Hoy

img
Categoría: Cocina
Cómo separar las yemas sin problemas

Seguro que a más de uno le ha sucedido la siguiente estampa: Se te antoja cocinar y buscas la receta. A mí me dio por hacer un Tiramisú. Leí la receta y comencé con el primer paso: “Separar cinco claras de las cinco yemas”.

Desde el primer  momento, supe que iba a ser testigo de un desastre. Primero lo intenté como lo hacen las abuelas, rompiendo el huevo y moviendo la yema de un lado de la cáscara al otro. Demasiada pérdida de tiempo e inversión de paciencia.

Después probé con la técnica de romper el huevo en la mano, y dejar que la clara se deslizara por los dedos. El primero me salió de diez. El segundo también. Y cuando más confiada andaba, la cuarta yema se deslizó entre mis dedos. Presioné por aquello de no dejarla escapar, y como resultado, se rompió y se mezcló con todas las claras. Los cinco huevos, pasaron a nueve, y mi paciencia a cero en segundos. De eso no ando muy sobrada, como tampoco andaba sobrada de huevos.

Entonces pensé que, en estos tiempos de gadgets variopintos y para todos los gustos, tenía que existir uno que facilite la existencia y sobre todo, que me ayude a que el tiramisú, mi postre favorito desde ahora, no se convierta en una auténtica odisea cada vez que se me antoje. Y en efecto, buscando en Internet, en diferentes páginas web que venden utensilios de cocina, lo encontré como una luz que ilumina un túnel: los separadores de yemas.

Los hay de dos tipos. Aplicando la misma técnica que con las manos pero encima de una cucharilla con agujeros por donde cae la clara. Muy similar a un colador. Y el segundo, succionando la yema apretando el utensilio. Solución de pocos euros, menos de lo que cuesta una caja de huevos, como el colador, que no alcanza los dos euros, y sobre todo divertida.

Para los que son algo reticentes en esto de adquirir gadgets culinarios para cada problema que se plantea entre fogones, yo les digo, ‘tranquilos, no está todo perdido’. Hay un truco casero que no viene mal tener en cuenta. Tan solo se necesita una botella pequeña de plástico. Ponemos los huevos en un plato, un cuenco, lo que tengamos a mano y apretamos la botella para succionar la yema. Así de fácil y sencillo. Para los que sigan sin ver la facilidad del asunto bueno resulta este vídeo explicativo.

Si llego a saber esto el sábado me hubiera ahorrado huevos, paciencia y que de cena hubiera tortilla para todos. Eso sí, el tiramisú, buenísimo.

Ver Post >
Un producto extremeño que mejora la erección y retrasa las arrugas

La empresa y la Universidad han unido sus esfuerzos para sacar al mercado un producto excepcional. Con una materia prima de primera calidad, I+D+i y una alta dosis de emprendimiento y de apuesta empresarial de futuro nace el aceite de oliva virgen extra enriquecido con licopeno.

Son de sobra conocidas las cualidades del aceite de oliva y su beneficiosa aportación a la salud. Es un producto estrella de la dieta mediterránea y en Extremadura lo tenemos en abundancia. La región también es una importante productora de tomate, otro alimento básico de la dieta mediterránea y el que tiene mayor cantidad de licopeno. ¿Qué es y para qué sirve el licopeno? Es uno de los más potentes antioxidantes naturales que existe. Es un pigmento vegetal, soluble en grasas, que aporta el color rojo característico a los tomates, y en menor cantidad, a otras frutas y verduras. Actúa protegiendo a las células del organismo del estrés oxidativo producido por los radicales libres. Envejecemos porque nos oxidamos.

Estudios clínicos y epidemiológicos han demostrado que el licopeno es un agente central en la reducción de la incidencia de algunos tipos de cáncer como el de pulmón, próstata, colon y tracto digestivo. Previene además patologías cardiovasculares porque disminuye los niveles de colesterol, el síndrome de degeneración macular, las cataratas y ciertas complicaciones durante el embarazo (preeclampsia y el crecimiento inadecuado del feto). También ha quedado patente que previene problemas de infertilidad, retrasa los signos del envejecimiento, ayuda a la erección y es bueno la piel y la vista.

El doctor en Ciencias Químicas Eduardo Sabio Rey, profesor en la Escuela de Ingenierías Industriales de la Universidad de Extremadura, ha liderado desde el año 1997 varios proyectos de investigación para el desarrollo de procesos industriales para extraer licopeno sin utilizar disolventes químicos (tóxicos). En 2005 patentó a nivel mundial el método FITO-LIFE, consistente en un revolucionario sistema de extracción fuido-mecánica del licopeno. Desde entonces colabora estrechamente con la empresa Tomates del Guadiana, que tiene la exclusiva del uso industrial de esa patente. Esta cooperativa elabora en sus instalaciones de Medellín, cerca de Santa Amalia, aceite de oliva virgen extra con licopeno y concentrado de licopeno. Ha invertido en esta planta tres millones de euros y ha creado una línea de embotellado con capacidad para producir 24.000 botellas diarias de aceite con licopeno.

