Hoy

img
Autor: falco
¡Gracias y hasta siempre!
img
Enrique Falcó | 25-02-2013 | 4:08| 0

Acuérdense de mi cuando lean a Tintín y beban un copazo de Loch Lomond

Acuérdense de mi cuando lean a Tintín y beban un copazo de Loch Lomond (FOTO: Ángel Manuel Gómez Espada)

Todo lo que tiene un principio ha de tener necesariamente un final, y así, tras algo más de tres maravillosos años, más de 160 artículos publicados en la edición impresa y 400 entradas en el blog digital, mi relación con el diario HOY se toma un respiro, un descanso, una especie de hasta luego o hasta pronto, algo así como un “Stand Bye”. ¡Malos tiempos para la lirica!

 

El menda, al igual que el hermano pequeño de Manolito Gafotas, “el Imbécil”, siempre le saca partido a la desgracia y se acoge a la máxima que asegura que no hay mal que por bien no venga.

 

A partir de ahora, sin obligaciones de tribunas y post, y habiendo abandonado también mis colaboraciones radiofónicas, puedo por fin meterme de lleno en mi proyecto más próximo, aquel con el que amenazaba cuando publiqué mi primer libro: Una novela de corte muy juvenil, destinada principalmente a adolescentes y jóvenes.

 

Todavía me queda mucho que decir. Mis mejores artículos aun no se han escrito, y mis  libros de más éxito están por publicar. Echaré de menos escribir para los lectores del Diario HOY, menos de lo habitual, quiero decir, pues aunque no con tanta frecuencia, quienes quieran podrán seguirme desde las páginas de este nuevo blog creado para la ocasión.

 

Disponer de la  inmejorable cobertura mediática de HOY y este blog ha sido fascinante, y dudo que pueda volver a reunir las miles de visitas semanales que he venido recibiendo hasta ahora, pero el hecho de que se realicen cambios no significa que vayan a ser necesariamente para peor.

 

Enrique Falcó, siempre con Loch Lomond en la recámara (FOTO: Ángel Manuel Gómez Espada)

Recuérdenme con cariño, échenme de menos, pero pásense de vez en cuando por aquí a tomar una copa. Como siempre mi mejor Loch Lomond sigue en la recámara para obsequiar a mis visitas, y a mí no me gusta beber solo.

 

Aunque ya no escriba en HOY, Enrique Falcó, quien suscibe, su más seguro servidor, el menda lerenda, sigue siendo más don de Loch Lomond que nunca.

 

 

¡Gracias lectores de Diario HOY! ¡Hasta siempre!

 

Ver Post >
Mi columna diaria
img
Enrique Falcó | 17-02-2013 | 8:27| 0

 

Enrique Falcó. Aspirante a columnista diario

Al menda, como a Homer Simpson, siempre se le ocurre algo.

Al menda, como a Homer Simpson, siempre se le ocurre algo.

 

Siempre soñé con ostentar una columna diaria en Diario HOY, al estilo del maestro Alcántara, y vanagloriarme con la idea de que ustedes, mis queridos y desocupados lectores, acudieran cada jornada a recorrer con avidez las ocurrencias del menda, y conseguir en sus rostros aquella media sonrisa, o esa jeta de conformidad cómplice, convirtiéndome en un elemento imprescindible de sus vidas.

 

Modestia aparte creo que no me supondría ningún problema una empresa de tal guisa, pues algo parecido emprendí cuando se me encargó la tarea de crear un blog digital en las páginas de hoy.es. Desde Junio de 2010 hasta septiembre creé y edité a diario un post diferente, sobre los más variopintos temas, incluso los domingos escribía otro diferente en el que trataba el tema de mi artículo dominical enlazando con éste.

 

 Pensar en qué escribir nunca ha sido problema. Como bien razono para mí mismo cuando me quedan horas para entregar mi artículo sin ninguna idea sobre el tema a tratar: “Ya se me ocurrirá algo”. Y efectivamente, siempre se me ocurre algo.

 

Yo también quiero escribir un buen artículo, como mi querido Tintín cuando era periodista antes de convertirse en una especie de detective o caza tesoros.

Yo también quiero escribir un buen artículo, como mi querido Tintín cuando era periodista antes de convertirse en una especie de detective o caza tesoros.

