Hoy

img
Fecha: junio, 2011
Los Misterios de Laura
Enrique Falcó 28-06-2011 | 1:27 | 0

Ayer por la noche viendo “Los misterios de Laura” en < ?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" />la Primera Cadena de TVE caí en la cuenta de lo poco que les hablo de tele en mi blog. Será por aquello de que apenas la veo, pero no piensen mal, no soy el típico pedante que presume de no ver nada de tele excepto el Telediario, los Documentales de la 2 y La Noche Temática. Hay quienes incluso se lo creen cuando afirman tal petulancia, pero ya les digo que no es mi caso. A mí la tele me gusta como el que más, lo que ocurre es que desde hace ya bastantes años, y causa de mi horario, no me es posible ver las series y programas de Prime-Time, así como la mayoría de partidos de fútbol, o buenas películas. Por lo tanto me acostumbré hace mucho tiempo a bajármelo todo por Internet para verlo a la hora que me diera la gana. Es mucho mejor que lo que hacíamos de pequeño de grabarlo en vídeo. No hay que comprar cintas vírgenes ni programar el maldito cacharro. Además, les voy a ser sinceros. Ver una serie o película en la tele me fastidia y mucho, por la maldita publicidad. En Internet, mis capítulos de series favoritas me los bajo perfectamente editados, sin anuncios ni nada, e incluso muchas veces con añadidos de subtítulos. Evidentemente no soy la única persona que obra así y estoy convencido de que de forma muy parecida será la televisión del futuro más próximo. Una especia de tele a la carta, donde uno elige qué y a que hora quiere ver lo que sea.

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

Lo de ver “Los Misterios de Laura” además de por la ausencia de publicidad en la 1, es porque siempre ponen dos episodios, y cuando llego a casa está terminando el primero. El segundo, que es el que yo veo, se supone que es repetido, pero como me enganché a la serie hace poco aún disfruto visionando capítulos inéditos para mi y no siento la necesidad de descargármela por Internet. Está bien la serie, María Pujalte me hace mucha gracia. Es una especie de Jessica Fletcher (la entrañable detective de “Se ha escrito un crimen” que tanto me gustaba cuando era pequeño) algo más joven, y más “marujilla” y llana, como a mí me gusta. Es un poco torpe y bocazas, pero con una desmedida atención al detalle que le hace solucionar los interesantes asesinatos que se le presentan. Cada episodio además puede verse independientemente, pues la trama principal siempre es el asesinato en sí, las otras tramas, las de amoríos y tal, quedan para un segundísimo plano, algo que también es de agradecer.

Realmente el personaje que interpretaba Angela Lansbury no era una detective propiamente dicha, sino una escritora de novelas policíacas, mientras que Laura Lebrel sí que es una Inspectora en toda regla y muy rara vez se halla en el lugar del crimen. Otra de las notables diferencias es que la española no es tan ceniza ni gafe como su homóloga británica, ya que ésta parecía ser la causante misma de las muertes, porque sitio al que acudía, asesinato al canto. Cuando éramos chicos siempre bromeábamos con el tema. Nos imaginábamos que Jessica Fletcher existía de verdad y que cada vez que acudía a una cena o una recepción todos los invitados exclamaban al verla “¡Oh Dios mío, está aquí, alguien va a morir!”.

Otro día seguiremos hablando de tele amigos, y de programas que el menda considera entretenidos. De momento les recomiendo que sigan esta serie, o que se la bajen, pero no me vayan a hacer la gracia de verse todos los capítulos y reventarme el final, aunque me estaría bien empleado. Recuerdo que a los 16 años nos encontramos por la calle a unas amigas que se dirigían a los Multicines Avenida a ver “Cuatro Bodas y un Funeral”. Nosotros habíamos acudido a verla pocos días antes y nos rogaron que por favor no les contásemos el final. Yo por entonces, en plena edad del pavo, cuando ya se marchaban las llamé, y a una distancia prudencial, les grité “Al final ella se casa con él” mientras la concurrencia se partía el pecho yo tuve que poner los pies en polvorosa. Menos mal que por aquella época aún no bebía tanto LOCH LOMOND y estaba en plena forma que si no…