El cuerpo humano no produce licopeno y cuando comemos tomate sólo somos capaces de asimilar el 5% de todo el licopeno ingerido. Científicos de la Universidad de Extremadura investigaron cómo aprovechar más este maravilloso antioxidante y descubrieron que el cuerpo humano, al consumir el licopeno mezclado con grasa, es capaz de asimilarlo en un 90-95%.

Por ello, la suma de tomate y aceite de oliva virgen extra, dos pilares de la dieta mediterránea (patrimonio cultural inmaterial de la Humanidad, UNESCO, 2010), da como resultado un producto que aprovecha lo mejor de cada uno de ellos.

El aceite de oliva virgen extra enriquecido con licopeno de tomate, un producto cien por cien extremeño, nos da la oportunidad de llevar, de forma sana y sencilla, todos sus beneficios a nuestra mesa.

Puede ser utilizado de la misma forma que el aceite de oliva virgen extra convencional. Sólo con 1-2 cucharadas soperas al día de nuestro aceite, puede obtener los efectos beneficiosos del licopeno. Destacando que el licopeno es considerado GRAS (generally recognised as safe) o lo que es lo mismo reconocido como alimento seguro, ninguna dosis elevada presenta peligro ninguno.

La alta calidad nutricional de este producto lo convierte en un candidato idóneo para enriquecer las propiedades saludables de otros alimentos: lácteos y derivados, salsas y aliños, productos de bollería, patés y untables, carnes, alimentación infantil y dietéticos. También es posible su adición a alimentos precocinados y/o helados, y es perfectamente compatible con otros alimentos funcionales, complementando sus propiedades.

 

Disfunción erectil

Pero me gustaría destacar uno de los beneficios que tiene este ‘oro rojo de Extremadura’.

Un estudio realizado en 2012 por el Instituto Urológico Madrileño entre varones con disfunción eréctil de leve a moderada, demostró que el aceite de oliva virgen extra asociado a licopeno mejora la vida sexual.

Se estima que actualmente más del 30% de los varones mayores de 50 años sufren disfunción eréctil.

Para el Dr. Juan Carlos Ruiz de la Roja, urólogo, y director del Instituto Urológico Madrileño, “la explicación científica es muy sencilla. Se ha comprobado que el licopeno tiene un efecto vasodilatador debido a la liberación de oxido nítrico, lo que favorece una mejor circulación sanguínea a todos los niveles, entre ellos en el pene, mejorando la erección”.

Por su parte, Manuel Lucas, presidente de la Sociedad Española de Intervención en Sexología y secretario general de la Academia Internacional de Sexología Médica señala que “todo lo que interfiere en aquello que daña a los vasos sanguíneos de los cuerpos cavernosos del pene, es beneficioso, pero hay que tener en cuenta que no es como tomar Viagra. No va a ser un beneficio inmediato como con la pastilla, pero sí ayuda a conservar la buena vascularización para prevenir problemas de erección. Contribuye a mantener una buena vida sexual”, concluye el experto.

Un futuro muy prometedor en cosmética

Además de en el campo de la alimentación, el licopeno está haciéndose un hueco en el mundo de la cosmética. Así, la licoterapia es un nuevo concepto integral de salud y belleza que está basado en el consumo y uso tópico de productos ricos en licopeno obtenido mediante extracción directa.

El licopeno es un gran aliado contra el envejecimiento de la piel.

El aceite de oliva ha adquirido una gran importancia en la cosmética actual, por ser un ingrediente natural con gran capacidad hidratante. El producto estrella extremeño del que estamos hablando aúna las propiedades cosméticas del aceite con la capacidad antioxidante del licopeno. Diversos estudios demuestran que el licopeno protege frente a la formación de arrugas. Ensayos clínicos han puesto de manifiesto que productos cosméticos elaborados con el aceite de oliva virgen extra con licopeno mejoran la hidratación y elasticidad de la piel, previniendo la aparición de arrugas y reduciendo la formación de manchas, el acné, la psoriasis y mejorando visiblemente las pieles atópicas. La piel se purifica y renueva poco a poco.

El Departamento de Dermatología de la Universidad de Manchester confirma que el licopeno protege la piel de los daños derivados de la radicación solar. Una conclusión que puede reforzar la aceptación de los carotenoides, entre los que se encuentra el licopeno, como elementos altamente recomendables para la prevención de enfermedades dérmicas.

Tres emprendedoras pacenses han apostado por el futuro del licopeno extraído mecánicamente sin agentes químicos para uso cosmético y están elaborando jabones y aceites esenciales que venden en Internet y que no dejarán a nadie indiferente.

Ver Post >
Una rubia que está buenísima

Con el fuerte ascenso de las temperaturas se hace aún más necesaria la ingesta de líquidos para evitar los efectos de la deshidratación. El agua es un recurso necesario para la vida, principal componente de nuestro organismo y esencial en el conjunto de la alimentación. Pero no s0lo bebemos agua sino muchas otras bebidas y alimentos ricos en ella, como las frutas y las verduras, que contribuyen a mantenernos bien hidratados. Entre esas bebidas se encuentra la cerveza, preferida por muchas personas en estos días de verano. Esta milenaria bebida se elabora a partir de agua (92%) y otros ingredientes como la cebada y el lúpulo, lo que determina que su consumo aporte a nuestro organismo otros nutrientes como el potasio, el fósforo, vitaminas y antioxidantes.