 El problema del post diario llegó cuando me di cuenta que el lector no era capaz de absorber tal cantidad de información, y muchas de mis entradas quedaban en el olvido, condenadas al ostracismo por unos lectores que jamás supieron de su existencia.

 

A nadie le gusta tirar por tierra su trabajo, cuanto más un trabajo creativo que no tiene más pretensión que la de agradar y entretener al personal.

 

El lector digital no es tan concienzudo ni despliega los hábitos del de la prensa escrita diaria, y la verdad es que cada vez se establecen más diferencias entre lectores digitales y los del papel.

 

Por eso mis artículos de los domingos suelen ser más especiales, ya que a pesar de lo que les pueda parecer a algunos, no se escribe igual para ambos medios. Cada vez cuesta más trabajo enfrentarse a un artículo en prensa escrita, y es que en el periódico de toda la vida no contamos con una serie de factores que nos ayudan enormemente en el campo digital a captar la atención del lector casi desde el principio.

 

Aun así, les confieso que encararía tal cometido a pecho descubierto, con un “¡Santiago y cierra, España!” valiente como el Capitán Alatriste junto a sus compañeros del temido viejo Tercio de Cartagena en Flandes.

 

Sale a cuentas el viejo Capitán porque ayer me terminé “El Puente de los asesinos”, y es muy probable que en aquella hipotética columna diaria les hubiera aleccionado sobre la historia del personaje de Pérez Reverte, y lo que me place poder disponer por fin de una biblioteca como Dios manda en Badajoz, y que gracias a ella he disfrutado toda la semana, y gratuitamente, de Alatriste y de viejos cómics de Superlópez, y de obras de Carlos Giménez como “Paracuellos” “Barrio” “36-39” y “Los Profesionales”.

 

El martes seguramente les habría hablado del Papa, y seguro que haciéndome eco de la que se lio en Twitter habría titulado con el hashtag #ElPapaDimite. Y siéndoles sincero… ¡Vive Dios que me hubiera costado escoger el tema en según qué días!  ¿Quién pasa por alto que en esta ciudad hubo hace unos días una persecución de la policía portuguesa con tiros y todo exponiendo a serios peligros a la población pacense?

 

No todos los temas han de ser locales o regionales, y así la locura de Oscar Pistorius seguramente me habría obligado a reflexionar para ustedes sobre qué narices puede volar por la sesera de un héroe para tornar a villano o presunto asesino.

 

Reconózcanme que la caída del meteorito en Rusia y sus consecuencias, bien hubieran podido aportar mucho juego, y seguramente dada mi inclinación por Tintín, sin duda sería necesaria la mención a la aventura “La estrella misteriosa”, en la que el trasfondo de la historia es de una u otra manera también un meteorito, el Calisteno.

 

Por supuesto existiría un espacio semanal para la crítica, y seguramente el miércoles les hubiera podido contar cómo me han dado cita para dentro de casi un año con el neumólogo, así, sin anestesia y sin nada, y seguramente me habría salido una columna ácida y retorcida, y con un pelín de mala leche y peor café sobre los recortes en Sanidad.

 

Pero ya me conocen, el buen humor ante todo, así que el jueves seguramente me mostraría con la sensación de que el Real Madrid podría haber sacado algo más en la ida contra el Manchester, o quizás me hubiera inventado una historia irónica y divertida sobre la posibilidad de que al igual que está ocurriendo en Cataluña con los políticos, me hubieran puesto micrófonos en alguna de mis visitas al “Marchivirito”, ya saben, mi fonda predilecta.

 

Soñar resulta bastante barato. Casi gratuito

Quizás si algún día las musas se hubieran empeñado en darme con la puerta en las narices habría acometido el tema del supuesto machismo del que tanto se habla en un pasodoble de “Los Espantaperros”, los ganadores del concurso de murgas del Carnaval de Badajoz 2013, en donde hubiera expuesto que aunque quizás algo grosero y chabacano, lo de la acusación de machismo quizás me parezca exagerado dentro del contexto del carnaval.

 

Pero ya está bien de suponer y hacernos una idea de lo que pudiera o pudiese haber sucedido. Por lo visto las columnas diarias ya no se llevan, no interesan, aunque quien suscribe ande como loco por intentarlo.

