Blogs

Diego Algaba Mansilla

MIGAS CANAS

CUENTO TRISTE DE NAVIDAD

dsc07235-2En la escuela empezó a destacar. Siguió haciéndolo en el instituto. Sacó buena nota en selectividad. Podría haber cogido cualquier carrera. Eligió la que le gustaba en lugar de la que le convenía. Con la ayuda de la beca y el apretado sueldo de sus padres alquiló, con otros estudiantes, un piso en Salamanca donde todas las noches sacaba libros y apuntes para preparar las clases de Filología Inglesa. Cuando terminó la carrera se presentó la oportunidad de ir a Inglaterra. Luego salió lo de Estados Unidos y allí sigue.
dsc04687-2Los padres se conocieron en el trabajo. Ella, con una amiga, montó una panadería hace ya casi treinta años. Se levanta todos los días a las cinco de la mañana para hacer pan y dulces. Abren mañana y tarde, sábados y domingos.
Él reparte con un camión productos para pastelerías y panaderías.
Se conocieron. Se casaron y tuvieron un hijo, uno solo. El niño se crió como todos los niños, con el cariño y dedicación de sus padres. Desde pequeño fue responsable. Sabía que su trabajo era estudiar. Sus padres estaban orgullosos de sus notas, de las felicitaciones de profesores y familiares, de las matrículas de honor, de los premios. Cuando se fue a Inglaterra… bueno. Lo de Estados Unidos fue peor.
Ahora que llega la navidad y las ausencias pellizcan más fuerte el corazón, los padres sienten envidia de aquellos que sus hijos sacaban los estudios a trancas y barrancas y que hoy trabajan como fontaneros, mecánicos, funcionarios, algún parado,maestros,veterinarios, enfermeros, casi todos están aquí o en ciudades cercanas.
El hijo de la panadera y el repartidor. El estudiante brillante y muchacho ejemplar, ofrece los conocimientos dsc01778-2adquiridos en nuestra universidad a los americanos.
Sus padres en lugar de ir a algún restaurante o sentarse en un velador con su hijo, están en casa calculado la hora que es allí para encender el ordenador y conectarse por Skype.
Los padres fueron a Inglatera, pero nunca a Estados Unidos, es caro, desconocen el idioma y la inmensidad de los aeropuertos extranjeros les abruma. Según han leído en la prensa la Junta ha creado un programa de retorno. “Extremadura en el mundo” pero aquí no hay trabajo y el hijo se está acostumbrado a aquello.
Otro años más la pantalla y el teclado sustituirán brindis, abrazos y besos.


diciembre 2018
MTWTFSS
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31