Hoy

img
Etiquetas de los Posts ‘

Rita Barberá

MUNDOS DIFERENTES
Diego Algaba 28-09-2016 | 9:43 | 0

Una Plaza Alta atrás tuve la osadía de escribir de política. Escribí sobre el fallido debate de investidura de Rajoy y las futuras elecciones en Navidad. Después de darle vueltas al artículo para intentar decir, que era mejor la abstención del PSOE y que saliera elegido el partido más votado para que hubiese gobierno, el día que se publica el artículo, nos enteramos de lo de el ex ministro Soria. Entonces el texto deja de tener sentido, ya no quiero decir lo que dije.

Después del varapalo que le dieron a Rajoy en el intento de investidura con el tema de la corrupción decide nombrar a Soria para un puesto tan importante y tan bien remunerado. La única explicación posible es que han perdido el sentido de lo que esta bien o mal, viven un mundo diferente.

A estas alturas, cuando usted lea esto, ya nadie se acordará de Soria, habrán pasado muchas más cosas, probablemente, si vamos a unas terceras elecciones, los votantes del PP tampoco lo recordarán. El rencor no existe entre los electores que prefieren quedarse como están antes de aventurarse a lo nuevo.

Quien soy yo para meterme en estos berejenales. Muy pocas veces he tocado temas políticos. No me atraen, tienen poca poesía, poco ritmo, no enganchan. Política no rima con amor, con ternura ni con nenúfares blancos. Que hago yo escribiendo de política cuando tengo pendiente hacerlo sobre la panadería del pasaje de los Zafer: Tina y Alfonsí, dos socias que se levantan a las cinco de la mañana desde hace más de 20 años para hacer pan, dulces, tartas… y venderlos en la tienda hasta las 8 de la noche, o esa pareja, a la que veo desde hace años pasar por Condes de Barcelona. Él empuja la silla de rueda con el mismo mimo que años atrás la ayudaba a caminar agarrados del brazo, cuando ella todavía podía caminar. También esto es política. Para esto debería servir la política, para ayudar y no para buscar, además de la vanidad, intereses personales y de partido sin pensar en las personas.

P.D. Hoy se habla de Rita Barberá pegada al sillón. Cuando esto se publique será otro el escándalo mientras Tina y Alfonsi siguen, levantándose a las 5 y él continuo empujando con mimo la silla de ruedas de su mujer. Vivimos mundo diferentes.

 

 

Diego Algaba Mansilla

 

 

Ver Post >
HISTORIAS DE SUPERMERCADO
Diego Algaba 10-05-2016 | 10:22 | 0

Estaba comprando en el Super Sol que ya no se llama así. Cansado de cambios de propietario lo llamo por el nombre con el que lo conocí por primera vez. Recorría los pasillos pensando en un tema para escribir. Me rondaba por la cabeza lo de unas nuevas elecciones. Los líderes nacionales no han llegado a ningún consenso con lo fácil que ha sido para todos los partidos de Badajoz acordar subir el sueldo de sus Concejales. Le daba vueltas a la actualidad cuando de repente las vi en la sección de frutería: guapas, altas, delgadas, las dos tenían el pelo negro y sedoso; cada vez que giraban la cabeza se movían como a cámara lenta como si aquello fuera un anuncio de champú. Dos jóvenes elegantes. Dos diosas que parecían haberse escapado de la pasarela para mezclarse con la cotidianidad del supermercado; dos Venus de la belleza que desprendían sensualidad y deseo con cada paso, con cada movimiento; Dos ángeles caídos del cielo que se movían dentro de los tacones con una naturalidad que parecían una prolongación del pie, como si hubiesen nacido dentro de ellos. Las dos estaban delante de mi en la cola de la caja colocando en la cinta,con la suavidad de sus largos y delgados dedos, yogures light, leche desnatada, cocacola zero… todo era perfecto hasta que una de ellas dijo “Joder tía, hace un calor que te cagas” la otra contestó “es chica”. En un momento se rompió toda la magia. La realidad se impuso a la fantasía. Las diosas se transformaron en terrenales y pensé que la falsedad de la belleza se asemeja a las mentiras de las promesas. Las apariencias engañan, ¿a qué suena bien manos limpias? Las cosas no son lo que parecen, bueno, excepto Rita Barbera que es lo que parece. Obnubilado por los cinco minutos de magia de las modelos perdí el hilo de mis pensamiento. Mis dedos comenzaron a deslizarse sobre el teclado con la dudas de siempre para contar solo cosas que veo y que siento.

 

Ver Post >
CUENTO INFANTIL
Diego Algaba 08-03-2016 | 9:16 | 0

Cuando era niño me preguntaba como sería el mañana, como sería ese Badajoz de tierra y barro donde jugaba a ser mayor. Me hubiese gustado mirar por un agujerito y ver el futuro.

Cuando era joven deseaba llegar a esa madurez sobrevalorada por los adultos. La madurez consistia en integrarse en un sistema de rígidas normas sin espacio para la fantasía.

El primer paso de madurez era tener hipoteca: un atentado a la libertad que esclaviza durante treinta años a las personas que pagan casi la mitad del sueldo al banco para poder tener una casa donde vivir.

El modelo de adultos respetados eran aquellos de trajes caros, con el tiempo supimos que eran regalados, y que dedicaban el dinero público a enriquecerse.

La madurez consiste en trabajar durante todo el día, ganar más, tener más, aunque esto impida tener tiempo para jugar con tus hijos.

Para muchos adultos la madurez consiste en repetir con solemnidad las palabras de Ronaldo como propias, y que nos parezca natural los sueldos de los futbolistas mientras hay personas que pasan hambre. La madurez consiste en llamar genio a Messi que sale entre entre aplausos  del juzgado mientras tienen dificultades económicas para desarrollar su trabajo científicos anónimos que luchan para descubrir los secretos del cáncer.

Los adultos observamos sin inmutarnos a políticos que se insultan. Hasta el comedido Vara dijo: “Se piensan que somos gilipollas” y es que si Vara quiere ser un Presidente moderno y respetado tendría que familiarizarse con el lenguaje soez y estudiar videos de Belen Esteban y Kiko Matamoros para que ese “gilipollas” suene con la rotundidad de un político actual.

Algunas veces pienso que todavía soy aquel niño que mira por un agujerito el porvenir y que en cualquier momento volveré a la realidad de mis pantalones cortos, mi balón de curtis y mis libros de Julio Verne, y que Rita Barbera, Putin, Donald Trump,Artur Mas, Otegui,Rato,Urdangarin,Pujol… solo sean personajes sacados de un cuento de ficción y Valencia vuelva a ser la tierra de las flores de la luz y del amor.

 

Ver Post >