 

El cuento de la lechera se me antoja demasiado infantil, pues ya me estoy imaginado sin otra preocupación en la mollera que mi columna diaria para ustedes, remunerada además como se merece. Y llamando a mi amigo “El poeta” Ángel Manuel Gómez Espada para que me explique qué pasos he de seguir para abrirme una cuenta en Suiza como la suya, en la que depositar los muchos cientos de miles de dólares ganados con el sudor de mi tinta.

 

Ya sé lo que estarán pensando, pero qué quieren que les diga. De ilusión también se vive, y soñar resulta bastante barato. Casi gratuito. Aunque ya saldrá el listillo de turno, reflexionando en ese tono pedante de columnista frustrado lamentándose de lo que son capaces algunos cuando no se les ocurre un tema del que hablar.

Publicado en Diario HOY el 17/02/2013

Ver Post >
¡Pero qué publico más tonto tengo!
img
Enrique Falcó | 14-02-2013 | 11:09| 0

Artículo publicado en la Revista Oficial del EXCMO. Ayuntamiento de Badajoz CARNAVAL 2013.

 

El público del López de Ayala, o al menos gran parte de él, no se comporta con la grandeza que se espera de él durante el Concurso de Murgas del Carnaval de Badajoz.

El público del López de Ayala, o al menos gran parte de él, no se comporta con la grandeza que se espera de él durante el Concurso de Murgas del Carnaval de Badajoz.

 

De esta guisa se arrancaban a tocar los “Kaka Deluxe” a principio de los 80, una de aquellas primeras y precarias bandas de la famosa y sempiterna “movida”, aquel movimiento socio cultural germen de grandes bandas que años después nos regalarían grandes canciones para la historia de la música pop en España.

 

Kaka Deluxe”, en donde militaba una jovencísima Alaska, era una de aquellas bandas con más ganas e ideas que virtuosismo instrumental, y buscaba en la provocación una manera como cualquier otra de llamar la atención y mantenerse en el candelero. Es curioso pero fue también a principios de los 80 cuando los Carnavales comenzaron a coger fuerza en Badajoz, y sus protagonistas, también precarios en medios como los grupos musicales de la movida, tenían ante todo más ganas de divertirse que cualquier otra cosa.

 

Pero no pretendo hablarles hoy de grupos musicales, sino de público, del público del López de Ayala concretamente, aquel que hace horas y horas de cola para conseguir una entrada para presenciar en vivo el ya tradicional y esperado concurso de Murgas de Badajoz.

 

¿Como se puede combatir el frío y hacer tantas horas de cola para abandonar una butaca?

¿Como se puede combatir el frío y hacer tantas horas de cola para abandonar una butaca?

 

Como comprenderán a estas alturas, quien suscribe no busca llamar la atención ni pretende provocación alguna, que eso ya ni se lleva y ni mucho menos está de moda, ni siquiera ofender con un inocente “tonto” a quienes ocupan una butaca en el López durante el concurso

 

Pero sí me gustaría que sirviera como toque de reprobación, y que a más de uno, las palabras de mi menda les indujera a reflexionar sobre un comportamiento nefasto que viene protagonizando desde hace ya muchos años gran parte del público del teatro, que indigna a murgueros y carnavaleros en general, y en especial a todo aquel bien nacido que guarda en su haber algo de buena educación y ciertos valores.

 

Los propios murgueros se han mostrado perplejos, y han criticado en muchas ocasiones en sus letrillas a quienes por ejemplo abandonan su butaca tras la actuación de la murga con la que simpatizan, ya sea porque en ellas militan amigos, parejas o familiares. El aforo del teatro es limitado, y existen muchos que no pueden conseguir una entrada ni permitirse guardar colas durante horas para disfrutar de un concurso que llevan esperando casi un año

 

Esta falta de respeto hacia los ciudadanos con menor fortuna se agrava hacia los murgueros que tras un año de preparación observan como su trabajo es ninguneado y despreciado, mostrando realmente que no existe aquel espíritu carnavalero del que el público del López, y en especial todos los pacenses, presumimos y hacemos gala durante nuestra fiesta.

 

Hay gente que guarda horas de colas para conseguir entradas. Sin embargo, especialmente durante los preliminares, tras la actuación de alguna murga puntera, muchas butacas son abandonadas.

Hay gente que guarda horas de colas para conseguir entradas. Sin embargo, especialmente durante los preliminares, tras la actuación de alguna murga puntera, muchas butacas son abandonadas.

