Hoy

img
LENGUAJE POLÍTICO
img
Diego Algaba Mansilla | 14-03-2011 | 17:05| 0

Desde la ventana contemplo la belleza de los brotes verdes, que salen de los árboles con la inocencia de lo primerizo, empujados por el sol de marzo, y a los que no pueden afear ni las metáforas políticas al compararlos con el dudoso crecimiento económico. ‘Poner palos a las ruedas’, otra expresión del leguaje oral que se repite en tertulias radiofónicas referidas a ciertos hechos políticos, quitando importancia a lo importante. Como si la toma de decisiones que afectan a nuestras vidas fuese un juego. La ambición política, el juego sucio y las zancadillas se edulcoran con eufemismo. Se utiliza el lenguaje como atenuante para que los errores parezcan simples travesuras sin transcendencia. ¿Acaso pretenden que vivamos en el limbo de la inocencia?

Ver Post >
EN BICICLETA
img
Diego Algaba Mansilla | 11-03-2011 | 09:29| 0

Ahora que baja el límite de velocidad y parece que el Gobierno se preocupa por la contaminación, quizás sea el momento para que las ciudades faciliten la utilización de bicicletas. Sobre todo en lugares como Badajoz, que es una ciudad llana y hace buen tiempo casi todo el año. Al centro de Badajoz ya no se puede ir en coche, pues aparcar es imposible. Podrían limitar el tráfico a transportes públicos y vecinos. Podrían poner aparcamientos para bicicletas, como ya lo hicieron con las motos. Podrían colocar bases de bicicletas de alquiler en la puerta del Ayuntamiento, en la Plaza Alta y que se pueda circular en bici sin temor y sin tener que ir por aceras demasiado estrechas para compartir con peatones. Si bajando la velocidad a 110 se ahorra dejando el coche en casa se ahorrara más.
Ver Post >
EN EL ASCENSOR
img
Diego Algaba Mansilla | 06-03-2011 | 14:31| 0

Click here to find out more!

      Dice la abuela que vive en el ‘B’ que los carnavales confunden a la gente. Que eso que dicen que ha dicho el alcalde Miguel Celdrán es mentira; él no lo ha dicho. Que será la letra de alguna murga. Que eso de los palomos cojos y de las mujeres que se van antes a casa para preparar la cena, es mentira, que Celdrán es muy buena persona y esta quedando Badajoz muy limpia, que quitan hasta las caquitas de las palomas. Dice que es mentira lo del ‘cuartel robao’, que tengamos que ir por la autovía a 110 y que haya muerto Larrey, porque Larrey es inmortal; que todo son máscaras de carnaval.

      Ver Post >
      DE LOS LIBROS A LA ESCOBA
      img
      Diego Algaba Mansilla | 28-02-2011 | 08:53| 0


      Contaba días atrás el periódico,como un hecho excepcional, que la nueva empresa de limpieza tenía entre sus trabajadores a licenciados y diplomados. Esto me ha hecho recordar mi época de estudiante, yo, y otros estudiantes como yo, trabajabamos durante los veranos en el campo recolectando frutas. Nos desplazábamos en bicicleta a fincas donde compartiamos con los jornaleros; escaleras, cubos, tractor y amistad. En septiembre nos separabos.Mientras los jornaleros iban a la vendimia a Almendralejo o Francia.Nosotros, con manos encallecidas, cambiabamos el rudo tacto del campo por el suave cristal del bolígrafo. Pagabamos matrículas y libros.Comenzaba un nuevo curso. Cuando se terminaba la carrera se hacía la mili: más de un año defendiendo a la patria con un cetme y mucha disciplina en cuarteles alejados de casa. Una vez licenciados, por segunda vez,se iniciaba la busqueda del trabajo para el que nos habían preparado, ¿como? Se seguía estudiando en academias que se pagaban alternando las horas dedicadas al temario con trabajos ocasionales en empresas de mudanzas,bares,obras…Luego,los que vivieron ese largo camino de esfuerzo y sacrificio,cuando tuvieron el trabajo deseado, lo valoraron más que aquelos a los que le regalaron las cosas. Por eso, no esta mal que los inicios laborales de algunos licenciados sean en trabajos de limpieza.Ya encontrará cada uno su sitio y le darán el valor adecuado.

