Hoy
img
Autor: diegoalgabamansilla_1424851234
MÚSICA PARA EL ESPÍRITU
img
Diego Algaba | 07-08-2017 | 11:03| 0

dsc00435-2Viajé de Badajoz a Cáceres una tarde calurosa de últimos de julio. Paré en Puebla de Obando, por un café de un euro me regalaron una lata de Fanta. Paré en el paisaje de piedra de los Barruecos donde el sol iluminaba las piedras negras dándole el misterio del silencio y la inquietud de la soledad.

Para el museo de Vostell no había tiempo. Llegué a la iglesia de Garrovilla de Alconétar cuando comenzaron.

dsc00457-2Se llama Miguel Ángel y toca el Contrabajo en la Orquesta de Extremadura, Miguel Ángel es un Venezonalo de Badajoz y un entusiasta de la música,también es un estudioso de instrumento antiguos donde toca el Violone que es como un contrabajo pero con más cuerdas. Miguel Ángel, junto a Miguel del Barco, hijo del llerenese compositor del himno de Extremadura del mismo nombre, organizó un curso de músicas antigua en Garrovilla de Alconétar para alumnos aventajados. Por la mañana tenían las clases, por la tarde daban conciertos en la Iglesia de Santa María. Fui a escucharlos el viernes, el día que actuaban los alumnos, anteriormente lo dsc00467había hecho los profesores, prestigiosos músicos de todo el mundo.

Aquel viernes pudimos disfrutar con la música de Bach de Mozart, de Handel, interpretado por jóvenes talentos con instrumentos antiguos que sonaban a otros tiempos, a sonidos medievales, al relajante frescor de muros de Iglesia después de atravesar en coche un paisaje de campos amarillentos.

Cuando acabó la música salimos de la iglesia con los sentidos todavía agrandados por el hechizo de las últimas notas, dejando un rastro de espiritualidad muda a nuestro paso. Salimos al pueblo. Aquí quiero hacer otra parada para volver a escribir un ¡Oh! de asombro cuando descubrí aquella Plaza porticada en una noche donde la música puso la magia y la luna el embrujo. Una noche para enamorarse, para sentir,para prolongar ese misticismo de la sonoridad del órgano Renacentista de la Iglesia manejado por dsc00411los dedos prodigiosos de Miguel del Barco.

Aquella noche, sentados en la plaza del pueblo, frente al corral de comedias, Miguel Ángel, con esa musicalidad en sus ilustrativas palabras nos habló con el entusiasmo de un alumno y con la sabiduría de un maestro.

Ver Post >
LOS MEJORES
img
Diego Algaba | 21-07-2017 | 10:29| 0

Tenía vacaciones. Aproveché para de ir a pagar el IBI. Luego cogí el coche para dsc04511-2dar una vuelta por San Isidro. Pasé por Suerte de Saavedra, ese barrio donde antes ponían el mercadillo los domingos y que todos conocemos como las Malvinas. Veo a personas arreglando las aceras. No son trabajadores del Ayuntamiento, son los vecinos que han salido a la calle con sus herramientas y sus manos para arreglar lo que no se arregla ni en periodo electoral. Días antes leí en este periódico una carta al director de dsc04877una señora que se quejaba de lo mal que estaban las calles de San Fernando. Llevo el recibo del IBI todavía con la tinta fresca del sello del banco brincando indignado dentro del bolsillo del pantalón. Me pregunto donde están los trabajadores del Ayuntamiento. Llego al campo y veo en el móvil que los operarios del Ayuntamiento andan ocupados instalando un nuevo radar en la carretera de Circunvalación y es que no se puede desatender el negocio. Dice el periódico que recaudan más de medio millón de euros.

DSC04441 (2)En Badajoz estamos que lo tiramos. Contratamos a los mejores y, además, el Badajoz ha ascendido de categoría, eso si que hace salir a la gente a la calle, mucho más que CCOO y que UGT cuando piden trabajo para desempleados.

Con esta nueva moda de fichar a los mejores podemos ver por las calles de Badajoz, no solo al hermano de Pedro de Sánchez, también encontrarnos por la Plaza de los Alféreces a Mesi, por las tiendas del Faro a Ronaldo, fichados los dos para reforzar la plantilla y así afrontar con éxito la nueva categoría. Quizás hasta el periódico se una a la nueva moda y contrate como columnistas a Manuel Vicent o Javier Marías o a Muñoz Molina. Yo me veo en el paro buscando otro periódico donde poder escribir. También pueden traer a la cárcel de Badajoz a los mejores, Urdangarin, Rato, Villar y un largo etcétera.

DSC04602 (3)Lo peor es cuando Pedro Sánchez venga a visitar a su hermano. Badajoz es una ciudad para quedarse ya que medios de transporte tenemos pocos: una avioneta con horarios raros, un tren de cuando la mili era la mili y se conocía como borreguero y el coche particular, aunque cualquiera sale a la calle en coche con tanto radar.

Ver Post >
NO QUIERO MÁS NOCHES
img
Diego Algaba | 09-07-2017 | 6:55| 0

dscn0453-2Dices que vendrás por la noche. A esa hora en la que Antonio López ya ha recogido los pinceles y el sol deja de dar luz a los membrillos para entrar en los grises de una tarde que anuncia la oscuridad. Una oscuridad que hace confundir colores y sueños; Vida y muerte,

La noche tiene ese escenario de máscaras que esconde el rostro de la verdad. Un mundo donde no se aprecia la belleza de las imperfecciones y donde los sentimientos bajan los peldaños de dos en dos.

