Hoy

img
Etiquetas de los Posts ‘

Biblioteca

LA BIBLIOTECARIA O EL PASO DEL TIEMPO
Diego Algaba Mansilla 12-12-2014 | 8:57 | 0

fotografía de Lola K Cantos

Fotografía de Lola K Cantos

Me pongo a escribir. Son las 8 de la tarde. El tiempo pasa rápido. Fuera hace frío, es de noche, que pronto pasa el día, igual que las semanas los meses y los años. Recuerdo aquel día que nos juntamos los amigos de la juventud para comer. Creo que fue Vicente quien dijo “estamos todos, todavía no ha habido ninguna baja”. Aquel comentario me impresiono. Yo nunca había pensado antes en ello cuando desbordaba salud y juventud, pero ya he llegado, sin darme cuenta, a esas edad en la que leo con gafas, me cansa subir escaleras y miro sin pretensiones cuando veo a una muchacha guapa, excepto el otro día,cuando fui a la biblioteca. sentada detrás del mostrador de los préstamos había una joven morena de pelo rizado y mirada dulce, encima de los hombros llevaba una toquilla negra que le daba un aspecto hippi. Debido a mi inconsciencia del paso del tiempo puse una sonrisa de seductor, como en los viejos tiempos. Mi ignorancia me llevo a un coqueteo absurdo empleando, con la desconocida, un tuteo risueño mientras ella, con pulcra seriedad, profesional me hablaba de usted. Era tan guapa que ni siquiera me importó que me preguntara si Landero era extremeño. “De Alburquerque”, contesté,ni siquiera mi cultura literaria llamo su atención, no había nada que hacer. Todos los desconocidos me hablan de usted. No sé cuántas docenas de huevos he comprado en la Granja El Cruce para que Inma, la dependienta, me llame Diego, ni los meses empleados para que me tutee Beatriz, la joven que me vende el periódico. Hay cosas que ya no podré hacer nunca y otras que no volveré a hacer. Quizás ya sea mayor para muchas cosas, mayor para entender al nuevo partido político que dice lo que queremos oír pero sin saber como lo van hacer. Ya tengo la mollera dura para comprender que el Ministro de Justicia diga que los ciudadanos entenderán que el juez Ruz sea apartado de la Audiencia Nacional, Se eternizarán los procesos, o que salga de la cárcel Santi Potros. Soy demasiado mayor para entender donde esta la justicia cuando echan a una anciana de su casa y que anuncien la llegada de Woody Allen como un Mister Marshall, no para hacer lo que sabe, sino para que practique su afición. La noche esta más oscura. Hace más frío. No sé que hora es. Paso otra noche acariciando las teclas de mi ordenador. Para muchos, seguro, que esto  es una pérdida de tiempo mientras a mí me da la vida

Ver Post >
BIBLIOTECA Y FUNCIONARIOS
Diego Algaba Mansilla 30-04-2014 | 7:46 | 0

En este mes de abril el sol brilla y los árboles lucen en la temporada primavera verano. Los verdaderos brotes verdes se convierten en hojas tiernas que despliegan todo su aroma por avenidas y parques. Apetece estar en la calle, sin embargo, estoy aquí, en la biblioteca, donde se siente el hormigueo de la gente fuera disfrutando de la corta primavera pacense. En esta tarde soleada solo están,entre libros, los que no les queda más remedio y los que disfrutamos con ellos.
Miro a los estudiante que se dejan los ojos en los apuntes con cara de cansancio, con cara de querer estar en otro lugar. Nunca disfrute del Lazarillo, del Arcipreste de Hita, del Poema del Mio Cid hasta que no los leí sin la obligación de tener que hacer un comentario de texto,sin que pesara sobre mi la carga de una calificación negativa.
Otros usuarios de la biblioteca estudian oposiciones para funcionarios, la profesión más despreciada y castigada de esta legislatura. La moda es la de ser emprendedor, quien tiene el Boletín Oficial del Estado y la televisión crea tendencias. Los funcionarios son los mediocres y parásitos de estos tiempos, todos aquellos flojos que arriesgaron tiempo y dinero a la suerte de una oposición.Nunca pensamos que los funcionarios que trabajan en las distintas administraciones son los que mejor hicieron el examen entre miles; bomberos que tenían que correr, saltar y nadar más que sus rivales; policías municipales que tenían que subir la cuerda y resolver el test psicológico antes y mejor que los demás; maestros que escribían el tema que una bola numerada decidía para luego,unos días después, defenderlo verbalmente frente a un tribunal de cinco o seis personas que les miraban fijamente y tomaban nota. Funcionarios que aprobaron unas competidas oposiciones para ser dirigidos por los que tuvieron que pasar por el mal trago de mancharse las manos pegando carteles, o dando mítines en pueblos perdidos.
Esta bien que haya emprendedores y que los alienten desde el Gobierno pero para ensalzar a unos no es necesario desdeñar a otros. No creo en los partidos políticos que se dedican a desprestigiar al rival en lugar de ofrecernos sus virtudes. Demostrar que eres el que más vale se consigue con

éritos, no sacando a la luz las torpeza y limitaciones del rival.

Ver Post >