Hoy

img
Etiqueta: Algarve
EL POTENCIAL TURÍSTICO DE LA RED FORTIFICADA EN LA RAYA HISPANO-LUSA
img
Moisés Cayetano Rosado | 22-11-2015 | 18:03 |0

Tesoros fortificados, analizados en la Revista O PELOURINHO

Tesoros fortificados, analizados en la Revista O PELOURINHO

Las confrontaciones históricas entre España y Portugal, desde su conformación como naciones independientes, especialmente con la formación del Reino de Portugal a mediados del siglo XII y los avances del Reino de León en la misma época, han ido dando lugar a un patrimonio fortificado de extraordinario contenido monumental.

La Baja Edad Media significó un avance cristiano considerable, que obligó a un refuerzo de las líneas de incursión norte-sur, al tiempo que un asentamiento fortificado en la frontera entre los reinos de Portugal y Castilla-León, que en el caso de la primera adquiera especial relevancia. De ahí la herencia monumental defensiva, que aún se mantiene en pie, aunque a duras penas en muchos lugares, dado el abandono de siglos, la escasa consideración para con los castillos y el hecho de que muchos hayan servido como “cantera” para otras construcciones posteriores.

Raya Central: la más nutrida de fortificaciones.

Rede dos castelos portugueses, 1350-1450

No obstante, los

Ver Post
LÍNEAS DE INVASIÓN Y HERENCIA MONUMENTAL EN LA RAYA
img
Moisés Cayetano Rosado | 05-03-2015 | 12:40 |0

Líneas de invasión y herencia monumental marcadas en plano del francés Nicolás de Fer, de 1703, donde remarca las principales fortificaciones rayanas.

Líneas de invasión y herencia monumental marcadas en plano del francés Nicolás de Fer, de 1703, donde remarca las principales fortificaciones rayanas.

La Raia/Raya entre España y Portugal ha sido frecuente línea de confrontaciones, especialmente durante la Edad Media y la Moderna. Primero en la Alta Edad Media, en el sentido norte-sur, desde Galicia a  Minho/Tras Os Montes, por el empuje cristiano contra los musulmanes. Después -creado el reino de Portugal en el siglo XII-, se presentarán los conflictos en los corredores este-oeste, por la rivalidad entre los reinos luso y castellano-leonés. Posteriormente, tras la reunificación de los reinos peninsulares bajo Felipe II, una etapa de paz desembocará en 1640 en la guerra de separación, que tendrá réplicas bélicas en diversos momentos del siglo XVIII y principios del XIX.

Todo ello ha llevado a altos grados de sufrimiento para la población fronteriza, así como a extraordinarias obras de defensa y contención, pero también de invasión, que nos han dejado un legado extraordinario. Los castillos medievales y las fortificaciones

Ver Post
Fortificaciones de Lagos, un paseo entre la hierba y el mar
img
Moisés Cayetano Rosado | 12-03-2014 | 15:46 |0

Fortificación de Lagos. Zona oeste./ Moisés Cayetano

Fortificación de Lagos. Zona oeste./ Moisés Cayetano

Aunque algo distanciado de la Raya, tendiendo hacia la punta oeste del Algarve marítimo, Lagos es una población muy apreciada por los que desde nuestra frontera nos decidimos por las playas soleadas e inmensas del sur de Portugal.

Pero al margen de ese tesoro que constituyen las arenas doradas de una costa que parece inacabable, Lagos pose el conjunto amurallado más extenso y completo del Algarve marítimo, con origen romano, reconformación musulmana (siglo X), con restauración y ampliación a finales del siglo XIII (bajo el rey D. Dinís) hasta mediados del XIV (reinado de D. Afonso IV), lo que se conserva con mucha integridad en la zona que mira al mar, hacia el este.

La mucha importancia que Lagos tuvo con los descubrimientos portugueses se materializa en numerosas partidas de expediciones al norte de África, la costa hasta Cabo Bojador Azores y Madeira, durante el siglo XV, lo que obliga a una constante revisión de la fortaleza costera, como lugar de resguardo de embarcaciones y preparación de flotas.