Ver Post >
H2O
Enrique Falcó 24-06-2011 | 10:24 | 0

Siempre, desde que tengo uso de razón, he bebido agua del grifo. Ante ustedes, en mi misma foto del periódico pueden ver que no ha mermado mi cuerpo en absoluto, y que puede decirse que estoy bien “criao”.

 

Los rumores que surgen últimamente de la precaria calidad del agua de nuestra ciudad (rumores de los que ya se ha hecho eco el Diario HOY) bien podría decirse que son infundados y destinados a que el pánico o la preocupación de los ciudadanos les obligue a comprar purificadores de agua, purificadores por otra parte que pueden ahorrarse dichos ciudadanos, porque la calidad del agua de nuestra ciudad siempre ha sido de primera.

 

 

 

 

Recuerdo incluso, que de muy pequeño, en el “General Navarro”, en tercero de EGB cuando empezó el curso, nos explicaron que una vez a la semana tomaríamos flúor, pues era muy necesario para los niños. Apenas a mediados del curso siguiente nos comunicaron que ya no era necesario, pues el agua de nuestra ciudad venía ya fluorada y se presentaba como una de las de mayor calidad del país.A decir verdad, el tema nos fastidió bastante, pues con el rollo del flúor nos pegábamos un buen cachondeo. Siempre había uno que al hacer el buche se lo tragaba y nos echábamos unas risas, y entre lo de repartir los vasos y tal pues nos chupábamos más de media hora.

 

 

 

 

He viajado a muchas ciudades de España y no he encontrado líquido elemento igual. El agua es incolora, inodora e insípida. Esto nos lo enseñó mi “seño” doña Loli Márquez cuando íbamos a segundo de EGB, pero el agua de Badajoz tiene un sabor especial que yo no cambiaría por nada. Los que prefieran pueden seguir gastándose dinero en agua mineral, que de hecho muchas veces ni lo es, o adquirir un purificador a precio de oro. Yo seguiré bebiendo del grifo, y no se preocupen, que cuando note que el agua sabe rara, seré el primero en darles un golpecito de atención. Hoy, haciendo una excepción, me beberé el LOCH LOMOND con agua, con agua del grifo, con agua de Badajoz, que si en muchas cosas nos encontramos a la cola del mundo, en otras como en el agua “nadamos” en la abundancia más plena y “bebemos” de las mejores fuentes. ¡Faltaría más!

Ver Post >
Garrafón (para variar) en la Feria de Badajoz
Enrique Falcó 22-06-2011 | 3:40 | 0

Aún no me he acercado por el Ferial, pero por cierto, quédense con mi cara, que en la víspera de San Juan me dejaré caer por allí.

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

No quiera decir esto que no aprovechara este último domingo, mi día libre, para salir a mediodía por el centro (la llamada Feria de día) y templar entre mi paladar las primeras delicatessen de < ?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" />la Feria de Badajoz 2011. No obstante cuento con amigos y sobre todo compañeros más jóvenes y con más ganas de acudir al ferial que yo, que ya se han dejado caer por allí y han sufrido las consecuencias, y que me vienen con el mismo cuento de todos los años, sólo que éste alcanza ya cotas de indignación popular. ¡Garrafón por los cuatro costados! Y a precio de oro, lo que es más indignante.

Ostento la inmensa fortuna de contar con amigos y compañeros de otras comunidades autónomas, que me cuentan batallitas de cuando salen por sus localidades de origen, y acuden al típico bar de su pueblo, donde les venden un garrafón de armas tomar. La diferencia es que todos saben qué es lo que van a beber, taberneros y clientes, y la colonia casi imbebible se cobra a un precio que compensa el malestar y las cagaleras que se sufrirán al día siguiente.