Si reprobable es abandonar la butaca no menos feo es mostrarse poco o nada receptivo con todas las murgas, que indudablemente, algunas serán más flojas que otras, pero todas guardan grandes dosis de ilusión y divertidos momentos para hacernos pasar un buen rato.

 

El público del López se está transformando en algo parecido a los forofos y fiebres de determinados equipos de fútbol, en donde un hincha del Madrid no es capaz de disfrutar con un pase de Xavi y una ejecución magnífica de Messi y otro del Barcelona es incapaz de reconocer la grandeza de Casillas o las innegables cualidades de Cristiano Ronaldo.

 

En esta época todos debemos estar más predispuestos a la risa que nunca, y hemos de ser generosos de buen humor y amigos íntimos del sano ejercicio del cachondeo. Quien disfruta de los carnavales ha de hacerlo sí o sí durante todo el concurso de murgas, y aceptar la decisión final del jurado con menor o mayor fortuna para su agrupación favorita. También debería respetar a los demás espectadores del teatro, o a los que siguen el concurso a través de la radio o la televisión.

 

 Reconozco que se me llevan los demonios cada vez que la cateta de la primera fila, o el “macarrilla” de turno, o el paisano de este y aquel, o todos al mismo tiempo, intentan hacerse oír por encima del murmullo incesante de expectación que transcurre instantes antes de cada actuación murguera.

 

-“¡Eso es un murga!” – jalea la ordinaria de turno  – “¡Ese Chiqui bueno!” grita el otro – “¡Guapo!”, “¡Tía buena!”,  “¡Tú sí que vales!”, “¡sois los mejores!” – y demás estupideces por el estilo que no vienen a cuento y muchas veces incluso interrumpen el normal desarrollo de la actuación. ¡Por el Cetro de Otokkar! ¡Menuda panda de cansinos!

 

¡Parece una absurda competición por hacerse notar unos por encima de otros cuando a los que tienen que escucharse alto y claro es a los integrantes de las murgas! Sin olvidarnos de los “¡Oles!” y aplausos cuando algún que otro cantante frustrado se lanza a desgañitarse con gorgoritos insufribles en el momento cumbre de la actuación. Pero ese tema, el de los murgueros que pretenden ser cantantes profesionales, lo dejamos para otro día, que también trae cola.

 

El público debería de tener claro que su deber es permanecer en silencio, atento a las letras, voces, música y puesta en escena, disfrutando, sin reprimir por supuesto la inevitable y necesaria risa, aunque en ocasiones sea ruidosa y en forma de escandalosa carcajada, de eso se trata.

 

Todas las murgas que se suben al escenario del López de Ayala, desde

¡Los aplausos, los silbidos, los “bravos” y los “oles” solamente están justificados al principio y al final! ¡A ver si nos vamos enterando!

 

Pero después de todo se trata de divertirse, y más en estos últimos años tan difíciles donde necesitamos más que nunca la risa y el buen humor. Por lo tanto me dirijo a ti, desocupado lector, que seguro que te has visto reflejado en alguno de los renglones de este artículo.

 

En lugar de ciscarte en mis muelas deberías reflexionar, y admitir que en según qué ocasiones no te has portado con la corrección que se espera de un pacense que ama y vive su fiesta con especial devoción. Así que ya sabes, a disfrutar de todo el concurso de murgas, a reírte y brindar tu apoyo a todas las formaciones, y en especial a regalarles tu sonrisa, y tu aplauso, que todas se lo merecen, ya que trabajan durante un año para intentar hacernos un poco más felices.

 

Y sobre todo, como cantaba hace ya algunos años una inolvidable tribu africana-pacense: “¡No te enfades…. que estamos en Carnaval!”.

 

¡Feliz Carnaval 2013!

Ver Post >
Popurrí
img
Enrique Falcó | 10-02-2013 | 2:59| 0

 

Enrique Falcó. Convaleciente

¡No hay nada peor que no poder trabajar por problemas de salud! ¿Cómo es posible que existan quienes simulan las bajas para no ir a trabajar?

¡No hay nada peor que no poder trabajar por problemas de salud! ¿Cómo es posible que existan quienes simulan las bajas para no ir a trabajar?

