Blogs

Marta Pérez Guillén

Línea de Consumo

No quemes la seda al plancharla

La seda se caracteriza por su delicadeza y requiere unos cuidados más que especiales a la hora de plancharla. Para asegurarte de que la prenda no sufra demasiado y no le queden marcas, pasa la plancha a baja temperatura. Si lo que quieres es que no aparezcan manchas, lo mejor es que las planches del revés y pon entre la tela y la tabla un paño de algodón. Un remedio que nunca falla consiste en introducir la prenda en una bolsa de plástico y meterla en el congelador al menos durante una hora. Después, plánchala. De esta manera, evitarás que aparezcan arrugas al pasarle la plancha. A la hora de lavarlas, recuerda que siempre es mejor hacerlo a mano con un producto indicado para prendas delicadas. Evita siempre meter prendas de seda en la lavadora, si quieres que sobrevivan cuando acabe el lavado.

Por Marta Pérez Guillén

Sobre el autor

Periodista por vocación. Pasota ilustrada de libre convicción, que escribiré en este blog de lo último de lo último, que mañana se convierte en lo necesario, y pasado ya está de moda. Sobre los trucos infalibles de la abuela, de la vecina. De todo lo que nos resulte útil para facilitar nuestra vida y que resulte divertida. Sobre cómo sobrevivir a las excentricidades y cómo convivir con las costumbres. Sobre todo esto, y más sorpresas girará este blog.


junio 2006
MTWTFSS
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930