Hoy

img
Etiquetas de los Posts ‘

María Auxiliadora

¿ES USTED EL DEL PERIÓDICO?
Diego Algaba Mansilla 19-03-2014 | 8:41 | 0

Sonó el teléfono con un número que no tenía registrado, era un señor que después de presentarse como lector del periódico me dijo: “ya que escribe de sus paseos por Badajoz le invito a que de una vuelta por la Avenida Pereda Pila, frente a los Maristas, para que escriba sobre las baldosas,la mayoría están sueltas, cuando pisas parece que vas andando por encima de un piano. Otro señor me paro por Damián Tellez de la Fuente para decirme que escribiera sobre la poca visibilidad que tenía la Avenida por la frondosidad de los árboles.En Condes de Barcelona una señora me pregunto: ¿usted es el del periódico? Antes de contestar que no, que solo era un simple colaborador, me dijo: “porque no escribe en el HOY que los dos parques que han montado en el Paseo para los pequeños son insuficientes para tanto niño como hay en la zona”, mientras tanto yo pensaba en los barrios de Badajoz que no tienen ni un solo columpio. Un señor mayor, en la avenida María Auxiliadora, me pregunto si era el cronista del barrio y de Badajoz. Será que tengo barba igual que Alberto Gonzalez aunque no fumo en pipa. Otro me llamo la atención cuando atravesaba por el césped. “Usted que escribe en el periódico no debería pasar por ahí, debe dar ejemplo”

El periódico es como el conseguidor de causas perdidas. El último grito reivindicativo del que no ha conseguido nada en las instituciones donde corresponde. Es como el Diario Oficial de Extremadura del pueblo sin la prosa aburrida y rígida de lo oficial. Lo que dice el periódico tiene muchas posibilidades de solucionarse.

Me hablan de baldosas, de fuentes, de parques como si yo fuera el columnista de obras y jardines, como si fuera el Antonio Avila de este Plaza Alta. Aunque tengo que reconocer que me gusta que me llamen y me cuente cosas también me gustaría que me llamaran para hablarme de tiendas, de gentes, de bares, de anécdotas, de cosas del Badajoz actual sobre todo del antiguo. No soy capaz de sacar punta a unas baldosas en movimiento sobre todo ahora que muchas esconden algo tan poco poética como el dinero. Nunca, antes, había tocado el tema de los parques y obras,lo hacen otros mucho mejor que yo, pero ahí queda dicho por si tiene la misma repercusión que aquella carta al director que escribió una ortopédica y al día siguiente fue a visitarla el Consejero. Esta plaza Alta la escribo desde agradecimiento a todos aquellos que me han llamado o parado por la calle con ese“usted es el del periódico”.

Por cierto,di el paseo por Pereda Pila, y cuando bailaba encima de las baldosas vi el rincón donde estaba la discoteca Fashion y el pub Welinton. Por mucho que investigue, escriba, estudie y lea uno no puede olvidar nunca su puntito macarra.

Ver Post >
LA MANIFESTACIÓN
Diego Algaba Mansilla 17-11-2012 | 8:45 | 2

Voy solo por la calle. Camino hacia la plaza de España. Es 14 de noviembre, a la 18 comienza la manifestación. Paso por María Auxiliadora, por la Avenida de Villanueva, junto al Corte Inglés, entro en la Avenida de Huelva, huele a castañas asadas.

Veo a muchas personas que siguen su rutina, que van y vienen indiferente a la manifestación.

Paso por San Francisco, desde el kiosco de la música suena una canción de Serratentre esos tipos y yo hay algo personal” algunos llevan mi mismo camino, otra viven indiferente a esta manifestación pacífica que se concentra unos metros más arriba, quizás, muchas de ellos, serán los que estan sufriendo las consecuencias de las medidas del gobierno destinadas a los más débiles.

