y misterios (unas más que otros) presentan un aire familiar. En algunas, se repiten los mismos personas y en casi todas ellas reencontramos elementos comunes : alguien le ha referido al autor, omnisciente , la historia que él reelaborará; ésta ocurre en alguna años mansión campestre; los protagonistas se conducen con espíritu caballeresco, sin incurrir jamás en escenas de alto voltaje; las historias casi nunca alcanzan una explicación lógica.

   Casis posee indudable capacidad para componer relatos sorprendentes,  mucho mejores en la parte segunda del libro que los primeros.  Ganan bastante cuando se decide a presentar directamente la narración, sin detenerse en preámbulos. Y si si utilizase más el punto, su prosa, siempre cuidada, sería perfecta.

Javier Casis, Historias del laberinto. Madrid, Huerga&Fierro, 200

Ver Post >

Últimos Comentarios

ipasga_4406 01-02-2017 | 17:20 en:
SOR CELINA
olallalau_12 20-05-2016 | 10:54 en:
LAURA OLALLA
frameve_6499 29-04-2016 | 17:03 en:
LUCILIO VANINI
Emilomoya 27-02-2016 | 23:46 en:
REVISTA ESPAÑOLA

Otros Blogs de Autor