Ahorra electricidad | Línea de Consumo - Blogs hoy.es

Blogs

Marta Pérez Guillén

Línea de Consumo

Ahorra electricidad

Ya es la segunda vez este año que nos suben la luz. Al 7 por ciento de abril se suma ahora una subida del 3,95 por ciento. Los hogares españoles deberán hacer, por tanto, un desembolso extra de casi el 11% de media en este ejercicio para afrontar este consumo básico. El 15% de la factura eléctrica mensual de un hogar corresponde a la iluminación.

No nos queda más remedio que tomarnos en serio el asunto y hacer todo lo que esté en nuestra mano para ahorrar. Con una pautas de ahorro sencillas pero efectivas, como aprovechar la luz solar, apagar luces innecesarias o racionalizar el uso de los electrodomésticos, conseguiremos reducir el impacto en nuestra factura de electricidad. La revista Eroski Consumer, siempre preocupada por el consumidor, da unos estupendos consejos para que nos nos sea aún más difícil llegar a final de mes.

  1. Aprovechar la luz solar: en los meses estivales una óptima estrategia para ahorrar luz es utilizar la solar. Dura casi todo el día y es más natural.
  2. Utilizar bombillas de bajo consumo: se pueden sustituir todas las bombillas por las de bajo consumo. Tienen una vida útil mucho más larga que las incandescentes, utilizan menos energía eléctrica (entre un 50% y un 80% menos) y generan la misma iluminación. Su uso tiene efectos inmediatos en la factura de la luz. Son más caras, pero merece la pena instalarlas en todas las habitaciones, ya que el ahorro se reflejará en el recibo de los siguientes meses.
  3. Apagar luces innecesarias: el 15% de la factura eléctrica mensual del hogar corresponde a la iluminación. Se deben evitar situaciones que pueden elevar el gasto, como dejar encendidas las luces o aparatos en habitaciones en las que no se está, o que en una misma habitación haya sobreiluminación. Son circunstancias comunes, en las que apenas se repara, pero que encarecen de modo significativo la cuenta final de la luz.
  4. Racionalizar el uso de los aparatos domésticos: es posible hacer un uso más racional de los aparatos tecnológicos (reproductores, televisión, ordenadores…); hay que apagarlos cuando no se utilizan o usar los programas que llevan incorporados algunos de ellos para combatir su alto consumo. En lo que respecta a las lavadoras o lavavajillas, se aconseja poner en marcha estos electrodomésticos en menos ocasiones, con la carga máxima siempre.
  5. Ahorrar en las cocinas eléctricas: se puede rebajar la factura eléctrica al cocinar con vitrocerámicas, fuegos eléctricos, etc., si unos 5 o 10 minutos antes de terminar la cocción del plato elegido se apaga. Con el calor residual se termina el proceso de elaboración de la comida. Y no es recomendable abusar de esta fuente de energía, que tiene uno de los consumos más elevados en todo el hogar.
  6. Contar con una buena instalación de aire acondicionado: basta con colocar el aparato en un lugar con suficiente espacio para permitir la circulación del aire y evitar colocar objetos que obstruyan una adecuada ventilación, ya que, de lo contrario, el aparato trabajará más y, por tanto, tendrá un mayor consumo de electricidad, un aspecto que se reflejará en la factura mensual.

Las mayores medidas de ahorro se deben aplicar a los aparatos de mayor consumo (cocina eléctrica, lavadoras o lavavajillas). Para optimizar el uso de cada electrodoméstico, y no arruinarse en el intento, es importante conocer su consumo:

  • Cocina eléctrica: 6.000/8.000 W.
  • Lavadora: 2.000/3.000 W.
  • Lavavajillas: 2.000/3.000 W.
  • Plancha: 1.000/1.500 W.
  • Microondas: 500/1.500 W.
  • Nevera: 300/800 W.
  • Televisor: 50/200 W.
  • Equipo de música: 50/200 W.
  • Ordenador: 200 W.
  • Radio: 100 W.
  • Secador de pelo: 300/500 W.
  • Aspiradora: 1.000/1.500 W.
  • Cafetera exprés: 800/1.000 W.
  • Licuadora: 300/500 W.

El etiquetado energético informa al usuario sobre el consumo de energía y otros datos complementarios relativos a cada tipo de aparato a lo largo de su vida, por ejemplo: el ruido, la eficacia de secado y de lavado, el ciclo de vida normal, etc. Este tipo de información aparece en aparatos eléctricos tales como los frigoríficos, congeladores, lavadoras-secadoras y lavavajillas e incluso también en fuentes de luz como son las lámparas.

Las clases de eficiencia energética se pueden englobar en siete categorías desde la letra A hasta la letra G. ediante esta clasificación, se pueden comparar electrodomésticos del mismo tipo. Así, si se elige una lavadora de clase A, se consumirá menos de la mitad que otra de clase E, lo que supondrá un ahorro muy grande a lo largo de la vida útil de la lavadora. Aunque el costo inicial de los más eficientes sea mayor es una inversión que se amortiza a medio plazo.

Los electrodomésticos hay que utilizarlos por la noche porque la demanda de energía es más baja. Ya hablé de este asunto en un post anterior que interesa volver a leer.