En nuestra ciudad somos los últimos para muchas cosas pero parece que para la pillería siempre obtenemos matrícula de honor. El problema llegará cuando algún empresario, por llamarlo de alguna manera, dé un mal paso y por culpa del matarratas que ofrece a precio de oro muera alguien (algo que lamentablemente ya ha ocurrido en otras comunidades autónomas) entonces supongo que el Ayuntamiento de Badajoz, la Junta de Extremadura o a quien corresponde se pondrán las pilas, porque aquí solo nos acordamos de Santa Bárbara cuando truena y ya la han violado cincuenta veces.

Desde estas humildes páginas me veo en la obligación de denunciar tan lamentable y por otra parte nada sorprendente hecho, y pediros amigos, que compartáis aquí para todos, vuestras impresiones y experiencias, con nombres de casetas incluidos, a ver si podemos hacer algo. ¡Es que tiene narices que para tomarme un buen LOCH LOMOND tenga que hacerlo en mi casa, aunque sea en Feria!

Ver Post >
La Lista de la Compra
Enrique Falcó 17-06-2011 | 1:44 | 0

La lista de la compra siempre es un tema muy recurrente entre las personas más jóvenes que llevan poco tiempo emancipadas. Les puedo confesar que nunca imaginé que me llegara a resultar tan placentero el ejercicio de ir al súper de turno para adquirir artículos de tan vital necesidad. Toda la vida haciéndolo por encargo en casa de mis padres con mala cara y sin embargo ahora es que me priva. Digo yo que será por el hecho de que ahora soy yo el que decide qué entra en el carro, y estarán de acuerdo conmigo en que la primera vez que uno realiza su primera compra siente algo así como si fluyera el poder por todo su cuerpo.

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

Pero claro, tenemos un problema, la crisis, la maldita crisis que cunde de desencanto tan lúdica obligación. El otro día lo hablaba con mis compañeros. Muchos de ellos, como mi amigo Beckham (evidentemente no se trata del que ustedes piensan) hacía hincapié en que para no desmadrarse había que acudir al Mercadona o Carrrefour (cada cual tiene sus propios fans, yo, por aquello de no hacer publicidad, no haré pública mis preferencias a Mercadona) con una lista redactada a conciencia, que solo incluya lo estrictamente necesario. Además la ocasión exige proceder a la visita de turno tras haber almorzado notablemente, es decir, que solo el hecho de pensar en comida te despierten las ganas de vomitar.


No digo yo que no sea efectivo oiga, pero estarán de acuerdo conmigo en que así se le quita la gracia al asunto. Mi menda, que quieren que les diga, a pesar de no tener ni un duro prefiere quitárselo de donde sea, incluso de salir a cenar, por disfrutar del placer de llenar el carro con mierdas varias. A preguntas de mi novia al estilo de “¿tomate frito tenemos verdad?” Siempre respondo – “Sí, hay 6 cajas…pero echa dos o tres más, que más vale que sobre que no que falte” Y así con todo. A veces se producen situaciones surrealistas “¿Que nos falta?”- Pregunta mi novia – “No hemos cogido comida para el perro” – respondo muy serio – “pero si no tenemos”- Contesta mi novia desconcertada – “ya, lo digo porque es el único pasillo que nos falta por desmantelar”.

De hecho, una de las primeras compras que realizamos juntos, poco después de comenzar nuestra aventura en nuestro primer apartamento, pasará a los anales de la historia del Mercadona de Huerta Rosales (Al que acudíamos hasta mudarnos a Cuartón Cortijo, que es sin duda el mejor de todos). Llenamos dos carros, sin exagerar, y tan rebosantes que se salían las botellas de LOCH LOMOND por los lados. El chico de los pedidos, súper majo y simpático, tuvo que subirlo a casa en tres veces. Cuando le dije que sólo vivíamos dos personas allí la verdad es que me dio un poco de vergüenza, pero qué le vamos a hacer, todos tenemos nuestras miserias. Ustedes hagan lo que quieran, pero yo paso de lista de la compra. Será por aquello de que a los músicos siempre nos ha gustado improvisar.

