Hoy

img
Etiquetas de los Posts ‘

Alfredo Liñan

FERIA DEL LIBRO
Diego Algaba 28-05-2016 | 8:12 | 0

Sentimientos, aventuras, conocimiento, todo escondido entre páginas con olor a tinta fresca recién sacadas de sus cuevas. Libros que salen al encuentro de lectores adictos y lectores nuevos.

Todo empezó un viernes por la tarde con la música y la poesía de Josele. el anterior vocalista del Desván del Duende. Después tomó la palabra Paloma Morcillo dentro de un vestido rojo y una sonrisa nerviosa de anfitriona satisfecha. El Alcalde leyó un texto que llevaba escrito. Eugenio Fuentes habló. lució con la delgadez de los que montan con frecuencia en bicicleta y la sabiduría de los que han cabalgado en más de una ocasión encima del rocín flaco con adarga en mano. Conocí a Agustín Muñoz del que he leído sus tribunas en este periódico, bien escritas y entretenidas en el día que Martín Tamayo le dedicó una columna. Fernando Valbuena: amable, campechano, cariñoso,me dijo con ese acento de vasco pacense que venía del homenaje de Copito celebrado la semana anterior. En la Cope habla de gastronomía, de toros en Onda cero, en este periódico escribe una columna los viernes, otra los domingos, participa en tertulias televisadas, hace presentaciones… Cada media hora se presenta un libro. Escritores sin lectores que igual que los reconocidos también han estado expuestos al relente de la soledad creativa y a horas y días de trabajo aunque no metan cabeza en el laberinto del mercado editorial. Pecellín Lancharro presentó su libro y Francisco Pilo y Plácido Ramirez  que siempre está  presente en todo lo que huele a poesía. Vi a Alfredo Liñan sentado en una banqueta. Lo conocí por su mirada escéptica, irónica y mordaz, como diciendo; chaval si sigues mirando te doy el domingo con el mazo de mi tambor. En la feria están las cosas importantes de la vida: amor, crimen, muerte pasión, risas y llantos, todo con el deseo de expandirse por Badajoz para que luego, en la intimidad, sentado en el sillón de casa, nos hablen al oído o nos griten a la conciencia. Libros prohibidos, lecturas nocturna, poesía, mujeres, hombres y niños muchos niños que miran con asombro a los cuentacuentos y a títeres sin banderas ni símbolos que los niños solo son niños y su patria es la imaginación.

 

 

Ver Post >
ME COGE EL TORO
Diego Algaba Mansilla 20-02-2014 | 8:32 | 0

Me ha cogido el toro. Por primera vez en esta Plaza Alta me ha cogido el toro. publico mañana y no tengo nada, lo peor es que no se de que hablar. De política no escribo,están ahí los mejores, los maestros: Martin Tamayo, Liñan,Buiza, El Zurdo,Espada, Manuela Martín…, yo escribo de cotidianidades de bares,tiendas y gente. Salgo buscando inspiración pero encuentro la calle llena de ausencias, sin ideas.
Lo importante de un artículo, entre otras cosas, es no cometer errores, sobresalen más que los aciertos Si una coma mal puesta una x o una concordancia arruina una obra de arte imagínese lo mio, tan lejano a la obra de arte. No se cuantas veces me habrán dicho que la macetas que sacan a la lluvia en Corazón de Jesus son pilistras o aspidistras y no pilastras como escribí por error.
Hoy me ha cogido el toro. Voy al frigorífico, abro otra cerveza. Para escribir no hacen prueba para saber el veneno que llevas en la sangre, aunque la mancha del alcohol siempre queda en el papel.
Podría escribir de multas, de la rapidez de muñeca de algunos para rellenar el boletín. Pero ya se adelantó,en cartas al director, un apellido tan sonoro como Monago Terraza, de nombre Manuel, que se quejó de esta forma de recaudación. Además que voy a escribir sobre ellas si ni siquiera sé donde va el dinero de las multas.
Escribe el Director de este periódico que si quieres cosas amables compra una entrada para un parque de atracciones y no compres un periódico y yo, contrario al director, siempre escribo de lo amable, voy al revés y ahora, además, sin ideas.
Alonso de la Torre, que escribe de vinos con maestría, dice que no bebe vino, y yo, que no salgo de los bares, no soy capaz,hoy, de hacer un articulo de una tasca.
Me coge el toro, me coge el toro, lo pongo dos veces y llego antes a las cuatrocientas palabras en este día espeso. Serrat resolvió la falta de ideas con unas de sus mejores canciones “ No hago otra cosas que pensar en ti. Hoy las musas han pasao de mi estarán de vacaciones” Podría escribir de música pero a mi, la música que más me gusta es la que hace las zapatillas de una niña de dos años corriendo por el pasillo para abrazarme cada vez que me oye entrar por la puerta. Y eso no interesa a nadie.
Abro otra cerveza, llego al final agobiado por el tiempo,aunque lo importante no es el final sino el contenido. Acabo y no he metido aquí ni a Juan Domingo,ni a Serna ni a Miguel Murillo, ni a Antonio Tinico ni a Floren Recio ni a Valbuena  que lo mismo se arranca por Elvis, toros, fútbol, gastronomía, política …que aburrida una columna sin mujeres. Luz Rueda me va a sacar del apuro. Alonso de la Torre y Manuel Alcantara. escriben todos los días. Lo decía Umbral no se puede ser sublime sin interrupción,y yo, hoy, no lo he sido, lo peor es que el resto de los días tampoco. Ya tengo todas las palabras aunque falta algún nombre solo me queda darles un hervor. Pero no tengo tiempo, el periódico es así, no espera a nadie.