      Ver Post >
      TRAZOS DEL BOTELLON
      img
      Diego Algaba Mansilla | 22-02-2011 | 19:28| 0
      *

      Las paredes del Nuevo Vivero, el campo de fútbol en el que juega el C. D. Badajoz, presentan un aspecto desolador: burdos grafitis ensucian la fachada, dibujos con trazos tembloroso representan esvástica. Con letra gorda y fea sobresale Luis y Paloma, y mil dibujos y textos que transforman la estética de una fachada deportiva en un lodazal gráfico. Dentro del campo, el Badajoz juega al fútbol. Fuera se reúnen jóvenes de nuestra ciudad para beber, hablar, vomitar, reír, llorar… Aquí están las próximas generaciones, el futuro de nuestra ciudad, los que algún día dirigirán los ayuntamientos y las instituciones, los que construirán casas y nos podrán las inyecciones y nos harán los papeles y barrerán las calles y escribirán cartas al director. Ahora se mean y vomitan en el rudo asfalto al calor de las feas paredes del campo de fútbol, mientras apuran la última gota de Bacardi o hacen la última reflexión de la noche con la lengua estropajosa y el cuerpo tambaleante.
      Ver Post >
      TRAZOS DEL BOTELLON
      img
      Diego Algaba Mansilla | 22-02-2011 | 17:15| 0

      Las paredes del Nuevo Vivero, el campo de fútbol en el que juega el C. D. Badajoz, presentan un aspecto desolador: burdos grafitis ensucian la fachada, dibujos con trazos tembloroso representan esvástica. Con letra gorda y fea sobresale Luis y Paloma, y mil dibujos y textos que transforman la estética de una fachada deportiva en un lodazal gráfico. Dentro del campo, el Badajoz juega al fútbol. Fuera se reúnen jóvenes de nuestra ciudad para beber, hablar, vomitar, reír, llorar… Aquí están las próximas generaciones, el futuro de nuestra ciudad, los que algún día dirigirán los ayuntamientos y las instituciones, los que construirán casas y nos podrán las inyecciones y nos harán los papeles y barrerán las calles y escribirán cartas al director. Ahora se mean y vomitan en el rudo asfalto al calor de las feas paredes del campo de fútbol, mientras apuran la última gota de Bacardi o hacen la última reflexión de la noche con la lengua estropajosa y el cuerpo tambaleante.
      Ver Post >
      BICICLETAS ROTAS
      img
      Diego Algaba Mansilla | 18-02-2011 | 20:29| 0

      OPINIÓN

      Cerrar Envía la noticia

      Ni porque estuviesen borrachos, ni aunque no tengan trabajo, ni por ser demasiado jóvenes o demasiado viejos, ni aunque no hubiese ‘ligao’ esa noche, o les hubiese dejado la novia o el novio tiene justificación lo que hicieron con las bicicletas que el Ayuntamiento de Badajoz puso a disposición de todos los ciudadanos. No sé en qué momento de su complejo proceso mental, ni si fue entre risas, o entre llantos, cuando les dio por destrozar una estación de bicicletas en el barrio pacense de Valdepasillas; bicicletas que pueden alquilar por un euro al mes.

      Ver Post >
      Las tres preguntas
      img
      Diego Algaba Mansilla | 14-02-2011 | 08:21| 0
      Se nos acabo la juventud cuando se quedaron sin respuestas las tres grandes preguntas de nuestra adolescencia, el ábrete sésamo de la felicidad que tantas puertas nos abrió: ¿Estudias o trabajas? ¿Fumas? ¿Bailas? Ya pocos trabajan, fumar es una aberración y bailar pegados no es bailar. Los que nos relacionábamos en la calle, los que lucimos pecho sin haber conocido las caricias al calor de las ultimas técnicas del láser, los que gastamos barbas y empezamos a brillar por la cabeza, desterramos para siempre de nuestro vocabulario las tres llaves de la esperanza.
      Ver Post >
      Comienza la fiesta
      img
      Diego Algaba Mansilla | 09-02-2011 | 09:06| 0
      Besan a niños y ancianos. Toman menú de 9 euros. Duermen en hostales. Pasean con camisetas azules. Estrechan manos. Sonríen. Visten chaquetas de pana y vaqueros. Escuchan al ciudadano con calma. Visitan barrios periféricos. La marquesinas de los autobuses muestran sus fotografías. Los carteles les realzan; Monago esta guapo, Celestino elegante. Celdrán no quiere debate; que si me ha llamado borracho, que si tú cuando tomas unas copas cantas, que por algo presides las peñas flamencas. Monago propone que el debate se produzca sentados en la mesa camilla de padres en paro que hayan agotado los 420 euros. Viene Esperanza Aguirre para unirse a la marea azul; hay que tener cuidado con la elección del amigo, ser de la misma cuadrilla que Zapatero perjudica. Que si Celdrán tenía un compromiso con la limpieza, que la culpa de la suciedad de Badajoz la tienen los socialistas por la deuda que dejaron. Hace 16 años. Hablan de cotidianidades, de lo sencillo. Su principal preocupación, en campaña, es el empleo. En Badajoz arreglan aceras, por todas partes hay hombres de verde limpiando las calles y sembrando flores. Del Revellín han sacado 14 camiones de maleza, de la Alcazaba no sé cuántas toneladas de basura. Parece que la ciudad estuviera habitada por Diógenes. Los analistas políticos afinan sus plumas. El HOY hace encuestas. Que si tú, que si yo. Empieza la fiesta.
      Ver Post >
      BABEL
      img
      Diego Algaba Mansilla | 04-02-2011 | 08:44| 0

