Hoy

img
LA VENGANZA
img
Diego Algaba Mansilla | 13-04-2011 | 08:58| 0


Aquel día Llegué diez minutos antes. Cuando Pepe entró, Creo que se llama así y así le llamaré en este relato, yo ya estaba sentado en la banqueta de la esquina del bar con un café humeante y las todavía páginas virgenes del Hoy entre las manos. Cuando él entró, cinco minutos después, percibí,por el rabillo del ojo, su gesto de contrariedad por haberle quitado el sitio y el periódico. Comenze a leer, pausadamente, la primera página, el “Así nos va” de Juan López Lago. Sentí su crispación ante mi interés y carcajadas cuano leí que en Badajoz se cruza por cualquier lado dandonos un punto acrata y que parecemos recortadores de coches imprimiendo un acelerón final para subir a la acera con un movimiento de recogida de caderas y esperando desde algún balcón un aplauso o un trofeo por nuestra memorable faena. Todo esto venía a cuento por la nueva campaña del Ayuntamiento “respeta las normas te imitarán” Pepe, se empina para mirar por encima de mi hombro. Siento su respiración y un leve olor a ajo. Le oígo entre dientes leer los titulares: Arrestan en Córdoba al ladrón que asalto a Gabriel Ramirez antes de su muerte. Le miro serio. Vuelve a su posición, no sin antes, echar un vistazo al artículo nuevo que comienzo a leer y sobre la que Enrique Falcó ha hecho un post esta mañana “con 11 años tendrán que separarse de sus amigos por no poder elegir centro escolar” leo la noticia entera. Miro la esquelas, no conozco a nadie, me gustaría que vinieran con foto.

Leo despacio.Me recreo. Se que Pepe esta pendiente de mi, en voz alta, haciendo complice de mi lectura al camarero, grito: la limitación a 110 reducen las multas por exceso de velicidad a la mitad. Tráfico dice que se están respectado las normas pero que los conductores se relajarán más adelante, supongo que esa relajación es la que están esperando como agua de mayo. Se crea un debate, como siempre, en contra de los políticos. Vuelvo a echar más carne en el asador: Vara y Monago andan denunciandose en los juzgados: uno dice que rectique otro que se rectifica que pida perdón, que no lo pide, que si se ha caido como ser humano… Estamos en plena campaña electoral. Miro a Pepe de reojo,parece que se ha distraido un momento, deja de estar pendiente de mi periódico y mira relajado la televisión, así que para que no olvide que estoy allí, y tengo su periódico, hago notar mi presencia pasando las páginas sonoramente. Otra vez acude como toro al capote, siento su nerviosismo, así que hago un parón en la sección de opinión ante su mirada triste. Leo a Teresiano, antiguo director,El postigo, por dos veces, la buena y ácida prosa de Liñan que dice lo que yo también he pensado en alguna ocasión: porque se rie tanto Zapatero. Leo con atención las cartas al director del Perigallo, la de Virgilio Brazo y una mía como si fuera la primera vez que la veo cuando la escribí hace dos noche. Aunque no me guste los platos estético, muy grande, pero de un solo bocado, leo lo del cocinero que representará a la región en un concurso para el campeonato de España y a pesar de que ya lo sabía, ojeo la noticia sobre el nuevo libro de Javier Marías. Mientras noto como Pepe se va poniendo cada vez más nervioso; le sudan las manos,se esta poniendo colorado y sentado a mi lado en la banqueta mueve las dos piernas con un baile de san vito involuntario. Paso las páginas lentamente, Celdrán anuncia la media maratón para el próximo domingo con 800 corredores, el doble de cuando yo corrí. Leo el horosco mio y del mi mujer. Hago amago de sacar el bolígrafo delante del sudoku y leo la última página del hombre que encontró el carro donde transportaba sardinas de Castuera a Zalamea me recreo en la la columna de Manuel Alcantara, ( como podrá escribir una columna diaria) cierro el periódico y Pepe me dice: ¿Ha terminado? Si, pero este es mio y lo enrrollo como si fuese un mozo de la calle Estafeta y salgo por la puerta como un torero después de una buena faena, ya desde fuera oígo con voz enérgica ¡¡Jose Marí!!… -Y el periódico-. -El hoy de la casa-. -Esta en su sitio con los otros periódicos-. -Ponme un sol y sombra-. Salgo del bar con una satisfación que me recorre todo el cuerpo, una venganza después de aguantar a Pepe durante meses. Todo ha salido a la perfección. El hombre que a la hora del desayuno acapara el periódico todo los días sin ningun respecto por los demás clientes ha probado de su misma medicina.

Gastos de Pepe: dos cafés, un sol y sombra y una hora de espera.

Beneficio: ahorrarse el 1,20 que cuesta el periódico.