Desde que abandoné la adolescencia, y dejé atrás según qué imbecilidades, (aunque justo sería reconocer que fui un adolescente bastante menos estúpido que la gran mayoría) llegué a la determinación de que es inútil hacer planes más allá de un par de jornadas en el futuro. Así, como se lo digo. Más de uno de ustedes  se estará acordando ahora mismo de aquel viaje fastidiado a última hora por culpa de aquella llamada importante de trabajo, o aquella indisposición suya o de algún familiar cercano.

 

El menda se las prometía muy felices hace un par de semanas. Dos días libres de diario en los que coincidiría con mi novia. Nada fuera de lo corriente ni ninguna pretensión más que la de descansar y poder hacer alguna cosa juntos. Tras una mañana de compras, gestiones y una tarde de limpieza y visita a familiares, llegó el momento de descansar y pensar en la siguiente jornada.

 

Efectivamente: Don de Loch Lomond ya se encuentra en la Biblioteca Pública de Badajoz a disposición de todos. Un honor, y un sueño.

Efectivamente: Don de Loch Lomond ya se encuentra en la Biblioteca Pública de Badajoz a disposición de todos. Un honor, y un sueño.

Quería conocer la nueva Biblioteca de Badajoz, pues se inauguró esa misma tarde y al día siguiente se abriría por fin al público después de tantos años.

 

Pretendía echarle un vistazo a la sección de cómics, a la zona audiovisual, y comprobar con estos dos ojitos color caca que me dio mi madre que efectivamente, Don de Loch Lomond” se encuentra en el archivo a disposición de todo aquel que no pueda o no le apetezca pagar la por otra parte insignificante e irrisoria suma para hacerse con mi primer libro.

 

¡Reconocerán que tampoco pedía tanto! Quien suscribe, como mi amigo “el poetaÁngel Manuel Gómez Espada siempre ha sido un hombre feliz, con gustos y placeres sencillos, buscando y encontrando en estos tal dicha. Aun así, la caprichosa providencia no quiso concederme un indulto a pesar de la ilusión que sostenían mis amplias hechuras.

 

Todo empezó con un extraño malestar a última hora de la tarde, que tornó a preocupante y alarmante tiritona durante la madrugada. Las siguientes horas fueron muy confusas: Fiebre al borde del delirio, y no precisamente de grandeza, visita a urgencias, pruebas, radiografías, vómitos, mareos, goteros, un pijama demasiado pequeño y una cama extraña.

 

Muchas voces y sombras desconocidas alrededor y todas muy confusas. ¿Cómo puede cambiar tanto nuestra vida en menos de 24 horas? Aquel hospital, el Infanta Cristina de Badajoz, estaba más ocupado que el Centro Comercial El Faro un sábado a mediodía. Y yo me pregunto ¿Cómo es posible que se pretenda recortar en Sanidad?

 

La fiebre es parecida a las horribles criaturas de los libros de Harry Potter, Los Dementores, pues te absorben el alma y las ganas de vivir.

La fiebre es parecida a las horribles criaturas de los libros de Harry Potter, Los Dementores, pues te absorben el alma y las ganas de vivir.

También sufrí, como siempre, la falta (¡Los recortes!) de educación y solidaridad de los familiares de los demás enfermos. Existen personas a las que nunca enseñaron que en un hospital, los que tienen que estar cómodos dentro de sus posibilidades son los enfermos, que bastante tiene ya con lo que tienen, y que los móviles con tonos a toda pastilla, las voces, las conversaciones privadas y los gritos no son precisamente aconsejables compañeros de cama.

 

Cuando la fiebre se apodera de cualquiera de nosotros, además de producirnos gran malestar, nos roba parte del alma y las ganas de vivir, igual que “Los dementores”, aquellas horribles criaturas de los libros de Harry Potter.

 

Durante la siguiente semana, hasta que la maldita fiebre quiso remitir, deambulé de mi cama al sofá sin otra novedad que la de intentar sobrevivir con la mayor dignidad posible. Cualquier actividad como ver la tele, leer o asomarme al ordenador parecían tan lejanas como la salida de la crisis. Les aseguro que me dolió en el alma faltar por primera vez en tres años a una cita con ustedes, mis queridos y desocupados lectores.

 

Durante mi desazón, al igual que “Coque”, el divertido portero de “La que se Avecina”, hubo una cosa que se me vino a la mente: ¿Cómo es posible que existan quienes simulan las bajas para no ir a trabajar?