Tomarla con moderación aporta beneficios significativos a la salud, pero existen otros usos para esos restos ya calientes y sin gas que quedan en las botellas y latas.

  1. Como fertilizante: Contiene levadura que es un agente de enriquecimiento buenísimo para el suelo. Añadir al agua de riego cerveza.
  2. Limpiador de muebles de madera. La cerveza sin gas es excelente para reavivar el color de los muebles de madera. Humedece un trapo y frota suavemente.
  3. Limpiador para joyería de oro. Vierte un poco de cerveza en un vaso y mete tus joyas (no utilices este método si tienen gemas). Déjalas sumergidas por 5-10 minutos. Frótalas después con un trapo limpio y seco.
  4. Darle un toque especial al arroz La próxima vez que prepares arroz cuécelo en cerveza y verás qué bueno el sabor.
  5. Quitamanchas. Las manchas de café y vino tinto se quitan frotando con un paño limpio mojado en cerveza. Repetir la operación si es necesario.
  6. Reflejos naturales para el cabello. Remoja tu cabello con cerveza y ponte al sol un rato para obtener reflejos de apariencia natural en tu cabello.
  7. Distracción para abejas. Nada más molesto en una comida al aire libre que el ataque de abejas y avispas, para evitarlo pon cerveza en pequeños contenedores alrededor del lugar donde vas a estar, las abejas aman la cerveza y se quedarán alrededor de ella.
  8. Para el insomnio. La cerveza contiene lactoflavina y ácido nicotinico que facilitan el sueño, además el lúpulo es un sedante natural. El lúpulo es una planta que se utiliza en aromaterapia como remedio para el insomnio. Si lavas la funda de la almohada con una mezcla a partes iguales de agua y cerveza, tendrá un sueño profundo y reparador.
  9. Bañarse y acondicionar el cabello. La cerveza contiene proteínas que son excelentes para el cabello y la piel y la vitamina B ayudará a dar brillo. De hecho existen champús hechos con cerveza, recomendados para cabello seco. Pero como el alcohol deshidrata más de lo que la proteína podría reparar, lo mejor es hervir y enfriar tu cerveza antes, para quitar el alcohol. Y después utilizarla en tu cabello entre el champú y el acondicionador.
  10. Para los pies. Muchos SPAS ofrecen servicios de pedicura que empiezan por humedecer los pies con cerveza y agua. La levadura suaviza la piel, mientras que el alcohol mata las bacterias. Para un tratamiento en casa, mezclar una lata de cerveza con agua tibia y sumerge tus pies en la mezcla durante quince minutos.
  11. Asienta el estomago. Beber una lata de cerveza a pequeños sorbos alivia el malestar. También es una cura para la resaca, pero no se debe emplear este truco si sufre de úlcera o gastritis.
  12. Limpiar cobre. Humedecer un paño y frotar. También se puede emplear la cerveza para limpiar una olla en la que se haya pegado la comida. Pon cerveza en la olla todavía tibia cubriendo la mancha. Se deja una hora y luego se lava normalmente.
  13. Marinar carne. La cerveza es ligeramente ácida y eso la convierte en un excelente suavizante de carne. La cerveza no alterará el sabor de la carne tanto como lo hacen las marinadas hechas con vinagre. Marínala en el refrigerador unas horas o mejor aún, toda la noche. No bebas la marinada.
  14. Cocer al vapor almejas y mejillones. Llena una olla grande para cocinar al vapor con partes iguales de agua y cerveza. La cerveza les da un rico sabor.
  15. Contra babosas y caracoles. A estos animales les encanta la cerveza. Llena un recipiente hasta la mitad. Lo tapas dejando una abertura. Entiérralo dejando la boca a ras de suelo. Los caracoles y babosas entrarán a tomar el rico manjar y caerán dentro donde morirán ahogados.

 

BENEFICIOS PARA LA SALUD DEL CONSUMO MODERADO DE CERVEZA

El consumo moderado de cerveza aporta cantidades significativas de vitamina B, fibra, minerales y antioxidantes naturales que pueden ayudar a prevenir distintos tipos de enfermedades cardiovasculares y neurodegenerativas. Tanto es así, que la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria incluye la cerveza, junto con el resto de bebidas fermentadas, en la ‘Pirámide de la Alimentación Saludable’, siempre que su consumo sea moderado. Además, la cerveza no engorda. Su valor calórico es muy reducido (unas noventa calorías por vaso).

1— La cerveza proporciona protección cardiovascular. Los consumidores de cerveza de forma moderada y regular tienen menos riesgo de sufrir infarto de miocardio que los no bebedores, debido a que reduce la coagulación sanguínea y el colesterol LDL, mientras que aumenta el colesterol de alta densidad, conocido como el ‘colesterol bueno’ o HDL.
2—Evita la retención de líquidos, ya que su bajo contenido en sodio la hace altamente depurativa

3—Ayuda a prevenir la úlcera gástrica, llegando a disminuir hasta en un 17 por ciento el riesgo de infección por ‘Helicobacter Pylori’ (bacteria muy de moda responsable de la úlcera).

4—Es la bebida que presenta mayor aporte de fibra en nuestra dieta, lo que se traduce en una disminución de la hipercolesterolemia, y en la absorción de glucosa y de grasas.