      OPINIÓN

      *

      EL Español, como consecuencia de su proceso de expansión histórica, lo hablan casi 380 millones de personas en todo el mundo, siendo la lengua oficial de 22 países. El Español, lengua común, hace que no nos sintamos extranjeros en más de medio mundo, al poder entendernos con nuestros semejantes y leer con la misma facilidad a García Márquez y a Vargas Llosa que a Cervantes o a Cela. El Español de España se quiere acotar, ponerle límites, desplazarlo a un segundo lugar en aquellas comunidades que comparten idioma oficial. El lugar elegido para fraccionar la lengua ha sido el órgano del sistema político español que representa a todo el territorio: el Senado. Todos hemos oído hablar de la Cámara Alta, pero ¿conocemos cual es su función? ¿Su organización? ¿ Sus competencias? O solo lo conocen los propios senadores y los que alguna vez han estudiado oposiciones al Estado. El Senado sale poco en los telediarios y en los periódicos, y quizás sea lo más innecesario dentro del sistema político actual, ya que está solapado por el Congreso. Muchos piensan que el Senado es como un privilegiado club que reúne a políticos de distintas localidades y partidos para discutir sobre la actualidad nacional e internacional con poca o nula repercusión, ni consecuencias para el país. Cuando se habla de los senadores hay ciudadanos que dicen que son esos señores que viven en provincias y que, de vez en cuando, se ponen sus trajes para viajar en Ave o Avión a Madrid y reunirse en un palacio, junto a los jardines de Sabatini, para debatir acaloradamente y luego regresan a sus casas para seguir viviendo sus cotidianidades. No son conocidos. Si se hiciese una encuesta en la calle preguntando si se sabe el nombre de algún senador, seguro que pocos podrían responder. Sin embargo, se han puesto de actualidad. Se escriben numerosos artículos en periódicos; los columnistas afinan sus plumas indignados y no solo porque cada senador valenciano, catalán, vasco o gallego haya comenzado a hablar en su lengua y los senadores necesiten de los servicios de traductores para entenderse, a pesar de que conocen y utilizan el mismo idioma. El ciudadano esta indignado por la alegría con que se gastan los dineros públicos, los que sacan del pellejo de los pocos que trabajan, incluso de los que no lo hacen. No se puede ser mas inoportuno, en la etapa de más recortes económicos de la historia de la democracia, nunca antes habían rebajado nóminas, ni se veía tanta escasez en la calle ni en las oficinas, donde se cuentan hasta las grapas y los folios. En una etapa de austeridad absoluta, el Senado gasta 12.000 euros por sesión, dos millones de pesetas, más de 50 millones al año en pinganillos y traductores. Por muchos que expliquen a los ciudadanos y justifiquen esta decisión con el argumento de la cultura de las lenguas históricas, aquellos que se agarran con fuerza a los últimos resortes antes de caer en la exclusión social por culpa del paro, o aquellos treintañeros que han estudiado dos carreras, y no sé cuántos másteres y solo han tenido un trabajo de camarero en Navidad no van a entender una decisión que solo origina rechazo e indignación y construye en la sociedad una idea de cosa inútil e innecesaria. No es el momento de pinganillos ni de traductores. La cultura es algo muy importante, pero también lo es poder comer y la dignidad y el orgullo y que el ciudadano se sienta protegido por su Gobierno y por sus legisladores y no tener sensación de abandonado. Ni vivir una bipolaridad de mundos diferentes; uno visto desde la irrealidad de la cima y otro desde la mas cruda realidad del suelo.

      Ahora que entramos en la fiesta de las campañas electorales, la preocupación mayor para los políticos es el paro, el pueblo, la gente sencilla, una preocupación que le quita el sueño a políticos durante los días de

      Ver Post >
      Sobre el autor Diego Algaba Mansilla