Skip to content

Enganchados a Internet

2011 julio 19

No deja de sorprenderme el poco partido que los jóvenes y no tan jóvenes le sacan a esta maravilla llamada Internet. Según una reciente encuesta de hábitos, los menores de 25 años no pueden vivir sin Internet, y a pesar de pasar una media de 6 horas delante del ordenador son las redes sociales y las descargas lo que ocupa un 95% del tiempo que emplean en la Red. Que quieren que les diga, limitarse a descargar canciones y a subir al Tuenti las fotos del fin de semana me parece un balance bastante pobre para la cantidad de servicios que ofrece Internet.

Sorprende el elevado número de persona, y en dicho saco no incluyo sólo a jóvenes, que no saben lo que es una barra de dirección. Ahora todo el mundo tiene Google como página de inicio y se limita a poner el nombre de lo que busca. A muchos jóvenes que no paran de descargarse canciones ni de subir fotos nunca se les ha ocurrido utilizar los estupendos y prácticos portales de empleo, donde entre otras cosas, te enseñan a redactar un currículum y una carta de presentación, que a la postre pueden llegar a procurarte un empleo.

Muchos saben colocar e instalar por ejemplo correctamente una Webcam para que su pareja y a la postre toda la red los pueda ver en pelotas y sin embargo siguen perdiendo el tiempo acudiendo a su banco para efectuar operaciones que se pueden realizar cómodamente desde sus casas.

El Correo Electrónico, otra importantísima y práctica herramienta que tampoco saben utilizar. Todos conocen como chatear en un chat o red social, pero casi ninguno sabe adjuntar un archivo o foto, y cuanto menos realizar tareas algo más complicada como respuestas automáticas u organizar correctamente las carpetas de contactos.

Quien no sabe utilizar correctamente Internet corre el riesgo de perderse un montón de maneras que pueden hacernos la vida más fácil. No se conformen con lo más básico y anímense, aunque piensen que es complicado o que no van a poder. Un poco de paciencia y quizás un chispazo de LOCH LOMOND para entonarse y ya verán como lo ven todo un poco más facil. Quien se cierra al progreso se niega a vivir un poco mejor cada día, pues éste, el progreso, al igual que la Justicia, siempre llega tarde…pero llega.