Blogs

Marta Pérez Guillén

Línea de Consumo

Cuece los garbanzos en el agua del remojo

Ahora que, de verdad, ha llegado el invierno y, con él, las ganas de comer guisos y usar la cuchara. Ten en cuenta que las legumbres quedarán más sabrosas si las cueces en el agua en que han sido remojadas. No obstante, debes lavarlas primero y, después, dejarlas toda la noche en remojo en agua limpia, que servirá para cocerlas al día siguiente. De esta manera, las legumbres no perderán sus propiedades nutritivas y resultarán mucho más sabrosas. Si sueles andar con prisas, pon los garbanzos en agua durante toda la noche y congélalos después. Así, sólo tendrás que meter la mano en la bolsa de plástico y echarlos en el caldo cuando rompa a hervir. Pero, si lo que quieres es acelerar la cocción de las legumbres, añade bicarbonato al agua y déjalo actuar toda la noche. Enjuaga al día siguiente y listo para ir a la olla.

Por Marta Pérez Guillén

Sobre el autor

Periodista por vocación. Pasota ilustrada de libre convicción, que escribiré en este blog de lo último de lo último, que mañana se convierte en lo necesario, y pasado ya está de moda. Sobre los trucos infalibles de la abuela, de la vecina. De todo lo que nos resulte útil para facilitar nuestra vida y que resulte divertida. Sobre cómo sobrevivir a las excentricidades y cómo convivir con las costumbres. Sobre todo esto, y más sorpresas girará este blog.


diciembre 2006
MTWTFSS
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031