Hoy

img

Etiqueta: Evora

DE LA GRUTA DE ESCOURAL AL CROMLECH DOS ALMENDRES
img
Moisés Cayetano Rosado | 12-11-2015 | 08:39 |0

Exterior Gruta do Escoural

Exterior Gruta do Escoural

Las zonas calcáreas de Portugal y España son propicias a la formación de cuevas y grutas, donde admirar el bellísimo capricho de las estalactitas, estalagmitas y columnas que en su interior se forman. Y aunque en algunas de España están presentes representaciones de arte paleolítico en sus paredes, en Portugal es conocida una: la Gruta do Escural, en el concelho de Montemor-O-Novo, no lejos de la carretera que lleva de esa población a la de Évora.solamente calcáreo

Descubierta en 1963, la cavidad se encuentra en terrenos calcáreos cristalinos metamórficos, que se intercalan con fajas de gneis (roca también metamórfica, pero similar en composición y dureza al granito), y presenta diversas cavidades, algunas de las cuales son visitables.

Han sido descubiertas más de cien figura naturalistas (bovinos, ciervos, caballos…), pintadas en negro y rojo fundamentalmente, así como más de sesenta representaciones de carácter abstracto, aunque el visitante puede observar de manera clara una decena aproximada entre pinturas y grabados, a lo que se unen restos

Ver Post
LÍNEAS DE INVASIÓN Y HERENCIA MONUMENTAL EN LA RAYA
img
Moisés Cayetano Rosado | 05-03-2015 | 12:40 |0

Líneas de invasión y herencia monumental marcadas en plano del francés Nicolás de Fer, de 1703, donde remarca las principales fortificaciones rayanas.

Líneas de invasión y herencia monumental marcadas en plano del francés Nicolás de Fer, de 1703, donde remarca las principales fortificaciones rayanas.

La Raia/Raya entre España y Portugal ha sido frecuente línea de confrontaciones, especialmente durante la Edad Media y la Moderna. Primero en la Alta Edad Media, en el sentido norte-sur, desde Galicia a  Minho/Tras Os Montes, por el empuje cristiano contra los musulmanes. Después -creado el reino de Portugal en el siglo XII-, se presentarán los conflictos en los corredores este-oeste, por la rivalidad entre los reinos luso y castellano-leonés. Posteriormente, tras la reunificación de los reinos peninsulares bajo Felipe II, una etapa de paz desembocará en 1640 en la guerra de separación, que tendrá réplicas bélicas en diversos momentos del siglo XVIII y principios del XIX.

Todo ello ha llevado a altos grados de sufrimiento para la población fronteriza, así como a extraordinarias obras de defensa y contención, pero también de invasión, que nos han dejado un legado extraordinario. Los castillos medievales y las fortificaciones

Ver Post
El tesoro abaluartado de la Raya desde Vila Viçosa hasta Évora (III Parte)
img
Moisés Cayetano Rosado | 04-02-2015 | 18:22 |0

Castillo de Vila Viçosa./ Moisés Cayetano

Castillo de Vila Viçosa./ Moisés Cayetano

Internándonos en la planicie, defendiendo el camino de Lisboa, encontramos tres sucesivas maquinarias defensivas, a punto para la ofensiva de contraataque: Vila Viçosa, a la que el viajero puede acceder desde Juromenha sin necesidad de volver a la carretera principal. La ciudad ducal es un libro abierto de arte y de historia, bajo el signo principal de los duques de Bragança, no solo por su Palacio Ducal incomparable, sino también por su castillo artillado del siglo XVI, imponente, amenazante, a un lado de su fortificación medieval, y revestido de tenazas abaluartadas que defienden el flanco más expuesto al enemigo.

Murallas de Estremoz./ Moisés Cayetano Rosado

Murallas de Estremoz./ Moisés Cayetano Rosado

Enseguida: Estremoz, magnífico en su Torre del Homenaje, donde vivieron el rey D. Dinis y la reina Dña. Isabel, extraordinario en su cerca abaluartada y único en su mercado de los sábados en la espaciosa plaza principal, en que las antigüedades se alternan con los productos artesanales y los

Ver Post
CORREDOR DE INVASIÓN MADRID-LISBOA: TESORO ABALUARTADO DE LA RAYA (I)
img
Moisés Cayetano Rosado | 19-01-2015 | 18:01 |0

Corredor de invasión Madrid-Lisboa. Línea de penetración y escudos de protección.

Corredor de invasión Madrid-Lisboa. Línea de penetración y escudos de protección.

Las sucesivas guerras de la Edad Moderna convirtieron la Raya, en la línea de invasión Madrid-Lisboa, en una sucesión de “escudos abaluartados”, que ya en la Baja Edad Media tuvo una importante implantación de castillos góticos, de defensa activa.