Luego, mañana, como todos los mañana, la luz de la tarde regresará igual aunque con formas diferentes. Volverá a gozar de la tierra, a enrojecer los campos, a sosegar el alma, a calmar la tarde de las incertidumbres del día que se va.

Lindes arropadas por la hierba que cubre como un manto sagrado las orillas de los surcos donde el agua corre libre y ligera hasta que la noche la transforme en estática escarcha.

Dices que vendrás por la noche. Si vienes ven de día. Ya no quiero más noches.

Ver Post >
PERIÓDICOS MULTIUSOS
img
Diego Algaba | 30-06-2017 | 5:12| 0

dscn1266-1Después de los primeros sonidos de berbiquí y martillazos para colgar cuadros y espejos se hizo el silencio en el bloque. Un silencio que ha durado unos 20 años. Todo era una balsa cuando lo compramos, pero los pisos se deterioran.

El vecino de arriba está de obras.

Según García Lorca las cinco de la tarde es una hora torera. Fue la hora en la que Antonio Torres Heredia cogió su vara de mimbre y  fue a Sevilla a ver los toros. Los albañiles del piso de arriba empiezan a coger los trastos una hora antes. A las cuatro de la tarde arrancan berbiquí y radiales empezando a funcionar al máximo de su volumen. Las cuatro, esa hora en la que uno busca el sofá para recuperar una noche de mosquitos y sudores. Ahora que las compañías telefónicas me habían dado una tregua vienen los albañiles cargado de sonoras herramientas.

Al día siguiente del primer día de la obra un vecino puso un cartel: “Protejan las paredes y la limpieza del ascensor”. Cuando bajé, el ascensor estaba envuelto en cartones y el suelo lleno de periódicos y ahí es donde quería llegar, a los periódicos. A esos periódicos que se hacen viejos a los dos minutos de leerlos, periódicos por el suelo donde casualmente había una foto mía encabezando un artículo manchado con la huella de una bota manchada de yeso. Quizás la única huella que dejó el texto. Todo el peso de una pisada cayó como una metáfora sobre mi artículo. Un artículo que tanto me costó parir en una noche de insomnio y calor con el portátil ardiendo entre las piernas.

La suciedad que generan los ripios de los albañiles se protege con periódicos viejos, igual que los periódicos protegen del desconocimiento a los ciudadanos sacando a la luz las oscuridades. Decía un eslogan: “una persona sin información es una persona sin opinión”. Esta tarde vuelvo a enfrentarme con el teclado teniendo como música de fondo unos martillazos y el penetrante sonido de la radial pensando no solo en entretener, también en proteger el suelo de un ascensor, o como decía Ruano para envolver el pescado. o como digo yo, para hacer un gorro de payaso.

Ver Post >
…Y ESTAMOS EMPEZANDO JUNIO
img
Diego Algaba | 14-06-2017 | 5:08| 0

dsc04662-2El Sol asoma cada año más temprano, más fuerte y altanero, con más fuego en su interior, repartiendo rayos como palos por el sur. Sube la temperatura y mi lápiz, ligero de ropa, no se agarra al papel igual que cuando lleva encima todo el peso del abrigo invernal. Un lápiz liviano garabatea sin forma ni ideas. No tengo nada que decir, nada entre manos y menos en el pensamiento, solo esta pesadez que inunda mi cabeza con el daño de un sol que cae como una enorme piedra sin imaginación gritando: ¡ vacaciones! Intento escribir cerrando los ojos para oír el frío de la lluvia de meses pasados pero el calor se posa en mi ánimo anulando el viaje de regreso a noviembre, paralizando mi pensamiento. Aunque intente prescindir de este fuego no me deja, no puedo, se adhiere a la piel como una pesada carga, como una cuerda que me ata y me convierte en un ser inútil, lento y torpe, como un astronauta dentro de un escafandra.

Verano de bichos, de mosquitos, de cucarachas rojas, de chicharras invisibles y monótonas. Veranos de coches descapotables con cabezas descapotadas.

Empieza a llegar el calor de Badajoz a mi cabeza como una enfermedad neurológica. No tengo cuerpo ni para escribir sobre las ambulancias baratas de Tenorio, ni de que lo barato sale caro,ni siquiera de poner el ejemplo de los vigilantes de centros sanitarios, esos a los que su nueva empresa, también barata, les quieren rebajar 200 euros mensuales. ¡ay los trabajadores!, siempre los trabajadores. Alguien tendrá que pagar la diferencia entre un precio y otro y nadie mejor que ellos.

En verano vivo en un error geográfico. Tendría que ir al norte si no quiero renunciar al veneno de la tinta, ni a la nicotina que desprende el teclado. ¿Y por la noche?, me preguntan. La noche es peor. El sonido de las horas se hace más metálico, pesa como un bloque de acero que cae en el alma. Cuando el reloj anuncia las doce queda todavía muchos tic tac para alcanzar la siguiente hora. El sueño desaparece cubriendo de sudor la nuca, y algunas veces, en este trance extraño, como una fiebre, viene a la mente el pensamiento del sueño eterno.

El sol me roba tardes delante del papel donde uno sueña con poder ser otros y algunas veces con ser quién quiero ser.

Ver Post >