Muchos de los que pasan a mi lado piensan que esto no va con ellos, que las cosas llevan su propio camino, que son otros quien las tienen que resolver. Quizás la huelga no sea un buen sistema de protesta porque hay muchos que no pueden faltar al trabajo pero una manifestación no tiene coste.

Pienso en todas las medidas de Rajoy para sacar adelante al país, a los bancos y y a los suyos, no sabría elegir la más inhumana, quizás quitar parte del sueldo cuando enfermas o la rebaja de ayudas a los ancianos dependendientes, con esta crisis es mejor no enfermar ni envejecer.La gente se suicida porque no puede pagar sus casas al banco.

Muchas personas siguen paseando por Badajoz indiferente ante las protestas. Quizás sea verdad aquello de que tenemos lo que nos merecemos. quizás muchos de los que pasan indiferentes a esta manifestación son aquellos que gana 1.000 euros al mes y les has quitado parte de su sueldo y la paga extraordinaria y siguen pagando una hipoteca, que sube cada año, igual que la luz, el agua, el gas y el pan.Personas mileuristas que destina parte de su sueldo en pagar,durante 30 años, la casa donde viven y tienen el sueldo ajustado como el guante de rita hauworth. O desempleados.

Se multiplican las personas a las que le quitan la casa y su deuda permanece para sacar adelante lo único que importa a este país dirigido desde fuera.

Los únicos no afectados por la crisis sabemos todos quienes son, esos que dicen que es el mayor problema del país y que no se bajan sueldos ni se quitan días de vacaciones y viven en un mundo diferente de las personas que un domingo se molestaron en ir a votarlos.

Ver Post >
EL KIOSCO DE ROBERTO
Diego Algaba Mansilla 11-10-2012 | 7:37 | 0

 

Todas las mañanas,cuando voy a comprar el pan, también compro el periódico. Me gusta la prensa recién hecha con el olor a tinta fresca y la prosa crujiente salida de la maquinaria que nunca para, la actualidad. Suelo ir a comprar la prensa al kiosco que esta en la Av/ María Auxiliadora. Roberto que es el muchacho que despacha, pasa el día encerrado en un minúsculo espacio de chapa. Cada una de las paredes del kiosco está empapelada por dentro y por fuera con los chismes de famosos, horteras, friskis y demás gente sin corazón. El kiosquero asoma la cabeza al mundo desde una pequeña ventana, un postigo con los bordes cubiertos por chicles,caramelos y pipas
Roberto, en el kiosco que esta junto al colegio de los Salesianos, cuenta minuciosamente las monedas, allí todo es pequeño, las monedas también. Es difícil sacar un jornal vendiendo caramelos por unos pocos céntimos. Los kiosqueros de prensa pasan día y tarde entre un barullo de mujeres con poca ropa, futbolistas tatuados, toreros corneados y duquesas en permanente y agotadora luna de miel, famosos que viven de alquilar su sonrisa a unos baldosines,una cafetera, o unos cuernos .Algunas veces, los domingos, hay colas en el kiosco, personas que van y vienen como aves migratorias picoteando en el goloseo de las chucherías. Una señora baja en bata a primera hora para no quedarse sin la taza o la Virgen de Guadalupe que dan con el periódico, en la cola también está el que saca al perro hacer sus necesidades en el césped del parque y de paso se lleva tabaco y para leer en casa compra el periódico que el resto de los días lee en el bar. El que corre en chándal hace un alto, para su cronómetro, igual que hace en los semáforos, para que no se le escape ni un segundo de entrenamiento, compra los periódicos deportivos para conocer el estado de ánimo de Cristiano.y se va con la musica agotadora de la cámara de aire de sus zapatillas y la agónica respiración por la que parece que se le escapa la vida. Roberto, un muchacho en edad de salir de marcha no lo hace porque tiene que trabajar todos los fines de semana a primera hora, su trabajo requiere concentración para y que en la caja no falte ni uno de esos céntimos que en otros lugares se dejan de propina para que no haga agujeros en bolsos y monederos.

Ver Post >