 

Les aseguro que no hay nada peor que no poder acudir a tu puesto de trabajo por motivos de salud. Quien juega con esta lamentable desgracia, se encontrará algún día con la irónica sorpresa de que la realidad se rebelará contra él, y será entonces cuando lamentará haberse aprovechado de una situación que para tantos es tan desafortunada.

 

El buen humor y la risa son la mejor panacea para la recuperación

El buen humor y la risa son la mejor panacea para la recuperación

Pero no llueve eternamente y el “Patronus” del antibiótico envió con firmeza y destello plateado a “los dementores” de la fiebre hacia “Azkaban” con  un billete de ida, y así, esta última semana, a pesar de continuar de baja ya me he visto con fuerzas para escribir, e incluso para ver la tele y seguir con especial interés las semifinales y final del Concurso de Murgas del Carnaval de Badajoz 2013.

 

Gracias al buen hacer de las murgas, una vez más, la risa, el sentido del humor, el único oxígeno respirable, han sido el mejor consuelo y panacea para una pronta recuperación. Si la vida es un carnaval los momentos de descanso deberían ser como un gran popurrí, con diferencia la parte más divertida de las actuaciones murgueras.

 

Una vez más me he reído hasta el punto de no parar de toser con “Los Niños, he sacado mil ideas estupendas para artículos con los pasodobles de mis sempiternos favoritos, “Los Murallitas y musicalmente he recordado grandes canciones con el popurrí de unos “Water Closet” que han estado más divertidos que nunca.

 

Desde estas líneas quiero dar las gracias de todo corazón a los amigos y lectores que me echaron de menos la semana pasada, especialmente a quienes me enviaron mensajes a través de las redes y el correo electrónico.

 

Como dicen Los Espantaperros...

Y a los detractores, especialmente aquellos plumíferos que no me consideran digno de este diario y ya pensaban que disponían para ellos de una tribuna semanal libre, les dedico las palabras de “Los Espantaperros”, ganadores con justicia del Concurso de Murgas del Carnaval de Badajoz 2013:  “Dientes, dientes, dientes… que es lo que les jode”.

 

¡Feliz Carnaval 2013!

 

Publicado en Diario HOY el 10/02/2013

 

Feliz Carnaval 2013.

Ver Post >
¡Hey, hey, hey… tía no os peguéis!
img
Enrique Falcó | 07-02-2013 | 8:40| 0

Sardileón lo tendrá muy difícil en la final del concurso de murgas de Badajoz 2013. ¡Hay mucha calidad!

 

El miércoles, tras la tercera semifinal del concurso de murgas del Carnaval de Badajoz 2013, se produjo la inevitable división de opiniones entre público y jurado, cuando este último anunció los 8 finalistas.

 

Casi todo el respetable estaba más o menos de acuerdo en que Los Niños”, “Los Murallitas”, “Los Espantaperros”, “Los Water Closet” y “Ese es el Espíritu se habían ganado justamente su pase a la final. Tampoco extrañó que “Los 3W” accedieran finalmente, pero sí que hubo muchas discrepancias con la elección de “Dakipakasa” y “Pixa a la Fulaneska” en detrimento de “Los Chungos, a quienes se les niega continuamente un merecido pase a la final” y los siempre correctos “Al Maridi”, acostumbrados a estar  arriba desde su irrupción en el concurso.

 

A pesar del descontento del público poco más se puede hacer que seguir las reglas que los propios murgueros dictan para el concurso de murgas. Personalmente no ha sido mi año favorito de “Pixa a la Fulaneska” pero cierto es que suenan de dulce, y siempre me maravillan las cosas que hacen con los instrumentos, por lo que dudar de su calidad me parece cuanto menos una falta grave de respeto.

 

Jésica, una de las

Al igual que con los miembros de “Dakipakasa”, murga a la que no le tengo tanta simpatía por aquello de preferir a otro tipo de murgas que me hacen reír con más facilidad.

 

Ahora bien, es innegable que nadie le regala a ninguna murga su pase a la final por el nombre, y no creo que sea casualidad ni tongo alguno el hecho de que por ejemplo estas dos murgas accedan casi siempre a la finalísima.

 

Indudablemente han de conseguir una puntuación bastante alta del jurado, que se limita a aplicar sus notas basándose en las normas previamente establecidas. Quien no esté de acuerdo con el fallo que solicite un cambio en las normas, pero por favor, sin faltar al respeto a las murgas que se han ganado su pase a la final.

