Hoy

img
EL CROSSFIT Y EL HOMBRE (2/5)
img
Marcos Ripalda | 26-10-2017 | 16:55

snatch

Dedicado a los que estáis y a los que vendréis a probarlo (incautos)

MOTIVACIÓN, LA JUSTA
Con el paso de las semanas, tras olvidarse de las agujetas perennes, el hombre asimilará que tiene superpoderes. Puede medio alzarse haciendo el pino sin llorar o levantar una barra maciza de acero valkirio que pesa veinte kilos sin necesidad de añadirle peso adicional. Ahora, parafraseando de aquella manera lo que dice un personaje emblemático de la gran película Apocalipsis Now, el hombre se levanta de buen humor por el nalpalm que respira por la mañana. El hombre es un miembro de pleno derecho de la secta de crossfit. Hay otros y otras como él; unos majaras, resumiendo.

LA DECISIÓN
Sí, llegó un momento en la vida de este hombre, que cumplió los cuarenta hace pocos días, en que debía decidir si atreverse con algo que ni de joven hubiese hecho o bien estirajarse en el sofá hasta que le pusieran de comer.
Este deporte, vamos a llamarlo deporte por ahora para no herir susceptibilidades, no es más que la constatación de que cuando los hombres (las mujeres también, conste) llegan a cierta edad —hay gente joven que también lo hace, pero para las estadísticas los voy a obviar—, la química de sus cerebros se ve afectada por el ansia de estar más delgados, más sanos, más jóvenes, más fuertes, más de lo más. Porque darse una paliza en un gimnasio donde podría aparcar un camión sin necesidad de apartar máquinas y bancos de musculación es lo que ahora rige buena parte de la vida de este hombre que un día abrió las puertas de aquella nave industrial convertida en gimnasio. El crossfit es lo que le añade un extra de sentido a su efímera existencia, más efímera aún si tenemos en cuenta como se parte el espinazo para no hacer el ridículo ante sus compañeros de fatigas, que también se esfuerzan a su manera. Que esta cosa del crossfit no tenga mucho sentido para las madres y las abuelas, era de esperar.

 

Sobre el autor Marcos Ripalda
MARCOS RIPALDA es licenciado en Periodismo, diseñador gráfico y cuentista postirónico, término que él mismo acuñó con el beneplácito de su madre. Nacido en Sanlúcar de Barrameda en 1976, ha sobrevivido en Madrid como profesor y maquetador de revistas, folletos y felicitaciones navideñas. Actualmente es el responsable de Diseño del diario HOY. CARMURA LENTEJA es ilustradora. Abandona el blog en mayo de 2017 para dedicarse a otros menesteres.

Categorías

Otros Blogs de Autor