Blogs

Marta Pérez Guillén

Línea de Consumo

Apio para conservar el pan fresco

Si quieres que el pan llegue totalmente fresco a la hora de la cena con el mismo sabor y textura que tenía cuando lo compraste a primera hora del día, recurre al apio. Todo lo que tienes que hacer es guardar el pan dentro de la bolsa habitual, pero metiendo también en ella una rama de apio. Así, cuando llegues a casa cansado del trabajo sólo tendrás que abrir la bolsa para acompañar la cena con pan, que te sabrá como si estuviera recién hecho. Si has usado el pan duro para rallarlo, mételo en un tarro de cristal y añade un par de hojas de laurel para que no coja olor a humedad y se mantenga siempre fresco. Pero, si lo que quieres es recuperar la pieza que sobró el día anterior, salpícalo bien con agua y, después, introdúcelo en el horno caliente durante unos minutos. Y ya estará listo para comerlo como recién salido del horno.

Por Marta Pérez Guillén

Sobre el autor

Periodista por vocación. Pasota ilustrada de libre convicción, que escribiré en este blog de lo último de lo último, que mañana se convierte en lo necesario, y pasado ya está de moda. Sobre los trucos infalibles de la abuela, de la vecina. De todo lo que nos resulte útil para facilitar nuestra vida y que resulte divertida. Sobre cómo sobrevivir a las excentricidades y cómo convivir con las costumbres. Sobre todo esto, y más sorpresas girará este blog.


enero 2007
MTWTFSS
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031