Ver Post >
COLUMNISTAS.BUENAS COMPAÑIAS
Diego Algaba Mansilla 17-09-2013 | 8:00 | 0

fotografia de intergaleria

fotografia de intergaleria

A los columnistas y blogueros de HOY les han entrevistado este verano. Han respondido a un cuestionario aderezado con los artículos de los que escribimos en esta sección. Casi todos hemos coincidido contando veranos de nuestro pasado, nadie ha hablado de los actuales. El recuerdo va tejiendo en la memoria una realidad idealizada debido a esa tendencia que tenemos a borrar lo desagradable,como si todos hubiéramos tenido una juventud ideal.
Recordamos lo que queremos, somos los dueños de una memoria selectiva que deformamos a nuestro antojo en las dosis necesarias para tapar la realidad. Enmascaramos las horas de angustia y espera. La tierna juventud es esperar sin paciencia; un hormigueo en la sangre contrario a la calma. Se aspiraba a llegar final de los estudios, a conseguir un trabajo,un amor verdadero,la licencia de la mili, un porvenir que no llegaba, hasta que unos años después se presentaba todo de golpe, desde ese instante, empezamos a añorar el pasado, un pasado maquillado a nuestro antojo con una patina de dulce nostalgia,¡Oh! ¡Que bonito era todo! ¡Que jupy!.

En muchas ocasiones,cuando pulsamos las teclas del ordenador,estas se convierten en el sustituto de la realidad, un viaje en el tiempo, un traslado a un mundo que ya no existe. Escribimos inventando vivencias que se parecen a la realidad pero que no son la realidad,ya nadie recuerda aquellos confusos años, un conflicto interno permanente guiada por la sin razón, por cambios en el cuerpo en una cabeza sin formar,aunque la cabeza nunca termina de formarse,y algunas veces adquiere formas extrañas, una lucha entre el deseo, la emancipación, y la renuncia a la protección paterna y la seguridad en el refugio del hogar. Todo un mundo de contradicciones. Este verano, en las entrevistas, a a mi he ha tocado acompañar con mis escrito a dos los psicólogos: el articulista Chavero y el bloguero Pajuelo.
Alvarez Buiza dice que es un chinche con malas pulgas, Angel Gomez Espada un murciano que se sorprende cuando le llaman poeta. Luz Rueda tiene una hermosa y manoseada biblioteca. Alonso de la Torre es adicto a mirar y contar. Moises Cayetano quiere sacar a la luz los tesoros de la raya, Eugenio Fuentes dedico la mitad de su tiempo a enseñar a leer y la otra mitad a aprender a escribir, Valvuena, dice que tener una columna en HOY es un privilegio que implica mucha responsabilidad, y además me piropea por mi forma de escribir. De todas las entrevistas me quedo con muchas respuestas e ideas incluso de los dos o tres que me caen mal como decía Tamayo, a mi solo me cae mal uno, pero en esta noche en la que empieza a llover, después de soportar un angustioso calor, recuerdo al Perigallo; “ trabajo en el campo, no he ganado mucho pero no he tenido nunca a nadie que me mande”.
Amigo Idelfonso, todavía te debo una visita a Oliva para que me enseñes tus “jigueras” y tus “gorriatos” tu libertad y tu limpieza de alma. y que me des a probar el vino del pueblo que tomado a tu lado seguro que es uno de los mejores pitarra de la carta de pitarras.

Ver Post >