5—La cerveza es también una fuente de silicio, por lo que previene contra la osteoporosis.

6— Sus vitaminas -fundamentalmente del grupo B- ayudan a evitar la oxidación celular.

7—El ácido fólico es muy útil para la prevención de la anemia megaloblástica y está recomendado por los médicos para las mujeres que desean quedarse embarazadas.

8—La cerveza mejora el sistema inmune contra patógenos externos

9— Disminuye los factores de riesgo de las enfermedades neurodegenerativas, como el Alzheimer.

10 —Previene las enfermedades inflamatorias.

Ver Post >
Carne de caballo: pobre en grasa, rica en hierro

La carne de caballo es muy nutritiva, aunque apenas se consume y aprecia en nuestro país. Su interesante valor nutritivo se debe a un moderado aporte calórico, en comparación con el resto de carnes, a sus proteínas de alta calidad y a su escaso contenido en grasa, casi equiparable al de la pechuga de pollo. Las cualidades nutritivas de la carne de caballo la convierten en un alimento recomendable para personas de todas las edades, en particular, para quienes tienen exceso de peso, problemas de colesterol o triglicéridos elevados en sangre. Además, su riqueza en hierro, la hace recomendable en caso de anemia.

No todas las carnes contienen la misma cantidad de hierro. La carne de caballo supone la mayor fuente de hierro de origen animal, después de despojos y vísceras (sangre, hígado). El hierro es necesario para la formación de hemoglobina, una proteína que transporta el oxígeno desde los pulmones a todas las células, y su aporte adecuado previene la anemia ferropénica. También contiene cantidades reseñables de fósforo, un mineral presente en huesos y dientes, que interviene en el sistema nervioso y en la actividad muscular, además de participar en procesos de obtención de energía.

De animal de tiro a carne de consumo

El caballo ha tenido siempre mucha importancia. En la antigüedad, era uno de los pocos medios de transporte y de carga, además de una herramienta de combate imprescindible. Se cree que la carne de caballo ya era consumida por los bárbaros y algunos pueblos nómadas de la Edad Media. Los alemanes la comían durante las ceremonias en honor del dios Odín, para celebrar la valentía, el orgullo y el valor. Para combatir este tipo de liturgia pagana, el Papa Zacarías la prohibió en el siglo VIII. No fue hasta el siglo XIX, cuando llegó a las tablajerías. En un principio se mataban animales de tiro, por lo que resultaba una carne barata. Era vendida en carnicerías especiales llamadas ‘hipofágicas’, esto era para evitar que los carniceros la vendieran diciendo que era buey.

En España ha jugado un papel trascendental en la ganadería extensiva, pero desde principios del siglo XX, con el abandono del pastoreo y la llegada de la mecanización agraria, se han reducido los ejemplares equinos a más de la mitad. Sí se han mantenido las razas destinadas a la producción de carne ante la demanda de carne de caballo para consumo.

El primer establecimiento destinado a la venta de carnes de equino en España se abrió en Figueres (Gerona), en 1910, y al poco tiempo se extendió su comercialización por las provincias de Gerona y Barcelona. La venta de carne de equino se autorizó en la totalidad del país por la Real Orden del 6 de noviembre de 1914. En 1934 se inició su venta en Madrid, cuyo consumo aumentó durante la guerra civil española y como consecuencia de la segunda guerra mundial. Sin embargo, a medida que las condiciones económicas mejoraron, la adquisición de esta carne volvió a descender y ha sido en estos últimos años cuando se ha detectado una tendencia al alza ante la demanda como alternativa al consumo de carne de vacuno, una consecuencia de la grave crisis de las vacas locas.

El consumo de carne de caballo es habitual y relevante en países como Francia, donde incluso existen innumerables carnicerías especializadas en este tipo de productos. Desde Argentina, el primer exportador de carne de caballo, son enviadas toneladas de carne fresca cada año hacia Rusia, Holanda, Francia e Italia, sus principales compradores, y por este orden. Además de Argentina, los mayores productores de carne de caballo son México, China, Italia, EE.UU., Australia, Canadá, Brasil y Francia, entre otros.

Cecina de equino, elaborada en Castilla y León.

Cecina de equino, elaborada en Castilla y León.

En España, y a fin de alcanzar en producción, consumo y exportación a países de nuestro entorno, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) puso en marcha en 2004 el Plan Nacional de Ordenación y Fomento del Equino. Entre sus objetivos están fomentar actividades y servicios vinculados a la empresa equina y su aprovechamiento en áreas innovadoras. El Plan destacaba las grandes posibilidades del mercado de la producción equina de carne que, con una cantidad anual estabilizada entre las 5.000 y las 7.000 toneladas, estaba aún muy lejos de las producciones de otros Estados miembros como Italia, que era 10 veces mayor. Entre sus objetivos principales figuraba llegar a alcanzar la relevancia económica que actualmente tiene el sector del equino en países muy cercanos como Alemania, Reino Unido o Francia.

En España apenas se demanda esta carne, por lo que se destina a piensos para mascotas o se exporta a Francia, Italia, Bélgica o Grecia, donde el ama de casa sí pide este alimento, con un precio intermedio entre el vacuno y el cerdo.