[caption

Ver Post
Raya Sur: playas y fortalezas en hermosa reserva natural.
img
Moisés Cayetano Rosado | 29-01-2014 | 16:04 |0

Ría Formosa./ Moisés Cayetano

Ría Formosa./ Moisés Cayetano

Muchos solemos frecuentar esa extensión de playas envidiables y relativamente cercanas que conforman el recodo de Huelva -finalizando el Golfo de Cádiz-, así como el espacio que desde Faro va hasta la punta de Sagres, olvidando casi siempre el este del Algarve y la desembocadura del Guadiana.

Sin embargo, ¡qué belleza serena la del mar sosegado por el dique de arena y flora generosa de la portuguesa Ría Formosa, remanso de paz que invita al paseo tranquilo por sus bordes, al tiempo que a una navegación de bajura que nos asienta en playas discretas y tranquilas, desde Faro a Cacela, del concelho de Vila Real de Santo António!

Y tras la desembocadura del Guadiana, vienen las muy turísticas españolas de Isla Canela e Isla Cristina, aún de mayor aceptación para nosotros que las del oeste algarvío, con una oferta hotelera y de restauración magnífica. Merece una parada la ciudad fronteriza de Ayamonte, de extraordinaria biodiversidad en sus marismas, con pequeños y múltiples canales naturales, poseyendo la población un abundante legado artístico

Ver Post
La suerte de vivir en la Raya
img
Moisés Cayetano Rosado | 12-06-2013 | 16:02 |0

La Raya desde la Sierra de Alor (Olivenza)

La Raya desde la Sierra de Alor (Olivenza)./ Moisés Cayetano

Vivir en la Raya es como hacerlo en una especie de mundo mágico, de país de las mil y una maravillas. En breve tiempo, pasamos de un acompañamiento ambiental de voces en castellano a otro en portugués, como si todo se hubiera trastocado.

Pasamos de tomarnos nuestro café con leche a ponernos delante de uma bica, pequeñísimo café tan concentrado como solo nuestros vecinos consiguen hacer. Del pan de nuestro lado español, esponjoso y blando, al portugués, más compacto, abultado y oscuro. De nuestras sopas caldosas a sus espesas açordas. De nuestros fritos a sus asados. De nuestras calderetas de cordero a sus ensopados de borrego; de la candelilla bañada en miel a la baba de camelo

Pasamos sobre la línea del tiempo viendo cómo nos dejó marcados: aquellas luchas persistentes nos legan este patrimonio que se “encara” en un lado y otro de la Raya, preventivamente, preparado para cualquier ataque repentino en nuestras portentosas fortificaciones.

Y dejamos atrás nuestro flamenco y pasodobles, nuestras alegres jotas

Ver Post
Tesoros de la Raya a nuestro alcance
img
Moisés Cayetano Rosado | 06-06-2013 | 10:27 |0

Paisaje de la Raya vista desde globo

Paisaje de la Raya vista desde globo./ Moisés Cayetano

Desde el Minho portugués y la Galicia española, pasando por Tras-os-Montes, las Beiras y Castilla-León, descendiendo por Alentejo y por Extremadura, para acabar en el Algarve y Andalucía, todo un mundo fantástico de tesoros -unos naturales y otros moldeados por la mano del hombre- se nos ofrecen al alcance de la mano, al alcance de los ojos, del gusto, del olfato.

Lo que es un macizo rocoso desgastado, primario, donde el granito aflora con sus grandes bolos y la pizarra crea espacios empinados de enormes hojas superpuestas, se ve suavizado por los depósitos de ríos que atraviesan la Raya remansados, acumulando sedimentos en lo que millones de años más atrás fueran entrantes marítimos que crearon plataformas calizas y marmóreas.

El clima suave de la zona norte, de influencia atlántica, recrudecido en el centro por la influencia continental -salvo en los oasis montañosos-, se va mediterraneizando conforme descendemos hacia el sur, cambiando hayas, robles, nogales y castaños, por encinas y alcornoques, alternados con grandes

Ver Post

Otros Blogs de Autor