Ver Post >
SúperPapás
Enrique Falcó 14-06-2011 | 1:56 | 0

J. López Lago, que siempre está en todo, narra hoy en su “Así nos va” el problema que se le plantea a los padres en verano, cuando las guarderías deciden fechar por las tardes, aplicando ese horario de verano tan deseado por todos y al que lamentablemente no nos podemos acoger cuantos querríamos.

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

Habría que recordar que no sólo es un gran problema lo de las guarderías. Mis hermanas han tenidos bebés en los últimos años, también muchos compañeros, y últimamente además mi amigo Javi (ya saben, íntimo mío y de la gula, como quien suscribe) por lo que estoy al tanto de la dificultad que encierra decidirte a dar el paso a la paternidad.

El verdadero problema es plantearse la posibilidad de compaginar el trabajo de los padres con la atención que precisan personitas tan indefensas. La verdad es que es harto difícil y complicado, a pesar de que muchas empresas ponen todos sus medios para hacer cumplir < ?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" />la Ley de Conciliación Familiar. Lamentablemente no todas la cumplen ni ponen las mismas facilidades. Aún así, y sin querer resultar demagógico, considero que no es suficiente, y que todas las ayudas que se puedan ofertar siempre me parecerán pocas.

Muchas madres de mi generación tuvieron que renunciar a su trabajo para encargarse de nosotros. Hoy en día difícilmente puede darse tal hecho, sobre todo por la vital necesidad económica que nos obliga a disponer de dos sueldos para llegar a fin de mes. Ya sea el de la madre o el padre, ambos salarios son imprescindibles (que no siempre suficientes, que esa es otra), entre otras cosas para satisfacer las necesidades de la criatura en cuestión.

Si hace años en este país, tan misógino y machista, no se contemplaba la posibilidad de que fuera el padre quien abandonara el trabajo para ocuparse de los niños, hoy en día algunas empresas se empeñan en demostrar que poco o nada ha cambiado en nuestro país, y es al padre a quien más problemas ponen para acogerse a la Ley de Conciliación Familiar.

Los padres de hoy en día alcazan cotas de super héroes, y habría que denominarlos “SuperPapás” por aquello de los peligro y las dificultades a las que han de enfrentarse. Mi mejor LOCH LOMOND como siempre en su honor.

El otro día preguntaba a mi amigo Javi que como lo iban a hacer cuando llegara el momento de ir a trabajar. Él, como es un cachondo mental, me contestó “Pues con mucho cuidao” y mientras miraba a su hija con una sonrisa bobalicona yo comprendí por el brillo de sus ojos que cuando uno se decide a dar el gran paso y se convierte en padre, todos los problemas que se planteen en un futuro quedan reducidos al polvo y la ceniza más insignificante.

Ver Post >
Óscar Vadillo
Enrique Falcó 10-06-2011 | 3:49 | 0

Lo que son las cosas. La primera vez que me presentaron a Óscar Vadillo, me cayó fatal, y me atrevería a afirmar que la antipatía era mutua. El destino no está carente de cierta ironía. Lo que no lograron nuestros amigos comunes, lo consiguió la mayor de todas las magias, la música.