Ver Post >
CUERPO Y ALMA
img
Diego Algaba Mansilla | 08-04-2011 | 12:33| 0

Una mañana, en la cima del cerro gallego de Moaño, apareció una silla gigante. En Badajoz, cuando iba a trabajar, me encontré en el cerro del Viento una cruz enorme hecha con dos postes de la luz. Pensé que podía ser una escultura vanguardista de artistas extremeños, pero no. Señalaba el espacio reservado para desplegar la iglesia ahora comprimida en una cochera de la calle Alcántara. La nueva iglesia comparte linde con el centro de salud de Valdepasillas donde van a diario numerosos pensionistas. Todos sabemos de la buena relación entre jubilado y obra. Ahora, que hay pocas, están de enhorabuena con ésta. Los pensionistas se asoman por todos los rincones y ventanas del centro sanitario. Se escapan por las puertas de emergencias para mirar apoyados en la barandilla mientras esperan turno para la tensión y el azúcar. Cuando termine la obra, el cerro del Viento será un lugar mágico donde se podrá sanar, en un mismo espacio, cuerpo y alma. ¿Qué tendrán las obras que atraen tanto? Ken Folen, con una gran visión comercial, se forró escribiendo como se construía una catedral.

Ver Post >
Bicicletas de alquiler
img
Diego Algaba Mansilla | 31-03-2011 | 08:05| 0

En las tardes de sol, la avenida de Elvas, en Badajoz, se convierte en un paseo de sudor y de color. Caminantes mayores que llevan el paso marcado por su médico de cabecera, corredores y ciclistas, con vistosos maillots, se desplazan por las anchas aceras. En los laterales y en el centro de la avenida, árboles y otras plantas absorben el anhídrido carbónico de coches con matrículas españolas o portuguesas. Me siento extraño al ser una de las pocas personas que utiliza bicicleta de alquiler. No sé el porqué no se usan. No hay que buscar un sitio en casa para ellas, ni arreglar los pinchazos y solo cuestan un euro al mes. En Sevilla, jóvenes con mochilas, mujeres con faldas, hombres con trajes pedalean por la ciudad sin necesidad de tocar el timbre a peatones despistado que desconocen el uso del carril bici. De regreso, en las tardes de luna, se ven unos conmovedores atardeceres. Por las noches, en ‘feisbu’ (Facebook), Ángela Murillo, una periodista de HOY, cuelga fotografías con imágenes que alteran el ánimo y llegan a los sentimientos de los que se emocionan con lo sublime de lugares y momentos por donde hemos pasado, horas antes, decenas de deportistas populares.

Ver Post >
SABIDURIA POPULAR EN EL BAR GALEON
img
Diego Algaba Mansilla | 28-03-2011 | 08:07| 0

José María y Fefi, dueños del bar Galeón, sirven café con buen humor. Discuten sobre a quien le salen mejor las migas o quien hará los aperitivos de mediodía. En la televisión mañanera dan consejos sobre como perder peso, colesterol y azúcar, como bajar la tensión y la tripa. Una gimnasta, una nueva Eva Nasarre, enseña movimientos de baile; subir y bajar, agacharse y volverse agachar. Pedro, un cliente habitual, olvida que no se puede fumar. «Es que voy mucho a Portugal», dice. El bar Galeón tiene mesas, sillas, alma y el glamour de tasca antigua de barrio donde el tiempo pasa lento. Todo el ritmo de la vida pasa por el galeón tamizado con la lentitud, la calma chicha, de los que no tenemos prisa. El bar Galeón es universidad de sabiduría popular, donde se aprende cuando se debe pagar una ronda, a quien tienes que invitar y cuándo y por quién puedes dejarte convidar. Todo el ritmo lento de la vida pasa por esta barra, mientras la vida también pasa. Y donde la poesía y la prosa que impregna todos sus rincones y que aún no esta escrita, espera para salir desde la pluma de una de sus mesas con el sabor melancólico de lo antiguo y la crudeza de lo actual.

Ver Post >
cosas de bares
img
Diego Algaba Mansilla | 23-03-2011 | 08:05| 0

En el bullicioso bar Galeón la televisión enmudece a un grupo de trabajadores que se quejaban de su bajo salarios. También calla a ese grupo de desempleados, que en otro extremo de la barra hablaban de sus cosas cuando aparecen las imágenes de ciento de japoneses, que con máscaras, caminan por lo que queda de las calles niponas. Ya no se habla de los muertos, son más importante los vivos, ni del terremoto, ni del tsunami. Ahora todo el mundo esta pendientes de las centrales nucleares. La televisión anuncia que se esta intentando llegar a un acuerdo para paralizar la huelga de AENA provocando el abucheo de todos los clientes. Aunque parezca que algo esta cambiando en el mundo, la vida sigue igual. Unos vuelven a sus cañas, otros a sus vinos y los de los aviones a sus perras.

