Hoy

img
Etiqueta: marchivirito
Mi columna diaria
img
Enrique Falcó | 17-02-2013 | 19:27 |0

 

Enrique Falcó. Aspirante a columnista diario

Al menda, como a Homer Simpson, siempre se le ocurre algo.

Al menda, como a Homer Simpson, siempre se le ocurre algo.

 

Siempre soñé con ostentar una columna diaria en Diario HOY, al estilo del maestro Alcántara, y vanagloriarme con la idea de que ustedes, mis queridos y desocupados lectores, acudieran cada jornada a recorrer con avidez las ocurrencias del menda, y conseguir en sus rostros aquella media sonrisa, o esa jeta de conformidad cómplice, convirtiéndome en un elemento imprescindible de sus vidas.

 

Modestia aparte creo que no me supondría ningún problema una empresa de tal guisa, pues algo parecido emprendí cuando se me encargó la tarea de crear un blog digital en las páginas de hoy.es. Desde Junio de 2010 hasta septiembre creé y edité a diario un post diferente, sobre los más variopintos temas, incluso los domingos escribía otro diferente en el que trataba el tema de mi artículo dominical enlazando con éste.

 

 Pensar en qué escribir nunca ha sido problema. Como bien razono para mí mismo cuando me quedan horas para entregar mi artículo sin ninguna idea sobre el tema a

Ver Post
Javi Palacios
img
Enrique Falcó | 20-03-2012 | 23:36 |0

 

 Javi Palacios

 

Estaba tardando en aparecer en EL LOTO AZUL un colaborador que ostenta el dudoso honor de ser la persona que más nombro en mis artículos de opinión en HOY y en éste, mi blog. Me refiero, ni más ni menos, que a mi amigo Javi, ya saben, íntimo mío y de la gula, como quien suscribe. Javi Palacios es co-protagonista de excepción de algunas de las más hilarantes historias que he tenido a bien contarles algunos domingos, como la famosa anécdota de los churros en la Feria de San Juan, o aquella en la que tras ir los dos solos a un restaurante no se le ocurrió otra cosa que gritar bien alto a todo el que nos miraba “¿Qué pasa? ¿Acaso una joven pareja gay no puede acudir a comer a un restaurante sin ser presa de las homófobas miradas?

Al igual que me ocurre con Adolfo Campini y Ricardo Larios, Javi y yo compartimos entre muchas cosas nuestro peculiar sentido del humor, y es que se nota, aun tantos años después, que seguimos riéndonos de las mismas tonterías que cuando éramos pequeños. Si lo nombro tantas veces en mis artículos adivinarán que es por la sencilla razón de que es importante en mi vida, y esa es la función de esta sección entre otras

Ver Post
Don Ramón
img
Enrique Falcó | 13-03-2011 | 02:32 |0

Hoy domingo, 13 de Marzo, en mi Tribuna de Opinión del Diario HOY, me he acordado de mi viejo profesor de religión, don Ramón Tamudo. Tal y como cuento en el artículo, todo surgió una noche cenando con mi amigo Javi (ya saben, íntimo mío y de la gula, como quien suscribe) en nuestra fonda predilecta, el Marchivirito. Hablábamos de si podría ser conveniente o no, que los niños, recibieran clases de historia de la religión, no de religión, que eso supongo que será decisión de sus padres. La verdad es que uno considera que el saber no ocupa lugar, y aunque desde estas líneas ya haya reconocido ser ateo, gracias a Dios, siempre me parecieron muy entretenidas las clases de religión del colegio. Sobre todo las parábolas (la del hijo pródigo me encanta). Es como lo de leer la Biblia. Hay que conocerla, y leerla, al menos por parajes, pues independientemente de las ideas de cada cual, no deja de ser muy entretenido, además de una parte importante de la historia del hombre. Todo esto me hizo recordar al bueno de don Ramón y he tenido a bien dedicarle mi artículo. Ya digo que don Ramón tenía sus cosas, pero siempre se ha preocupado por los niños, y aúnhoy se

Ver Post
La habitación de los sueños perdidos
img
Enrique Falcó | 21-01-2011 | 16:15 |0

¿Quién puede dormir aquì?

¿Quién puede dormir aquì?

Foto: Enrique Falcó


La pasada noche del 5 de enero, con mi novia y unos amigos, nos metimos para el cuerpo una cena espectacular en “El Marchivirito”, ya saben, mi fonda predilecta. La noche marchaba sobre ruedas, y nos pareció divertido acercarnos al centro, a tomar unas copas en un Mercantil, que por primera vez en nuestra vida estaría libre de malos humos. Al pasar por San Atón, mis ojos contemplaron un espectáculo que disipó toda nota de buen humor que el excelente vino ingerido en la cena había pintado sobre mi rostro.