El Corte Inglés suele tenerla y también existen sobre todo en el norte de España carnicerías especializadas en este producto.

Mucho más que filetes

Las piezas que se obtienen del caballo son similares a las del vacuno: solomillo, lomo, cadera, tapa, contratapa, babilla, espaldilla, aguja, morcillo, aleta, pescuezo, pecho, rabo y falda.

Se diferencian tres categorías: extra, primera y segunda. La categoría comercial de cada una de las piezas que se obtienen tras el despiece se determina por la proporción de carne, de tejido graso y conjuntivo -el nervio de la carne-, así como de huesos, etc. La categoría no sólo afecta al precio, también hace que unas piezas se tengan que cocinar de una manera u otra para sacarles el máximo provecho y que queden lo más tiernas y sabrosas posibles. Las piezas de primera categoría se destinan, sobre todo, a la obtención de filetes con las mismas aplicaciones culinarias que la ternera. El resto se emplea, en general, para elaborar estofados o carne picada y derivados como hamburguesas y albóndigas.

Solomillo: es la pieza que goza de mayor aprecio y calidad y alcanza el precio más alto.

Lomo: una pieza muy larga, formada por el músculo largo dorsal o gran dorsal. Muy apreciada para asar -roast beef- o en filetes gruesos -entrecot-.

Babilla: pieza de buena calidad que se localiza en la cara anterior del muslo. Se emplea sobre todo para filetes.

Cadera y tapilla de cadera: pieza de buena calidad formada, en su mayoría, por los glúteos. Es una carne algo dura, pero buena para asados y aceptable para filetes.

Contra: es una de las piezas mayores de la canal, situada en la parte externa del muslo. De ella se obtiene el redondo, que se separa del conjunto.

Tapa: una pieza calificada de excelente. Está formada por músculos situados en la cara interna del muslo y resulta muy tierna y jugosa en filetes.

Aguja: comprende los trozos musculares que recubren las primeras cinco vértebras dorsales, aunque no está bien delimitada. Se utiliza para cortar filetes que resultan de mediana calidad.

Espaldilla: parte superior de la extremidad delantera. Es óptima guisada.

Llana: porción muscular posterior y cercana a la espalda. Si se corta en la dirección de las fibras musculares, se pueden obtener filetes.

Brazuelo: parte musculosa de la porción superior del brazo. Cocida es muy sabrosa, ya que proporciona caldos ricos y gelatinosos.

Aleta o bajada de pecho: comprende varios músculos de la parte inferior de la cavidad torácica, apoyados en el esternón. Se usa como carne mechada.

Morcillo o zancarrón: parte baja de la extremidad anterior. Se emplea igual que el brazuelo, para hacer cocidos.

Costillar o pecho: son los músculos que se apoyan en las costillas y se utiliza para guisos.

Falda: está constituida por las porciones musculares colgantes del cuarto posterior. Se emplea como ingrediente de guisos.

Rabo: la cola o rabo se utiliza, en general, para ciertos guisos que exigen una cocción con abundante cantidad de agua. Con él se elaboran buenos caldos.

La carne de caballo se debe mantener en el frigorífico y cocinar, como máximo, en las siguientes 72 horas. La mayor cantidad de glucógeno (reserva de glucosa) del músculo explica que se estropee antes que el resto y que pueda contaminar a otras carnes con las que está en contacto. Por ello, la carne de caballo y potro se ha de vender en establecimientos habilitados para tal fin.

Curiosidad:

Se sabe que el 6 de febrero de 1856, se organizó un banquete “hipofágico” para promocionar y demostrar que era una carne perfectamente sana y, además gastronómica. El festín se hizo en el Grand Hôtel de París y el menú consistió en: fideos en caldo de caballo, salchichón y otros embutidos de caballo, caballo hervido, caballo a la moda, ragú de caballo, ensalada al aceite de caballo y pastel de tuétano de caballo al ron.

Ver Post >
Ahorra electricidad

Ya es la segunda vez este año que nos suben la luz. Al 7 por ciento de abril se suma ahora una subida del 3,95 por ciento. Los hogares españoles deberán hacer, por tanto, un desembolso extra de casi el 11% de media en este ejercicio para afrontar este consumo básico. El 15% de la factura eléctrica mensual de un hogar corresponde a la iluminación.

No nos queda más remedio que tomarnos en serio el asunto y hacer todo lo que esté en nuestra mano para ahorrar. Con una pautas de ahorro sencillas pero efectivas, como aprovechar la luz solar, apagar luces innecesarias o racionalizar el uso de los electrodomésticos, conseguiremos reducir el impacto en nuestra factura de electricidad. La revista Eroski Consumer, siempre preocupada por el consumidor, da unos estupendos consejos para que nos nos sea aún más difícil llegar a final de mes.