 

Apenas habían transcurrido pocos días de mi incorporación al grupo “Violent Popes” cuando descubrí al brillante constructor de melodías que transformaba en canciones mis precarios escritos, con una música superior. Fue en una prueba de sonido, en la Sala Tragaluz, en el segundo concierto de “Violent Popes”, cuando tras oírle cantar una canción de la B.S.O. de “Asesinos Natos” supe que quería pasar mi vida junto a él (musicalmente claro) y desde entonces hasta el día de hoy no he vuelto a pertenecer a un proyecto musical en donde Óscar Vadillo no figurara como miembro indiscutible. La música nos acercó, y tras los años consiguió que traspasáramos la barrera del escenario y el local de ensayo para convertirnos en amigos. ¡La de discusiones que habremos tenido! ¡Las barbaridades que nos habremos dicho a la cara! La de pestes que habremos soltado el uno de otro, haciendo buenos los dichos “donde hay confianza hay asco” y “quien bien te quiere te hará llorar”. Mi querido Adolfo Campini, otro grandísimo amigo, siempre era quien intercedía entre los dos (aunque casi siempre se ponía de mi lado). Todo se solucionaba en cuanto nos poníamos a tocar. En directo, un guiño, una mirada, o incluso un redoble del menda, eran suficientes para entendernos. Dudo que haya existido una pareja artística mejor avenida que la nuestra en Badajoz.

LEFT BROTHERS: De izquierda a derecha Enrique Falcó, Óscar Vadillo y Adolfo Campini

 

Tras su marcha a Valencia hace ya algunos años, colgué las baquetas y no he vuelto a tocar con nadie. No es lo mismo. Cuando estás acostumbrado al caviar el resto de exquisiteces te sabe a poco.

Ayer tuvimos la suerte de compartir unas horas, e incluso sustituí el insustituible   LOCH LOMOND por el predilecto JB de Oskita. El bueno del Capitán Haddock sabrá perdonarme, pues en “La Chasca” y a según que horas, no existe tan exquisito brebaje. Aunque nos separen mil kilómetros, siempre considero prioritario pasar tiempo con él cuando nos regala con su presencia, apenas un par de veces al año.

 

Óscar Vadillo es uno de los mejores músicos de Extremadura y estoy convencido de que algún día firmará alguna página en la historia de la música de este país, y allí estaré yo, orgulloso para aplaudirle, e incluso para ayudarle con alguna letra, ¿y por qué no? igual me animo a desempolvar las baquetas para tocar de nuevo con él.

No le pierdan la pista señores. Ya es un gran músico pero dentro de poco será conocido y admirado. Y si no da igual, yo siempre lo querré tal como es, como una gran persona y mejor amigo. ¡Cuento los minutos para que te dejes caer por tu tierra hermano!

Ver Post >
Hoy más que nunca Don de LOCH LOMOND
Enrique Falcó 07-06-2011 | 4:08 | 0

Parece mentira que haya podido pasar un año desde que escribí mi primer post en ésta, su casa, su blog, “Enrique Falcó. Don de LOCH LOMOND”. Un año y 213 post, que se dice pronto (con más de 1.500 comentarios) y eso sin contar con mis Tribunas dominicales de opinión en Diario HOY, y añadiendo además el hecho de que sufro desde diciembre problemas de infraestructura que me impiden postear todo lo que me gustaría. Como comprenderán la exposición de estos hechos consiguen que puedan ustedes tildarme de cualquier cosa excepto de vago y de descuidado ante mis lectores.

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

Mi primer post, como varios que siguieron a continuación, no fueron más que una prueba, una primera toma de contacto, para aprender como se creaba y editaba un blog, pues me encontraba en periodo de adaptación hasta que todo estuviera preparado para ser enlazado en las páginas locales de HOY. Ni que decir tiene que no sabía como funcionaba un blog (de hecho aún tengo mucho que aprender, sobre todo en lo relativo a la edición de las fotos) y que nunca pasó por mi cabeza ser bloguero. Pero Ángel Ortiz, director de HOY, me animó a ello y he de reconocer, que aunque en un principio no me pareció que fuera muy buena idea, desde casi el comienzo y comprobado la gran acogida que tuve entre ustedes, no ha dejado de entusiasmarme la dedicación a ésta, mi pequeña criatura, que me ofrece la oportunidad de dirigirme a ustedes cada vez que las musas me obligan a sentarme ante mi ordenador.