Era una especie de cama, fabricada con cajas y un edredón blanco, muy parecido a uno que tengo en mi cuarto. Casi sin darme cuenta saqué la BlackBerry y tomé la instantánea que reza arriba, debajo del título del post de hoy. Ayer, en el Diario HOY, leí una noticia sobre el desmantelamiento de una cama en San Atón, con una foto mucho mejor tomada, pero muy parecida a la mía.

 
El motivo de fotografiar aquella cama, esa especie de habitación maldita, no fue el de dármelas de gran periodista o exquisito fotógrafo, pues no soy ni

Ver Post
¡UN CHULETÓN TIENE LA CULPA!
img
Enrique Falcó | 02-10-2010 | 00:18 |0

El genial ciclista español, Alberto Contador, se encuentro en un momento realmente delicado. Lo suyo ha sido un caso de positivo muy raro y especial. Entre las muchas excusas que se barajan existe una a la que mi menda no se ha podido resistir a comentar:

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

Resulta, que el bueno de Alberto, ha atribuido el positivo en la vuelta gala a una contaminación alimentaria por el consumo de carne de ternera. Un buen chuletón por lo visto tiene la culpa, ya que resulta que el clenbuterol, la sustancia dopante que se ha encontrado en muy pequeña cantidad en la orina del de Pinto, se utiliza para el engorde de estos animales. Que esa es otra, no vean como se han puesto los ganaderos del sector de la carne vacuno, ya que el uso de esta sustancia está prohibido por las legislaciones comunitaria y nacional, y exigen que se aclare el caso cuanto antes.

Lo que está claro es que si esta teoría es cierta, quien suscribe, a día de hoy, seguro que da positivo en un control antidoping. Ahora comprendo por qué nunca me han hecho

Ver Post
BAILANDO SIN SALIR DE CASA
img
Enrique Falcó | 12-08-2010 | 00:01 |0

¡Qué gozada! Llámenme vago pero ayer me pegué el día entero sin salir de casa. Estoy disfrutando de unos (merecidos) días de vacaciones y no tengo ninguna obligación más que la de hacer lo que me plazca. Tengo víveres indispensables para subsistir varios días sin necesidad de salir a la calle (ya saben, alitas de pollo, salsa curry con piña, cerveza, vino, ron, coca cola, hielo, patatas fritas, palomitas de maíz…) ya saben, alimentos indispensables para disfrutar de unas merecidas vacaciones.

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

El otro día me tragué < ?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" />la Trilogía de “el señor de los Anillos” y las dos de “Star Wars”. ¡Cómo disfruté! Son éstas el tipo de pelis que me gusta volver a ver al menos una vez al año. Ayer le tocó el turno a “los Goonies”, ¡que peliculón! Y creo que esta noche me voy a deleitar con la Trilogía de “Regreso al futuro” que me rechifla. Hasta tengo tiempo para echarme unas partidas al “Pang” en el Facebook (por supuesto, al igual que a los 14 años en la Quinta Avenida sigo siendo una máquina en este juego).

Tengo varios libros nuevos por leer, y

Ver Post
Divirtámonos vestidos
img
Enrique Falcó | 19-06-2010 | 00:01 |0

Mi amiga Erika dice que siempre que nos vemos acabamos comiendo. Y es cierto. Sé que hace algunas semanas les hablaba de mi dieta, y también de lo conveniente que es llevar una vida sana y equilibrada. Pero seamos realistas. Es muy difícil estar continuamente privándote de lo que más te gusta. He empezado una larga época de mesura y tranquilidad en las comidas, con muchas ganas y muy mentalizado, y a pesar de que ha habido un par de semanas de vacaciones de por medio donde me he desviado un pelín, puede decirse que poco a poco voy reduciendo mi peso y mejorando mis costumbres y hábitos alimentarios. Pero bueno, de vez en cuando tengo que darme un pequeño homenaje para coger fuerzas en mi lucha contra el sobrepeso, el colesterol y las transaminasas, que no sé lo que son pero las odio, ya que por culpa de ellas debo evitar la carne en la medida de mis posibilidades, que son grandes… mis medidas quiero decir.

Hay que darle a la vida un poquito de alegría. No puede estar todo el día uno celebrando lo que a modo de broma (aunque broma macabra pues en el momento no me hacen ni puñetera gracia) yo llamo “cenas tristes” consistentes en moderadas cantidades de

Ver Post