 

En otro orden de cosas me gustaría destacar alguna pincelada de las semifinales. Me han gustado, como a casi todo el mundo, especialmente “Los Espantaperros”. Las voces suenan bonitas y conjuntadas, tienen gracia y le sacan mucho partido a lo de ir de dientes.

 

Además, sin duda, cuentan con los mejores caja-bombo del concurso, quienes dotan a toda la actuación de un ritmo estupendo. Si no fuera por alguna letra de temática de las que no me gusta escuchar (la dedicada a Bretón por ejemplo) me atrevería a decir que pueden alzarse perfectamente con el primer premio.

 

Pero es que el menda es de los que se priva con quienes le hacen reír durante más tiempo, ya sea a base de media sonrisa o explosiva carcajada. Por ello dudo que mis sempiternos predilectos “Los Murallitas” se vayan a contentar con otro segundo o tercer puesto, y seguro que hacen lo imposible para dar la campanada.

 

¿Y qué decir de “Los Niños”? Siempre se inventan algo que si bien no les hace ganar al menos les otorga alguna de las primeras posiciones.

 

Los detalles son muy importantes, y “Los Niños” son especialistas en estas lindes. El año pasado, por ejemplo, yo tenía bastante claro que iban a ganar simplemente por el detalle de la presentación, en el que cuando iban a presentarse de repente los bebés rompían a llorar y ellos cantaban lo de “Se acabó la presentación”.

 

Este hecho se magnificó aún más en la final, y los bebés en lugar de llorando se asomaron disfrazados de carnaval, y uno de ellos con el traje de “Los Viririflantas”. Ese fue el detalle significativo que una vez más los llevó a lo más alto.

 

Este año ya han protagonizado alguno que otro. El momentazo de mi amigo Pedro Wichard  (“¡Y se cree la Lady Gaga… y tiene toa la cara de mi culo cuando caga!”) es de los que hacen ganar un concurso.

 

 Igual que el que tuvo “Chiki” con los sobres entregados al jurado, pero sin duda destacaría el número final, en el que la mayoría de chonis consiguen arengar a dos amigas para que lleguen a las manos, y en ese preciso instante todas salen muy compungidas gritando aquello de “Hey, hey, hey…tía no os peguéis”. ¡Sencillamente despampanante!

 

Hay momentos en los que pienso que puede ganar cualquiera. El popurrí de “Ese es el Espíritu” es buenísimo, y  sorprendieron con los cambios en la semifinal.

 

Aun me parto con lo de “Carretera de la Corte”, el hijo de Beckham, engendrado en San Roque, de los “Water Closet” que siempre son otra de las murgas cuyo principal empeño es tratar de hacernos reír. “Los 3W” han ido de menos a más, y también cuentan con un primer premio. Y no olvidemos que “Pixa a la Fulaneska” y “Dakipakasa” cuentan con el respaldo del jurado gracias a la calidad de sus voces.

 

Estoy deseando ver qué nos deparará la final, que sin duda nos hará pasar un buen rato, que en estos tiempos difíciles para todos nos hace más falta que nunca. Y al resto del público y murgueros les recuerdo que después de todo esto no es más que un concurso, así que: “Hey, hey, hey…tía no os peguéis” que lo bueno no ha hecho más que empezar.

¡VIVA EL CARNAVAL DE BADAJOZ 2013!

 

 

Ver Post >
Maratón murguero
img
Enrique Falcó | 05-02-2013 | 7:51| 0

 

 

Ni siquiera el bueno de Popoter, el cerdo-mascota de Homer se libra de disfrazarse una vez al año. Este disfraz de Harry Potter no está nada mal... ¡También se disfraza de Spider Cerdo!

Ni siquiera el bueno de Popoter, el cerdo-mascota de Homer se libra de disfrazarse una vez al año. Este disfraz de Harry Potter no está nada mal... ¡También se disfraza de Spider Cerdo!

 

Nunca nos planteamos lo importante que es estar bien de salud hasta que caemos enfermos. Y si no que me lo cuenten a mí que lo llevo sufriéndolo en mis amplias hechuras desde el martes pasado.

 

Les cuento esto por lo feliz que me las prometía la semana anterior, mientras comentaba con mi amigo Lolo Merino y Maite Carrasco en La Ser lo mucho que me gusta disfrutar del concurso de murgas del Carnaval de Badajoz, y especialmente reivindicar cada año el papel fundamental que los cajas y bombos de las agrupaciones nos regalan innovando año tras año en un alarde de originalidad.

