Hoy

img
Etiquetas de los Posts ‘

Lopez de Ayala

LA MARINA
Diego Algaba 08-08-2015 | 7:05 | 1

Tenía ganas de escribir sobre la Marina ya que ha sido uno de los lugares más emblemáticos de Badajoz, aunque su apogeo me cogió en plena adolescencia y para mi era un templo prohibido donde iban personas importante a las que no tenía acceso. Un día entré con otros de mi edad, se nos quedó grabada la imagen del camarero uniformado sirviendo con gestos elegantes que provocó en nosotros el silencio. Estábamos asistiendo, sin ser consciente de ello, a un momento iniciático de nuestras futura vida social. La Marina era una escuela de camareros donde estaban los mejores dirigidos por Francisco Hinchado. Aquello era como una gran familia: Sebas,Reyes, Andrés, Manolo, Ani la cocinera, Canini el limpiabotas y muchos más que pasaron por el magisterio de Don Francisco.

Yo pasaba a diario por la cafetería. Veía sentado a mi profesor de literatura, Enrique Segura con Ricardo Puente,minutos después de que el

foto de internet

foto de internet

anfiteatro del Instituto Zurbarán fuese invadido por la magia con la lectura y escenificación, por parte del profesor, con capítulos del Lazarillo o la Celestina. Ya por aquellos entonces, donde yo era futbolista del Flecha Negra, me atraía más ese otro mundo complejo y mágico de las letras que el de los Ronaldo y Mesi de la época.

En la Marina también se podía ver a un joven con aires bohemio que escribía en cuadernos de hojas blancas,vestía pantalones bombachos y fumaba en pipa, una imagen que llamaba mi atención y que era solo fachada como comprobé cuando cayó en mis manos una antología de jóvenes escritores pacenses en la que firmaba dos poemas ininteligibles.

No sé a quien escuche que Don Hipolito, director del psiquiátrico de Mérida, una noche de agosto en la que estaba sentado en los veladores de la Marina con todas las mesas llenas, ya que Badajoz veraneaba en el rio Guadiana y todavía no había descubierto la Antilla, vio como un paciente escaló hasta lo más alto de la estatua de Moreno Nieto, la que esta frente al López de Ayala, y con grandes voces y desproporcionados gestos agradecía, al prestigioso psiquiatra, su curación.

Así transcurría la vida de aquella cafetería pacense entre anécdotas y cotidianidades dirigida por Francisco Hinchado uno de los mejores profesionales que ha dado la hostelería badajocense y donde se hacían tratos de ganado, reuniones políticas y se escribían los páginas

Marina Actual

Marina Actual

más importantes de la historia de la ciudad.

Ver Post >
¿POR QUÉ NO ESCRIBES DE…?
Diego Algaba Mansilla 22-01-2015 | 10:19 | 2

Algunas veces me paran por la calle y me cuentan cosas para que las escriba en el periódico. Me siento halagado sabiendo que hay personas que me leen. Por eso, y aunque me resulte difícil narrar lo que no he visto, escribo algunas de esas cosas.

Conozco a Ángel Bote desde que empecé a trabajar en el antiguo insalud. Yo tenía 25 años y él algunos más, era visitador médico y ahora está jubilado.

Ángel no cuenta batallitas de sus comienzos en la profesión, cuando se quedaba en frías pensiones de pueblos para realizar su trabajo por pequeños y lejanos consultorios, donde el médico permanecía 24 horas al día todos los días de año. El visitador informaba, además de las novedades en medicamentos, de como iba el mundo.

Ángel hablá de la Terraza del López, del San Francisco de los bailes amenizados por los Play Boys donde conoció a su mujer Josefina.

