Hoy

img
Fecha: octubre 9, 2017
NO QUIERO ESCRIBIR SOBRE PUIGDEMONT
Diego Algaba 09-10-2017 | 10:03 | 0

dsc00104Se me pasó septiembre sin escribir ninguna artículo titulado “Septiembre”, así que retomo algunas imágenes que no llegaron a tocar el papel y que circularon por mi la cabeza sin conocer el perfume adictivo de la tinta del periódico.

En septiembre estuve de vacaciones y eso me permitía disfrutar de la ciudad como lo hacía cuando era un nini sin porvenir que solo paseaba y miraba, mucho antes de pertenecer al mundo de las obligaciones laborales, aquellos tiempos en los que no estaba acostumbrado a tener un euro en el bolsillo para entrar en un bar a tomar una caña, ni dos para un cupón, ni siquiera usaba cartera y del bolsillo de atrás del pantalón sobresalía un pañuelo rojo como el de Miguel Bosé en el que tenía puestas muchas esperanzas de seducción que no dieron el resultado esperado. Quizás porque la melena rubia del cantante se asemejaba en mí a la acaracolado del negro de Bony M y dentro de mi cabeza los sueños ganaban a la realidad.

dsc00105-2Cuando uno lleva un tiempo de vacaciones se siente como si fuera otro; como si estuviera fuera del sistema; como si una persona nueva hubiese tomado tu cuerpo, hubiese vaciado la mente de la preocupación diaria, del estrés laboral, de esa lidia con los compañeros de trabajo, probablemente las personas con las que más tiempo pasamos en nuestra vida sin haberlos elegidos.

Todos los septiembre regreso para ser aquel joven que desconocía los despertadores, las duchas matinales, las camisas de rayas, las batas blancas y terminar de vestirme frente al espejo del ascensor. Aquellos tiempos en los que se podía admirar la belleza femenina por la calle sin ser calificado de machista. Ahora no se me ocurre mirar a una mujer guapa y mucho menos volver la cabeza como entonces. Ahora paso delante de ellas con la misma indiferencia que ellas han mostrado siempre ante  mi, así que cuando voy paseando por la calle solo veo a perros cagones, calles llenas de chicles pegados al suelo, papeleras vacías, todo al ritmo del tableteo de las baldosas de las aceras.

dsc01045Termino el texto haciéndome daño en los dientes de apretarlos para no escribir de Cataluña y poner el tono triste e irracional.

Ojalá que todas esas banderas de España que veo en los balcones sean también banderas blancas de paz.

Ver Post >