  1. Aprovechar la luz solar: en los meses estivales una óptima estrategia para ahorrar luz es utilizar la solar. Dura casi todo el día y es más natural.
  2. Utilizar bombillas de bajo consumo: se pueden sustituir todas las bombillas por las de bajo consumo. Tienen una vida útil mucho más larga que las incandescentes, utilizan menos energía eléctrica (entre un 50% y un 80% menos) y generan la misma iluminación. Su uso tiene efectos inmediatos en la factura de la luz. Son más caras, pero merece la pena instalarlas en todas las habitaciones, ya que el ahorro se reflejará en el recibo de los siguientes meses.
  3. Apagar luces innecesarias: el 15% de la factura eléctrica mensual del hogar corresponde a la iluminación. Se deben evitar situaciones que pueden elevar el gasto, como dejar encendidas las luces o aparatos en habitaciones en las que no se está, o que en una misma habitación haya sobreiluminación. Son circunstancias comunes, en las que apenas se repara, pero que encarecen de modo significativo la cuenta final de la luz.
  4. Racionalizar el uso de los aparatos domésticos: es posible hacer un uso más racional de los aparatos tecnológicos (reproductores, televisión, ordenadores…); hay que apagarlos cuando no se utilizan o usar los programas que llevan incorporados algunos de ellos para combatir su alto consumo. En lo que respecta a las lavadoras o lavavajillas, se aconseja poner en marcha estos electrodomésticos en menos ocasiones, con la carga máxima siempre.
  5. Ahorrar en las cocinas eléctricas: se puede rebajar la factura eléctrica al cocinar con vitrocerámicas, fuegos eléctricos, etc., si unos 5 o 10 minutos antes de terminar la cocción del plato elegido se apaga. Con el calor residual se termina el proceso de elaboración de la comida. Y no es recomendable abusar de esta fuente de energía, que tiene uno de los consumos más elevados en todo el hogar.
  6. Contar con una buena instalación de aire acondicionado: basta con colocar el aparato en un lugar con suficiente espacio para permitir la circulación del aire y evitar colocar objetos que obstruyan una adecuada ventilación, ya que, de lo contrario, el aparato trabajará más y, por tanto, tendrá un mayor consumo de electricidad, un aspecto que se reflejará en la factura mensual.

Las mayores medidas de ahorro se deben aplicar a los aparatos de mayor consumo (cocina eléctrica, lavadoras o lavavajillas). Para optimizar el uso de cada electrodoméstico, y no arruinarse en el intento, es importante conocer su consumo:

  • Cocina eléctrica: 6.000/8.000 W.
  • Lavadora: 2.000/3.000 W.
  • Lavavajillas: 2.000/3.000 W.
  • Plancha: 1.000/1.500 W.
  • Microondas: 500/1.500 W.
  • Nevera: 300/800 W.
  • Televisor: 50/200 W.
  • Equipo de música: 50/200 W.
  • Ordenador: 200 W.
  • Radio: 100 W.
  • Secador de pelo: 300/500 W.
  • Aspiradora: 1.000/1.500 W.
  • Cafetera exprés: 800/1.000 W.
  • Licuadora: 300/500 W.

El etiquetado energético informa al usuario sobre el consumo de energía y otros datos complementarios relativos a cada tipo de aparato a lo largo de su vida, por ejemplo: el ruido, la eficacia de secado y de lavado, el ciclo de vida normal, etc. Este tipo de información aparece en aparatos eléctricos tales como los frigoríficos, congeladores, lavadoras-secadoras y lavavajillas e incluso también en fuentes de luz como son las lámparas.

Las clases de eficiencia energética se pueden englobar en siete categorías desde la letra A hasta la letra G. ediante esta clasificación, se pueden comparar electrodomésticos del mismo tipo. Así, si se elige una lavadora de clase A, se consumirá menos de la mitad que otra de clase E, lo que supondrá un ahorro muy grande a lo largo de la vida útil de la lavadora. Aunque el costo inicial de los más eficientes sea mayor es una inversión que se amortiza a medio plazo.

Los electrodomésticos hay que utilizarlos por la noche porque la demanda de energía es más baja. Ya hablé de este asunto en un post anterior que interesa volver a leer.

Algunos consejitos, electrodoméstico por electrodoméstico:

LAVADORA

  • Lava en frío o baja temperatura, el 90% de la electricidad que se consume es para calentar el agua. Utiliza preferentemente los ciclos de lavado a 30º o 40 º y evita los de 90 º.
  • Para el lavado llena la lavadora y emplea programas económicos.
  • Limita el uso del prelavado a las prendas muy sucias.

LAVAVAJILLAS

  • Elige el programa más económico: éste limita el consumo de agua y calienta a una temperatura adecuada (50º C).

FRIGORÍFICO

  • El frigorífico sitúalo alejado de las fuentes de calor y con suficiente ventilación.
  • Mantén una distancia mínima entre la nevera y la pared.
  • Deja que los alimentos calientes se enfríen completamente antes de colocarlos en la nevera.
  • Evita mantener la puerta abierta mucho tiempo: puede ahorrar hasta un 5% de energía.
  • Descongelar cuando la capa de hielo supere los 5 mm.
  • Descongelando los alimentos en el interior de la nevera aprovechamos la energía que se ha utilizado para congelarlos.

ILUMINACIÓN

  • Aprovecha la luz del día.
  • Apaga las luces al salir de las habitaciones.
  • Utiliza luces próximas para trabajos como leer, estudiar… y elimina las luces indirectas que suponen gran consumo al tener que ser de mayor potencia.
  • Si tienes instalados tubos fluorescentes, continua utilizándolos, consumen mucho menos que las bombillas tradicionales.
  • Utiliza balastos electrónicos en vez de magnéticos en los tubos fluorescentes, y no los dejes encendidos si no los vas a usar. Ya no consumen mucho al encenderse.