 

Cuando uno tiene fiebre da la sensación de que se convierte en otra persona, y así, el menda no estaba de humor ni tenía cuerpo para los preliminares del concurso. Tras una leve mejoría me he sometido desde el lunes a una voluntaria maratón cuya meta desembocó con las actuaciones de la primera jornada de semifinales.

 

Con Los Niños...se armó el Belén... o la Belén...en el portal de Belén... o en el de en frente... ¡con ellos todo es posible!

Con Los Niños...se armó el Belén... o la Belén...en el portal de Belén... o en el de en frente... ¡con ellos todo es posible!

Está claro que cada año que transcurre el concurso se va profesionalizando de alguna manera, aunque no faltan los pequeños matices que cada año hacen tan especial, tan propio, nuestro particular concurso.

 

La más que reprobable actitud de un sector del público que sigue abandonando las butacas y animando sólo a una murga en particular la desarrollaré en breve en un artículo en la revista del Ayuntamiento de Badajoz del Carnaval 2013 cuya publicación será inminente.

Sin embargo, sí da la sensación de que este año, aquellas murgas (alrededor de una docena aproximadamente) que se disputarán la final, se han guardado con más celo que otros años, algún que otro conejo en la chistera, y entiéndase conejo en el sentido más roedor de la palabra.

 

Siguen manteniéndose las dos corrientes, los que tocan temas más serios y los que sólo buscan constantemente la risa y la encuentran con suma facilidad. Aunque el famoso dicho griego asegura que en el término medio se encuentra la virtud, no me queda más que reconocer públicamente que me declaro simpatizante con fervor de los del segundo grupo, y nunca entenderé a quienes insisten en temas como la mujer maltratada, asesinatos o desapariciones de niños. Por citar algunos ejemplos.

 

También sigo sin entender a los aspirantes a participar en la próxima edición de “La Voz” ni en quienes se empeñan en romper los cristales del Teatro López de Ayala y los tímpanos de los espectadores con notas mucho más altas y agudas de las que podemos soportar los seres humanos.

 

En los últimos años, los murallitas siempre están en el Podium. Seguro que les quedan muchas sorpresas que mostrarnos este año.

En los últimos años, los murallitas siempre están en el Podium. Seguro que les quedan muchas sorpresas que mostrarnos este año.

Pero en nuestro Carnaval hay sitio para todo el mundo, y el concurso de murgas, no lo olvidemos, no es más que otro elemento para disfrutarlo.

 

Para no significarme públicamente no manifestaré una vez más que mi murga favorita serán siempre “Los Murallitas” desde que me conquistaran el corazón con aquella mítica actuación en 2011 “Si LOGSE no vengo”, y que sin duda “Los Niños” mantienen también el espíritu de lo que considero que debe ser una Murga, destacando siempre esos pequeños detalles que los hacen convertirse en los favoritos del público casi todos los años.

 

Y por último, espero que otra de las murgas con la que más simpatizo, “Los Chungos”, se ganen de una vez un lugar en una final que se les niega injustamente desde  hace años, “Conkrestamente” desde aquella mítica actuación de 2010.

 

Ese es el espítitu” y “Los Espantaperros” se vienen ganando también mis simpatías desde la pasada edición, y no debería sorprendernos que accedieran también este año a la final con pleno derecho. Sin olvidarme de “Al Maridi”, pues sólo por cómo suenan sus guitarras y contar con mi amigo Raúl Cantero en su formación, siempre hay que tenerlos en cuenta en las primeras posiciones.

 

Parece que este año veos un poco más a los bombos y cajas, como en esta imagen con el bombo de La Mascarada al fondo.
Pero para gustos los colores, y seguro que ustedes tienen sus favoritas, y al igual que el menda, un montón de amigos repartidos por todas ellas, por lo tanto que decida el jurado, y nosotros a reírnos y a disfrutar.

 

Para finalizar un guiño a cámaras y realizadores, pues no sé si serán imaginaciones mías, pero este año estamos viendo más planos que nunca de cajas y bombos. Sigamos disfrutando que esto no ha hecho más que empezar.

 

                                Esta es mi opinión… y yo la comparto.

Ver Post >