Me dice: puedes escribir en el periódico que en la terraza del López, además de bailes, había partidos de baloncesto, boxeo y hasta pases de modelo. Su padre, Pedro Bote, era jefe de operadores. Me dice que ponga que los ayudantes de maquinista eran Felix Leon y José Benítez. Aunque le advierto que es difícil que un artículo quede entretenido con tanto nombres, insiste en que el encargado de cartelera y propaganda era Miguel Tejero, y que a la feria de San Juan venía, Lina Morgan, Andrés Pajares, Tony Leblanc. Me ha contado alguna anécdota de Juanito Navarro cuando celebraba su santo en la Marina.

Este visitador médico jubilado,que vivía en el López cuando era jóven, no habla de las innumerables anécdota vividas por pueblos pequeños de Cáceres y Badajoz. Ángel se emociona hablando de Audry Hepburn de “Vacaciones en Roma” o de “Desayunos con diamantes”.

Me dice Federico que entre la doble fila y los coches que se saltan el semáforo en rojo de Juan Sebastián Elcano, el que esta frente al pasaje de Zafer, no puede salir de la cochera. El frutero hace de municipal indicándole cuando puede incorporarse a la autovía

Me pregunta Ana ¿Por qué no escribes en el periódico que en la esquina de Juan Pereda Pila y Fernando Calzadilla todas las mañanas hay una enorme cola para coger un periódico gratis? Le contesto que eso ya lo ha escrito Manolo López, que tiene más arte que yo y ha bautizado a este rincón como la esquina educativa.

 

 

 

Ver Post >
SEPTIEMBRE
Diego Algaba Mansilla 10-09-2014 | 8:45 | 0

Llega septiembre con olor a nuevo, a principio de algo, al inicio de actividades placenteras para el cuerpo y el alma. Llega septiembre para demostrarnos que no somos dueños de nuestras decisiones, que casi todos hacemos lo mismo manejados por el clima y la publicidad. Llega septiembre con una brisa fresca que renueva el ambiente dejando atrás las interminables tardes de verano y las noches de aparcar bebidos en cualquier sitio cuando hay acto oficial.
Llega septiembre. Se van los becarios y todo los pesos pesados del columnismo vuelven con la tecla engrasada para hacernos reflexionar sobre la realidad, sobre el presente y el futuro, sobre lo que tenemos y tendremos, sobre esa política que no es parte de nuestra vida, es nuestra vida. Llega septiembre con los aparcamientos de Decathlon y Sprinter a reventar. La gente llega en coche y sale corriendo. La carretera de las Vaguadas, la Avenida de Elvas y la de la Granadilla se transforma en un paseo multicolor de hombres y mujeres en zapatillas de deporte bañados con el sudor del placer. Empieza septiembre con colas en los gimnasios, en los centro de formación: la UNED, la escuela de idiomas, artes y oficio, academias de baile. En septiembre vuelven los estudiantes a llenar los autobuses que van al campus o se les ve pedaleando en chirriantes bicicletas de alquiler, ya nadie quiere ser carpintero, ni fontanero, ni agricultor, que haremos cuando ya no sepamos cultivar la tierra. Septiembre esta aquí con su aspecto formal de principio de curso y su olor a lápiz y goma de borrar. Llega septiembre, se acaba el libre albedrío en la mesa y en la cama para empezar a cuidar cuerpo y espíritu. Ya ha llegado otro septiembre austero y firme sabiendo que de todos los que empiezan a correr a bailar a estudiar solo algunos llegaran a octubre y muy pocos a noviembre. Llega septiembre, terminaron las bulliciosas mañanas en Castelar moldeando plastilina por tiernas manos infantiles,quedan atrás los juegos de agua en la piscina de la Granadilla. Se acabo la manga corta, la exhibición de tatuajes, los ombligos al aire,los veladores en la acera, la terraza del López, el cine de verano. Empieza septiembre con otro “perdón no volverá a ocurrir” que lo mismo vale para justificar: la caza de elefantes, llevar herencia a Suiza que aparcar en sitios reservado para minusválidos con copas de más.Que filón para letristas de carnaval que bochorno para la ciudad.

Ver Post >