AIRE ACONDICIONADO

  • Antes de comprar un aparato de aire acondicionado, plantéate si realmente lo necesitas. Existen posibilidades de refrigeración más baratas y ecológicas (toldos, ventiladores, etc.).
  • Cierra las ventanas y baja las persianas en las horas de más calor y ábrelas cuando refresque.
  • Colocar el aparato de aire acondicionado en una parte sombreada. Si lo colocas al sol su consumo será mucho mayor.
  • Utilizarlo siempre a una temperatura razonable, el frío excesivo aumenta considerablemente el consumo de energía.
  • Mantén limpios los filtros del aire acondicionado y no lo uses con las ventanas abiertas.

COCINA Y HORNO

  • Cocinar con olla a presión y con poca agua supone un ahorro del 50% de energía.
  • Tapando las ollas, cazuelas y sartenes conseguiremos ahorrar un 25% de energía.
  • La mejor opción para cocinar es el gas natural o butano, pero debemos mantener en buen estado los quemadores y evitar que la llama sobrepase el fondo de los recipientes.
  • No abrir la puerta del horno si no es imprescindible
  • No usar el horno para cocinar pequeñas cantidades de alimentos, ni para recalentar o descongelar.

AGUA CALIENTE

  • Una temperatura del agua de 40º C es suficiente para ducharse. Regula el calentador a esa temperatura para evitar calentar agua y luego enfriarla mezclándola.
  • Ahorrando agua caliente ahorramos energía. Todos los consejos para ahorrar agua son válidos para ahorrar energía.

ORDENADORES

  • Compra ordenadores que estén dotados de sistemas de ahorro de energía. Uno de los logotipos más extendidos es el conocido como Energy Star de la Agencia de protección ambiental de EEUU que garantiza que cada componente tiene un consumo inferior a 30 W. Otros logotipos son los de las marcas suecas Nutek y TCO
  • El monitor es el principal responsable del gasto eléctrico de los ordenadores y su tamaño determina su consumo energético. El salvapantallas que implica un ahorro significativo es el que funciona en modo black screen (pantalla en negro). Se aconseja un tiempo de diez minutos para que entre en funcionamiento.

ELECTRODOMÉSTICOS ‘EN REPOSO’

  • Muchos electrodomésticos siguen consumiendo energía mientras están apagados. Son los que quedan con un piloto encendido en posición de reposo o stand by a la espera de que alguien accione el mando a distancia, o los que funcionan con corriente continua e incorporan un transformador que permanece siempre encendido (radiocasetes, minicadenas, etc.), u otros que permanecen encendidos se empleen o no, como el vídeo, el amplificador de antena o el teléfono sin hilo. Estos consumos, pequeños pero permanentes, pueden hacer que un aparato consuma más energía en el tiempo que está en espera, que en el que está en uso. Por ello apaga los aparatos que queden conectados permanentemente a la red, exige a los fabricantes que indiquen en las etiquetas el consumo en reposo del aparato y elige aparatos que no registren consumos internos cuando no se usen.

Ver Post >
Vinagre para limpiar los azulejos

Los azulejos son los reyes de las cocinas y los baños, y es que es rara la casa que no cuenta con ellos en alguna de estas habitaciones. Su función aislante y protectora de paredes, así como la posibilidad de limpiarlos, algo que no podemos hacer sobre la pintura, los hace indiscutibles en estos lugares.

Aunque su limpieza es muy sencilla, no siempre los resultados acompañan. Y es que el paso del tiempo, unido a factores como la acumulación diaria de grasa o de cal dificultan en muchas ocasiones que éstos vuelvan a quedar relucientes.

Hay productos específicos en el mercado para esta tarea, pero os voy a recomendar los métodos que uso yo y que me dan buen resultado, tanto en los del baño como en los de la cocina, aunque cuando se trata de luchar contra la cal me decanto más por el vinagre y para la grasa prefiero el amoniaco.

Agua y vinagre

Vertemos agua y un buen chorro de vinagre blanco (un vaso) en un recipiente. Removemos y con la ayuda de un trozo de papel de periódico empapado en el líquido, vamos limpiando los azulejos. Finalizamos la tarea pasando un paño humedecido en agua, para retirar cualquier resto que pudiese quedar. Si los azulejos tienen acumulada mucha cal, brillarán como nuevos si los lavas con vinagre caliente. Espera un minuto a que se sequen y enseguida frótalos con un trapo limpio y suave. Te sorprenderán los resultados. También podemos limpiar los grifos y la alcachofa de la ducha. Para esta última, lo recomendable es desarmarla y dejarla en remojo con el agua y el vinagre, al menos una noche.

Aunque no lo creas, el vinagre, tiene más de 1.000 usos y casi todas las veces es más efectivo que cualquier producto comercial y mucho más barato. En algún post hablaré de este maravilloso producto que es un aliado estupendo para la limpieza del hogar.

Agua y amoniaco

Igual que el anterior, pero sustituyendo el vinagre por amoniaco. Sus resultados son muy similares, podemos elegir la versión que más nos guste. El amoniaco, otro fantástico aliado de la limpieza del hogar y del que ya escribí en una ocasión, es muy útil para los azulejos de la cocina, ya que es un magnífico desengrasante y además no deja rastro, cosa que sí ocurre con la lejía.