Desde casi un principio me dí cuenta, que éste blog podía ser una ventana de comunicación con ustedes tan completa como posibilidades nos ofrece la tecnología de hoy en día. A diferencia de mis Tribunas dominicales, desde estas páginas no tengo que preocuparme de una temática concreta, ni de un formato específico, puedo mostrarles las fotos que considere oportuno, e incluso compartir con ustedes canciones y videos. Puedo dar rienda suelta a mi sentido del humor, ponerme más serio en otros temas que lo requieran, denunciar o comentar las noticias locales, deportivas, nacionales o internacionales, puedo publicar poesías, relatos, soliloquios. Homenajear a personalidades y amigos, publicitar otros blogs, pero siempre con la innegable condición de tratar de hacerles pasar un buen rato.

Contando con la impagable cobertura que me ofrece el Diario HOY, enlazándome desde las páginas locales de hoy.es, y la inestimable ayuda de redes sociales como Facebook o Twitter, cada vez son más amigos los que se acercan por aquí a tomar una copa de LOCH LOMOND, y sobre todo a pasar un rato entretenido y divertido.

Hoy más que nunca LOCH LOMOND para todos, y en cantidades industriales. En estos post se encuentra ya un pequeño trozo de mi vida que quiero seguir compartiendo con ustedes. Quédense al menos un año más, y sigan riendo, debatiendo, criticando, proponiendo, aprendiendo y enseñándome como hasta ahora. Y ya saben, añadan esta página a sus favoritos, y vayan haciendo sitio en el disco duro, porque les advierto que esto, no es más que el principio.

Ver Post >
Limpieza General
Enrique Falcó 02-06-2011 | 12:08 | 0

Deberían de verme ustedes en plan maruja cuando me dispongo a ejercer las tareas del hogar. Todas, claro está, excepto una, la lavadora. Tras mi primera colada, blanca y de color, y su desastroso resultado, mi novia consiguió una orden judicial que me prohíbe acercarme a ella a menos de 5 metros, (de la lavadora se entiende, no de mi novia) y tras comprobar que todo el papeleo estaba en orden no me quedó otra que centrarme en otras tareas para las que no ostento especial habilidad. No obstante todo es ponerse. Tendrían que verme ahora en la cocina. Por fin sé cocinar algo más que salchichas y hamburguesas, y no lo hago del todo mal, no se vayan a pensar, y lo más importante, lo gozo que no vean. Es pensar que tengo que ponerme a cortar algo y la cara se me alegra oye.

Pero por desgracia no todas las tareas gozan de las mismas simpatías. Barrer y fregar es un rollo tremendo, y tras una jornada de duro trabajo en mi casa me encuentro con la absurda situación de que me dá cosica ducharme, porque claro, acabo de fregar la bañera y se va a ensuciar. Del váter ni hablamos, y nada de abrir las ventanas que entra el maldito polvo que vuelve siempre a los 5 minutos.

Estarán de acuerdo conmigo en que especialmente limpiar es un duro trabajo amén de desagradecido, pero es como comer o dormir, hay que hacerlo aunque no nos apetezca, pues si no nos morimos. Luego claro, a todos nos gusta tener nuestra casita limpia y que huela divinamente. Yo no sé ustedes, pero aunque lo acepte con resignación me resisto a pasarme toda la vida limpiando. Está claro que es casi imposible mantener la casa como los chorros del oro, por eso no soy tan exigente para según qué cosas y me conformo a medio plazo con que la mierda no me saque excesiva ventaja y me gane la partida. Ténganlo en cuenta amigos y conocidos por si alguna vez se dejan caer por casa. Eso sí, por el LOCH LOMOND no se preocupen, que siempre dispondré del más bello, dorado y delicioso de los licores para obsequiar a mis visitas…y para que hagan la vista gorda con las pelusas de polvo.

Ver Post >