Hoy

img
MARÍA VICTORIA GIL ÁLVAREZ
img
Diego Algaba | 07-02-2017 | 14:13

Cuando participo en alguna de las carreras populares que se celebran en Badajoz suelo verla cerca de mi, llevamos un ritmo parecido. En la carrera,con pantalones cortos y zapatillas de deportes todos somos iguales, solo nos diferencia el número del dorsal. Luego, en la calle, unos son ingenieros, otros conducen un taxi, me encuentro con corredores trajeados, desaliñados, pijos, perroflautas,hay periodista, médicos, barrenderos. A ella la reconozco por su abundante melena rizada y su belleza enigmática y tímida . Me resulta agradable su presencia, es de esas personas que te dan buen rollo. Cuando nos vemos nos saludamos con un “hola” o un “adiós”. No la conozco,nunca hemos hablado, no la asociaba con nada al margen de las carreras solidarias, pero de un tiempo a está parte la he empezado a ver en los medios de comunicación. Me he enterado que es profesora de Química en la UEx y que también dedica parte de su tiempo a otras actividades de forma altruista. En la última entrevista que he escuchado la presentaban como la mujer de las siglas, pertenece a: AEXAAL ADiCiTEx, CICYTEX UEx.

Fundó AEXAAL( Asociación Extremeña de Alérgicos a Alimentos) para dar respuesta a las dudas que puedan surgir en los colegios con alumnos alérgicos,un protocolo destinado a la prevención, aunque también informa como actuar si se da alguna urgencia y así poder salvar la vida de un niño. Si, he escrito. “ salvar la vida a un niño”. Las alergias, aunque suene a ronchas y tos, pueden producir la muerte de los más pequeños, también de adultos. Cada vez es mayor el número de niños con algún tipo de alergia.

Personas como Victoria están logrando con su esfuerzo que las cosas sean más fáciles y los padres de niños alérgicos estén más tranquilos..

Ella, ahora, esta saliendo en los medios, esperemos que no sea algo pasajero y sigamos interesándonos más por su trabajo que por el al último gol de Ronaldo. Que esta investigadora, luchadora y entusiasta de su profesión siga contando con el apoyo necesario y no tenga, si quiere seguir progresando en sus múltiples actividades,  pedir traslado a otra comunidad, o a otro país.

Aunque haya agotado el espacio de esta columna me gustaría terminar con algo de lo que me acabo de enterar: a Victoria le han concedido el premio a la excelencia docente. Enhorabuena y gracias por hacer que la vida sea más sencilla.