Jabón líquido y vinagre

Mezclar jabón líquido del que se usa para fregar, con vinagre a igual proporción. Debes agitarlo bien y usarlo instantáneamente aplicándolo con una esponja, y dejándolo por espacio de 10-15 minutos. Después quítalo con agua, también  sirve como bactericida. Se le puede añadir unas gotitas de limón.

Vapor de agua

Una manera rápida y económica para limpiar los azulejos de la cocina, es poner una olla a presión llena de agua al fuego. Cerrar ventanas y puertas. El vapor que desprenderá la olla, humedecerá los azulejos y reblandecerá la grasa que hay en ellos. Luego les pasas un paño seco, y listo.

Alcohol de quemar

Limpia los azulejos con alcohol de quemar y un trapo de algodón que no deje pelusa. Quedan con un brillo increible. Hay quien mezcla alcohol de quemar y amoniaco a partes iguales, añade un chorro de detergente concentrado e incorpora medio litro de agua y frota con un trapo o con papel de periódico. Una forma rápida de limpiar los azulejos del baño es pasarles un trapo empapado en alcohol, enseguida de tomar un baño, cuando todavía tienen vapor impregnado, ya que ablanda la suciedad.

 

PARA MEJORAR EL BRILLO: Tengo una amiga que una vez que termina de limpiar los azulejos con cualquiera de los métodos antes indicados, les pasa un paño limpio con limpiacristales y el resultado es muy bueno. En cualquier caso, si se hacen bien las cosas, con lo anteriormente expuesto es suficiente para lograr un brillo perfecto.

PARA LAS JUNTAS

Para la perfecta limpieza y blancura de las juntas también hay una solución muy eficaz. Hay productos. Incluso hay una especie de rotuladores que pintan las juntas y las dejan blancas. Pero lo que os sugiero es mucho más sencillo, económico y podréis repetirlo siempre que queráis. Basta con coger una botella de lejía de las usadas normalmente para la limpieza doméstica y un cepillo de dientes viejo, mejor si es de cerdas de dureza media o dura. En el mismo tapón de la botella de lejía, ponemos un poco de la misma. Ahí mojamos el cepillo de dientes y vamos frotando por todas las juntas. Es buena cosa usar unos guantes de látex, ya que vamos a estar con las manos mojadas en lejía un rato. Os recomiendo aplicar primero la lejía por toda la junta para que vaya actuando y seguidamente podemos proceder a frotar un poco en los sitios donde la suciedad esté más incrustada.

 

CAL EN LOS ELECTRODOMÉSTICOS

No puedo resistir la tentación de daros un consejo en el que el vinagre es el protagonista. Se trata de acabar con la cal que se acumula en los electrodomésticos, como la cafetera o la plancha, un problema muy común en el hogar, sobre todo en lugares donde el agua es dura, o sea, que tiene mucha cal. Existe una solución muy sencilla, económica y al alcance de todos. Bastará preparar la cafetera como si fuésemos a hacer café…. Pero no echaremos café en el depósito, tan sólo agua con vinagre. ¿Cuánto vinagre? Pues eso es cosa de cada uno. Si la cafetera está muy atorada, que ya casi no suelta agua, podemos usar el vinagre puro, ya que no es un ácido muy fuerte. Pongamos por ejemplo, que echamos un vaso de vinagre puro. Conectamos la cafetera y dejamos que actúe el vinagre. Si se trata de una limpieza de rutina, podemos diluir ese mismo vinagre en agua y volverlo a poner en el depósito, de modo que ahora serían dos vasos. Si sigue atorada, podemos usar vinagre puro de nuevo, aunque lo más normal es que lo que quede por hacer es enjuagarla preparando varias cafeteras con agua sin vinagre. Esto es muy importante (aparte de por el sabor), porque el vinagre tiende a ser abrasivo con el aluminio, lo pica u oxida, y nuestra cafetera puede tener algún elemento de aluminio en su interior. Enjuagándola perfectamente, no tendremos problemas.

Con la plancha de casa actuaremos de forma similar. Llenamos el depósito del agua con vinagre y darle al botón de autolimpieza, o bien dejar salir todo el vapor. Debemos pasarla por un trapo viejo, pues seguramente manchará. Finalmente, hacemos como con la cafetera: llenamos el depósito con agua limpia para aclarar. Si es agua destilada, mejor, pues arrastrará mejor restos de vinagre y cal que hayan podido quedar. Y así de fácil. Con una limpieza periódica, las cafeteras y planchas estarán siempre a pleno rendimiento y nos durarán mucho más tiempo.

 

Ver Post >
Sobre el autor Marta Pérez Guillén
Periodista por vocación. Pasota ilustrada de libre convicción, que escribiré en este blog de lo último de lo último, que mañana se convierte en lo necesario, y pasado ya está de moda. Sobre los trucos infalibles de la abuela, de la vecina. De todo lo que nos resulte útil para facilitar nuestra vida y que resulte divertida. Sobre cómo sobrevivir a las excentricidades y cómo convivir con las costumbres. Sobre todo esto, y más sorpresas girará este blog.

Otros Blogs de Autor