Este corredor, este inmenso valle del Guadiana fronterizo, que se prolonga por la planicie alentejana hasta Setúbal-Lisboa, presenta en la parte española una importante población que fue sucesivamente fortificada desde su fundación islámica: Badajoz. A lo largo de los siglos XVII, XVIII y XIX completaría unas defensas artilladas y abaluartadas de gran importancia. Al norte estaba auxiliada por Alburquerque, e inmediatamente al sur por su poblado efímero de Telena; fortaleza esencialmente bajomedieval la primera y del siglo XVII la segunda.

ESCUDOS SUCESIVOS.

Embudo de contención en la línea Madrid-Lisboa.

Embudo de contención en la línea Madrid-Lisboa.

Pero el “embudo de contención” alentejano superaría con

Ver Post
Esplendor artístico en la azulejería de las "estações ferroviárias"
img
Moisés Cayetano Rosado | 15-01-2014 | 16:01 |0

Azulejo de la Estación de Elvas. Acueducto de Amoreira./ Moisés Cayetano

Azulejo de la Estación de Elvas. Acueducto de Amoreira./ Moisés Cayetano

Llegamos a veces a estaciones ferroviarias que son todo un mundo de desolación; desapacibles, impersonales, laberínticas. Y vamos en otras ocasiones a destinos que ofrecen ante nuestros ojos un mundo de belleza, brillo y color, al tiempo que nos dan cumplida información de lo que nos espera en el lugar que representan.

Es éste último el caso de tantas estaciones y apeaderos de Portugal, que en la Raya/Raia tienen una rica representación, incluso en aquellas que ya dejaron de prestar su servicio de transporte, pero siguen haciendo esta labor divulgativa y artística con su estimable azulejería.

En las paredes de los inmuebles e incluso también en sus interiores, despliegan ese mundo mágico, insuperable, que ha sabido enriquecer iglesias, palacios, jardines, mobiliario urbano… por toda su geografía, y que en las estaciones pasa muchas veces inadvertido para el turista de urgencias, pero que bien merece un recorrido de excursión reposada y compartida.

Es lo que la pasada semana organizó, con gran acierto, el

Ver Post
Acueducto de Évora: un paseo con Geraldo Sem Pavor
img
Moisés Cayetano Rosado | 27-11-2013 | 16:41 |0

Arcadas del Acueducto da Água da Prata, de Évora, atravesando la muralla medieval./ Moisés Cayetano

Arcadas del Acueducto da Água da Prata, de Évora, atravesando la muralla medieval./ Moisés Cayetano

Inaugurado el 28 de marzo de 1537, las el Aqueduto da Água da Prata de Évora fue construido en tiempo récord: solamente duraron seis años las obras; casi un centenar tardó en hacerse el de Amoreira, de Elvas.

Bajo la dirección del arquitecto real Francisco de Arruda -el mismo que inició el elvense-, trae sus aguas desde donde hoy tenemos el Barragem do Divor, al sur de Arraiolos, descendiendo al sureste hasta Évora, con casi 19 kilómetros de recorrido.

A pesar de esta considerable extensión -como ocurre con el de Amoreira, y como es común a todos los acueductos-, la mayor vistosidad la adquiere en los valles, que en ambos casos citados corresponde precisamente con la entrada a la ciudad.

Así, el Acueducto da Água da Prata resulta especialmente atractivo en sus últimos dos kilómetros antes de entrar en la población, que es además el tramo más antiguo de los conservados, pues corresponde a la restauración del siglo XVII (tras los desperfectos ocasionados por la Guerra de

Ver Post
Évora, patrimonio mundial fortificado
img
Moisés Cayetano Rosado | 07-08-2013 | 15:35 |0

Torre de la catedral fortificada de Évora

Torre de la catedral fortificada de Évora./ Moisés Cayetano

Con 50.000 habitantes, Évora es el mayor municipio de Alentejo y su capital geográfica. Desde 1986 ostenta el título de Patrimonio de la Humanidad por su Casco Histórico, que Elvas logró para su guarnición fronteriza y fortificaciones en 2012.

Distante a 100 kms de Badajoz, si venimos por Evoramonte nos encontramos con las majestuosas murallas del s. XIV, y de frente el acueducto de Agua de Prata, de 1537, que se interna en la ciudad por la rua do Cano. Si accedemos por Redondo, a la izquierda tenemos la muralla abaluartada del s. XVII, delimitando al jardín público, donde está el palacio del rey don Manuel, del s. XVI, y unas curiosas y románticas ruinas fingidas. Más al centro: restos del amurallamiento romano del s. I, reforzado por los visigodos.

Aquí tenemos de todo y ejemplarmente conservado. Un modelo de armonía constructiva, respeto por el medio urbano, buen

Ver Post

Otros Blogs de Autor