CORRER POR LOS PASILLOS | MIGAS CANAS - Blogs hoy.es

Blogs

Diego Algaba Mansilla

MIGAS CANAS

CORRER POR LOS PASILLOS

Salí  a correr después de dos meses encerrado. El reloj marcaba las 6,30 de la mañana del primer sábado de mayo. Una hora  más propia de jóvenes borrachos y solos recogiéndose que de salidas en pantalón corto.  La última vez que corrí fueron diez kilómetros en Valdelacalzada.  Después de la prueba nos sentamos  en un velador de la plaza. Por la megafonía dijeron mi nombre. Me dieron una medalla. Quedé el tercero de mi categoría. Después de toda una vida participando en carreras populares era la primera vez que me daban un premio. Hoy sé que lo más importante de  aquel día no fue la medalla. Fue aquel  velador en la plaza con una cerveza de barril encima de la mesa  rodeado de amigos familiares y charla, ya que  a la semana  de aquello nuestra vida cambio. Anunciaron el primer positivo, dos días después los niños dejaron de ir a la escuela y nos encerramos en casa. El bicho que hacía poco estaba en China había llegado a Badajoz.

Durante este tiempo he intentado mantener la forma corriendo por el pasillo. El vecino de abajo vive solo con  un perro, así que cada vez que lo veía desde el balcón en la calle  intentaba trotar en casa. Iba desde la terraza hasta la última habitación. Nunca me había fijado  en las curvas del pasillo. Tuve que dejarlo antes  de estropearme la rodilla con tanto giro.

En mi último artículo dije que no quería escribir más del coronavirus y aunque lo intenté no se me van de la cabeza los muertos, los abuelos, también los jóvenes que se ha llevado por delante un virus de laboratorio o de animal. Tampoco  puedo dejar de pensar en los  profesionales al pie del cañón, ni en los que han perdido el trabajo. Algunos políticos llaman a esto guerra. Ya veremos si más de uno no termina sonado como aquellos soldados americanos cuando volvieron  de Vietnan.

Dicen que bajan los contagios y los muertos, mientras por la autovía no dejan de sonar  sirenas de  ambulancias.

En la calle  volvemos arremolinarnos con ropa deportiva. Veremos cuando abran los bares y llevemos  dos vinos en lo alto y alcancemos  la tercera la fase, la de la exaltación de la amistad, y nos dé por abrazarnos, si no tendremos que volver a correr por los pasillos.


mayo 2020
MTWTFSS
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031