Algunos consejitos, electrodoméstico por electrodoméstico:

LAVADORA

  • Lava en frío o baja temperatura, el 90% de la electricidad que se consume es para calentar el agua. Utiliza preferentemente los ciclos de lavado a 30º o 40 º y evita los de 90 º.
  • Para el lavado llena la lavadora y emplea programas económicos.
  • Limita el uso del prelavado a las prendas muy sucias.

LAVAVAJILLAS

  • Elige el programa más económico: éste limita el consumo de agua y calienta a una temperatura adecuada (50º C).

FRIGORÍFICO

  • El frigorífico sitúalo alejado de las fuentes de calor y con suficiente ventilación.
  • Mantén una distancia mínima entre la nevera y la pared.
  • Deja que los alimentos calientes se enfríen completamente antes de colocarlos en la nevera.
  • Evita mantener la puerta abierta mucho tiempo: puede ahorrar hasta un 5% de energía.
  • Descongelar cuando la capa de hielo supere los 5 mm.
  • Descongelando los alimentos en el interior de la nevera aprovechamos la energía que se ha utilizado para congelarlos.

ILUMINACIÓN

  • Aprovecha la luz del día.
  • Apaga las luces al salir de las habitaciones.
  • Utiliza luces próximas para trabajos como leer, estudiar… y elimina las luces indirectas que suponen gran consumo al tener que ser de mayor potencia.
  • Si tienes instalados tubos fluorescentes, continua utilizándolos, consumen mucho menos que las bombillas tradicionales.
  • Utiliza balastos electrónicos en vez de magnéticos en los tubos fluorescentes, y no los dejes encendidos si no los vas a usar. Ya no consumen mucho al encenderse.

AIRE ACONDICIONADO

  • Antes de comprar un aparato de aire acondicionado, plantéate si realmente lo necesitas. Existen posibilidades de refrigeración más baratas y ecológicas (toldos, ventiladores, etc.).
  • Cierra las ventanas y baja las persianas en las horas de más calor y ábrelas cuando refresque.
  • Colocar el aparato de aire acondicionado en una parte sombreada. Si lo colocas al sol su consumo será mucho mayor.
  • Utilizarlo siempre a una temperatura razonable, el frío excesivo aumenta considerablemente el consumo de energía.
  • Mantén limpios los filtros del aire acondicionado y no lo uses con las ventanas abiertas.

COCINA Y HORNO

  • Cocinar con olla a presión y con poca agua supone un ahorro del 50% de energía.
  • Tapando las ollas, cazuelas y sartenes conseguiremos ahorrar un 25% de energía.
  • La mejor opción para cocinar es el gas natural o butano, pero debemos mantener en buen estado los quemadores y evitar que la llama sobrepase el fondo de los recipientes.
  • No abrir la puerta del horno si no es imprescindible
  • No usar el horno para cocinar pequeñas cantidades de alimentos, ni para recalentar o descongelar.

AGUA CALIENTE

  • Una temperatura del agua de 40º C es suficiente para ducharse. Regula el calentador a esa temperatura para evitar calentar agua y luego enfriarla mezclándola.
  • Ahorrando agua caliente ahorramos energía. Todos los consejos para ahorrar agua son válidos para ahorrar energía.

ORDENADORES

  • Compra ordenadores que estén dotados de sistemas de ahorro de energía. Uno de los logotipos más extendidos es el conocido como Energy Star de la Agencia de protección ambiental de EEUU que garantiza que cada componente tiene un consumo inferior a 30 W. Otros logotipos son los de las marcas suecas Nutek y TCO
  • El monitor es el principal responsable del gasto eléctrico de los ordenadores y su tamaño determina su consumo energético. El salvapantallas que implica un ahorro significativo es el que funciona en modo black screen (pantalla en negro). Se aconseja un tiempo de diez minutos para que entre en funcionamiento.

ELECTRODOMÉSTICOS ‘EN REPOSO’

  • Muchos electrodomésticos siguen consumiendo energía mientras están apagados. Son los que quedan con un piloto encendido en posición de reposo o stand by a la espera de que alguien accione el mando a distancia, o los que funcionan con corriente continua e incorporan un transformador que permanece siempre encendido (radiocasetes, minicadenas, etc.), u otros que permanecen encendidos se empleen o no, como el vídeo, el amplificador de antena o el teléfono sin hilo. Estos consumos, pequeños pero permanentes, pueden hacer que un aparato consuma más energía en el tiempo que está en espera, que en el que está en uso. Por ello apaga los aparatos que queden conectados permanentemente a la red, exige a los fabricantes que indiquen en las etiquetas el consumo en reposo del aparato y elige aparatos que no registren consumos internos cuando no se usen.

Por Marta Pérez Guillén

Sobre el autor

Periodista por vocación. Pasota ilustrada de libre convicción, que escribiré en este blog de lo último de lo último, que mañana se convierte en lo necesario, y pasado ya está de moda. Sobre los trucos infalibles de la abuela, de la vecina. De todo lo que nos resulte útil para facilitar nuestra vida y que resulte divertida. Sobre cómo sobrevivir a las excentricidades y cómo convivir con las costumbres. Sobre todo esto, y más sorpresas girará este blog.


julio 2012
MTWTFSS
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031