Ver Post >
FAROLAS ENCENDIDOS
img
Diego Algaba Mansilla | 18-03-2011 | 12:35| 0

El mismo día que entró en vigor la reducción de velocidad, a 110, para ahorrar energía, estaban encendidas, a las 12 de la mañana, todas las farolas de la calle Álvarez Lencero y alrededores, en Badajoz. ¿Sería por un acto de rebeldía frente a la medida impopular del Gobierno central? Si el PSOE dice esto, nosotros lo contrario. ¿Será que, aunque España no pueda con los gastos energéticos, Badajoz sí? ¿Quizás fuese para alumbrar al edificio de tráfico situada en esa calle y así darle el brillo que merece la sección de denuncias? O para que la Guardia Civil de tráfico, ubicada en la calle de al lado, ajustase los radares para que estén finos a la hora de cazar al conductor derrochador de energía. O para darle verosimilitud al viejo dicho: «Lo que ahorramos por un lado lo derrochamos por otro». No sé. Quizás no fuese meditado, tal vez respondiese al simple despiste de algún funcionario en carnaval, cuando todo vale.

Ver Post >
LENGUAJE POLÍTICO
img
Diego Algaba Mansilla | 14-03-2011 | 17:05| 0

Desde la ventana contemplo la belleza de los brotes verdes, que salen de los árboles con la inocencia de lo primerizo, empujados por el sol de marzo, y a los que no pueden afear ni las metáforas políticas al compararlos con el dudoso crecimiento económico. ‘Poner palos a las ruedas’, otra expresión del leguaje oral que se repite en tertulias radiofónicas referidas a ciertos hechos políticos, quitando importancia a lo importante. Como si la toma de decisiones que afectan a nuestras vidas fuese un juego. La ambición política, el juego sucio y las zancadillas se edulcoran con eufemismo. Se utiliza el lenguaje como atenuante para que los errores parezcan simples travesuras sin transcendencia. ¿Acaso pretenden que vivamos en el limbo de la inocencia?

Ver Post >
EN BICICLETA
img
Diego Algaba Mansilla | 11-03-2011 | 09:29| 0

Ahora que baja el límite de velocidad y parece que el Gobierno se preocupa por la contaminación, quizás sea el momento para que las ciudades faciliten la utilización de bicicletas. Sobre todo en lugares como Badajoz, que es una ciudad llana y hace buen tiempo casi todo el año. Al centro de Badajoz ya no se puede ir en coche, pues aparcar es imposible. Podrían limitar el tráfico a transportes públicos y vecinos. Podrían poner aparcamientos para bicicletas, como ya lo hicieron con las motos. Podrían colocar bases de bicicletas de alquiler en la puerta del Ayuntamiento, en la Plaza Alta y que se pueda circular en bici sin temor y sin tener que ir por aceras demasiado estrechas para compartir con peatones. Si bajando la velocidad a 110 se ahorra dejando el coche en casa se ahorrara más.
Ver Post >
EN EL ASCENSOR
img
Diego Algaba Mansilla | 06-03-2011 | 14:31| 0

Click here to find out more!

      Dice la abuela que vive en el ‘B’ que los carnavales confunden a la gente. Que eso que dicen que ha dicho el alcalde Miguel Celdrán es mentira; él no lo ha dicho. Que será la letra de alguna murga. Que eso de los palomos cojos y de las mujeres que se van antes a casa para preparar la cena, es mentira, que Celdrán es muy buena persona y esta quedando Badajoz muy limpia, que quitan hasta las caquitas de las palomas. Dice que es mentira lo del ‘cuartel robao’, que tengamos que ir por la autovía a 110 y que haya muerto Larrey, porque Larrey es inmortal; que todo son máscaras de carnaval.

      Ver Post >
      DE LOS LIBROS A LA ESCOBA
      img
      Diego Algaba Mansilla | 28-02-2011 | 08:53| 0


      Contaba días atrás el periódico,como un hecho excepcional, que la nueva empresa de limpieza tenía entre sus trabajadores a licenciados y diplomados. Esto me ha hecho recordar mi época de estudiante, yo, y otros estudiantes como yo, trabajabamos durante los veranos en el campo recolectando frutas. Nos desplazábamos en bicicleta a fincas donde compartiamos con los jornaleros; escaleras, cubos, tractor y amistad. En septiembre nos separabos.Mientras los jornaleros iban a la vendimia a Almendralejo o Francia.Nosotros, con manos encallecidas, cambiabamos el rudo tacto del campo por el suave cristal del bolígrafo. Pagabamos matrículas y libros.Comenzaba un nuevo curso. Cuando se terminaba la carrera se hacía la mili: más de un año defendiendo a la patria con un cetme y mucha disciplina en cuarteles alejados de casa. Una vez licenciados, por segunda vez,se iniciaba la busqueda del trabajo para el que nos habían preparado, ¿como? Se seguía estudiando en academias que se pagaban alternando las horas dedicadas al temario con trabajos ocasionales en empresas de mudanzas,bares,obras…Luego,los que vivieron ese largo camino de esfuerzo y sacrificio,cuando tuvieron el trabajo deseado, lo valoraron más que aquelos a los que le regalaron las cosas. Por eso, no esta mal que los inicios laborales de algunos licenciados sean en trabajos de limpieza.Ya encontrará cada uno su sitio y le darán el valor adecuado.

      Ver Post >